Child Passenger Safety: Safety Seats and Boosters

¡NUEVA LEY PROTEGE A LOS NIÑOS DE CALIFORNIA! Efectiva el 1ro de Enero, 2012

Los niños menores de 8 años deben viajar en el asiento trasero, abrochados apropiadamente, en un asiento de seguridad o booster.

Los niños de 8 años o mayores pueden usar el cinturón de seguridad del vehículo si éste les queda bien, con el cinturón de cadera sobre los muslos,

Para mas informacion

cdph.ca.gov/vosp

www.seatcheck.org
www.carseat.org
www.chp.ca.gov
www.nhtsa.dot.g

tocando la parte superior de las piernas y el cinturón de hombro cruza el centro del pecho. Si los niños no son lo suficientemente altos para un acomodo apropiado del cinturón, ellos deben viajar en un booster o asiento de seguridad.

Cada pasajero dentro del auto debe estar abrochado apropiadamente. Por cada niño menor de 16 años que no esté asegurado apropiadamente , los padres (si están dentro del auto) o conductores pueden ser multados por más de $475 y se le añadirá un punto a su record de manejo.

La mayoría de los niños necesitan viajar en un asiento booster hasta la edad de 10 a 12 años. Si su niño no está usando un booster, haga la simple prueba que aparece abajo la próxima vez que viajen juntos en el auto. Usted podría darse cuenta que su niño no está todavía listo para usar un cinturón de seguridad sin un booster.

 

La Prueba de 5 Pasos

  1. ¿Se sienta el niño completamente contra el respaldo del asiento del carro?
  2. ¿Se doblan cómodamente las rodillas del niño a la orilla del asiento del carro?
  3. ¿Cruza el tirante de hombros entre el cuello y el brazo?
  4. ¿Está el cinturón de cadera colocado lo más bajo posible, tocando la parte superior de las piernas?
  5. ¿Puede mantenerse el niño sentado así durante todo el viaje?

Si usted respondió con un "no" a cualquiera de estas preguntas, su niño necesita un asiento "booster" que haga que los cinturones de cadera y hombro se ajusten bien para una mejor protección en caso de un choque. ¡Además, su niño estará más confortable! Para mejor protección, todos los niños deben viajar en el asiento trasero. Es dos veces más seguro que el asiento delantero.