Las personas casadas pueden tener más probabilidades de sobrevivir al cáncer, según un estudio
MARTES, 24 de septiembre (HealthDay News) -- Los pacientes de cáncer casados tienen menos probabilidades de fallecer de la enfermedad que los que no están casados, según sugiere un nuevo estudio.

El estudio, de más de 730,000 personas a las que se había diagnosticado uno de 10 tipos diferentes de cáncer entre 2004 y 2008, es uno de los más largos realizados con la intención de observar el vínculo entre el estado civil y la salud.

Los investigadores hallaron una relación fuerte entre casarse y superar el cáncer.

Las personas casadas del estudio tenían un 20 por ciento menos de probabilidades que las que eran solteras, viudas o divorciadas de morir de la enfermedad. También tenían más probabilidades de detectar el cáncer en una etapa más temprana y de conseguir el tratamiento adecuado para su enfermedad.

"A todos nos sorprendieron los resultados, las grandes diferencias que había", afirmó el autor del estudio, el Dr. Ayal Aizer, jefe residente del programa de oncología radiológica de la Universidad de Harvard, en Boston.

En algunos casos, el beneficio asociado con el matrimonio era mayor que el beneficio observado a partir del tratamiento médico.

"Para la mitad de los cánceres que observamos, el beneficio del matrimonio fue mayor que el beneficio conferido por la quimioterapia en cuanto a la mejora de la supervivencia", afirmó Aizer.

Los beneficios del matrimonio parecieron ser más pronunciados para los hombres que para las mujeres. Los hombres casados tenían un 23 por ciento menos probabilidades que los solteros de morir de cáncer, mientras que las mujeres casadas tenían aproximadamente un 16 por ciento más probabilidades que las solteras de vencer a la enfermedad.

¿El motivo? Probablemente porque eran espoleados por sus parejas. Los hombres, incluso los médicos, se muestran reacios a hacerse pruebas cuando los síntomas salen a la superficie.

"En mi propia relación personal, mi esposa ha sido el motor clave para que yo fuera al médico de forma regular", reconoció Aizer.

Pero el estudio, que fue publicado en línea el 23 de septiembre en la revista Journal of Clinical Oncology, no demuestra que los votos del matrimonio sean la única razón por la que algunas personas vencen al cáncer y otras no. El estudio solo descubrió una asociación entre el matrimonio y unos mejores resultados, no una relación de causalidad.

Y los investigadores no pudieron observar si la calidad del matrimonio de una persona fue un factor importante en la manera en que lucharon contra el cáncer.

Otros estudios que han tenido en cuenta la calidad conyugal han hallado que los matrimonios infelices también son malsanos, señaló Leslie Schover, psicóloga clínica del Centro Oncológico M.D. Anderson, en Houston.

"No es una cuestión tan clara como la hacen parecer", dijo Schover, que no participó en la investigación.

"Creo que es razonable decir que para muchas personas, estar casadas es algo que les ayuda a ocuparse de su salud", añadió.

Otros expertos se mostraron de acuerdo, y afirmaron que es más probable que el matrimonio sea una medida sustitutoria del tipo de respaldo crucial que las personas pueden recibir de las relaciones personales cercanas.

"El hecho de tener a alguien que le apoye puede cambiar mucho las cosas durante los periodos estresantes como la quimioterapia o la radioterapia", afirmó Janice Kiecolt-Glaser, profesora de psicología y psiquiatría en la Universidad Estatal de Ohio que estudia el impacto del matrimonio sobre la salud.

"El éxito de esos tratamientos depende en parte de que se lleven a término con éxito, y el respaldo hace que las personas sean más propensas a seguir los consejos del médico y a terminar el tratamiento como deberían", comentó Kiecolt-Glaser.

Más información

Para más información sobre el matrimonio y la salud, visite los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com
© Derechos de autor 2013, HealthDay




Dere© Derechos de autor 2013, HealthDay


Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.