La 'marihuana sintética' lleva a miles de jóvenes a emergencias, según un informe
MARTES, 4 de diciembre (HealthDay News) -- En las salas de emergencias de EE. UU. hubo más de 11,400 casos de problemas de salud relacionados con el consumo de marihuana sintética en 2010, revela un informe reciente del gobierno.

En la publicación del martes, el informe The DAWN Reportde la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA) de EE. UU. muestra los riesgos potenciales relacionados con el consumo en aumento de la marihuana sintética. El informe también lo pone en contexto, al observar, por ejemplo, que el consumo de marihuana real fue la causa de muchas más visitas a emergencias (más de 461,000) en el mismo periodo de tiempo.

"No se trata de una epidemia", reconoció el contraalmirante Peter Delany, director del Centro de Estadísticas y Calidad de la Salud Conductual de la SAMHSA. "Pero es un problema creciente. Y es necesario que pensemos en este asunto y en cómo vamos a ocuparnos de él".

Desde que apareció por primera vez en escena en Estados Unidos en 2008, la marihuana sintética se ha vendido habitualmente con la apariencia de ser un "incienso de hierbas" inocuo, según la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca.

Hasta hace poco, sin embargo, los clientes la pedían (llamándola "Spice" y "K2") como una alternativa legal a la marihuana real, basándose en su reputación de provocar un estado similar.

Pero aunque los ingredientes, que son variables, normalmente se rocían en forma de líquido sobre materiales vegetales, la llamada "falsa" marihuana es exactamente esto: un brebaje químico sintetizado y no etiquetado, y no una planta natural.

Estos últimos años, la popularidad de la marihuana sintética ha crecido rápidamente, sobre todo en los adolescentes estadounidenses que al principio acudían a supermercados locales y a Internet para acceder de forma legal. Los autores del informe se refirieron a un estudio sobre el consumo de drogas de 2011 que halló que más del 11 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria admitieron haber probado la droga el año anterior.

A la vista de estos números, la preocupación por los riesgos en la salud llevó a que se establecieran restricciones en 38 estados, y en el verano de 2012 la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. impuso una prohibición a la venta mayorista de todos los cannabinoides sintéticos.

El informe actual de la SAMHSA tiene en cuenta los datos de la supervisión de la salud pública sobre los 2.3 millones de visitas a las salas de emergencias de EE. UU. por abuso o un uso inadecuado de drogas en 2010, en los que se incluye tanto a hombres como a mujeres de edades comprendidas entre los 12 y los 29 años (que formaban la mayor parte de los consumidores).

Los pacientes varones realizaron el 78 por ciento de las visitas a emergencias por marihuana sintética, señaló el equipo que realizó el informe, en comparación con el 66 por ciento de las visitas por marihuana real.

La mayoría (el 59 por ciento) de los que acudieron a emergencias por consumo de marihuana sintética no habían usado ninguna otra droga en ese momento, mientras que el 36 por ciento la habían tomado junto con alguna otra droga, como la marihuana real, alcohol o medicamentos recetados.

A la mayoría de los pacientes por uso de marihuana sintética se les dio de alta directamente desde la sala de emergencias, y menos de una cuarta parte necesitó de atención de seguimiento tras su visita inicial, indicó el informe.

Sin embargo, Delany indicó que la cantidad de problemas que puede llevar a un consumidor de marihuana sintética a la sala de emergencias no se deben tomar a la ligera.

"Pienso que los padres y las comunidades necesitan más información sobre esta droga", afirmó Delany. "Deberían ser conscientes de que no saben lo que están comprando". No se sabe la potencia del compuesto químico. Y también deberían saber que los jóvenes que la toman acaban en emergencias con hipertensión, náuseas, vómitos, ansiedad, agitación y en ocasiones con convulsiones. Así que no se puede decir que es una droga segura. Sobre todo si decide mezclarla con otros componentes químicos".

El Dr. Adam Bisaga, profesor de psiquiatría en la Universidad de Columbia y psiquiatra especializado en adicciones del Instituto Psiquiátrico Estatal de Nueva York, comparte esta opinión.

"Lo cierto es que considerados en el contexto de otras formas de abuso de drogas, los números que muestran aquí en relación a la marihuana sintética no son nada en comparación con los de, por ejemplo, los analgésicos", afirmó Bisaga.

"Pero en la medida en que se vende como parte de un 'paquete de especias', uno cree que está fumando hierbas. Pero no son hierbas. No están fumando ni té ni orégano. Se trata de sustancias químicas sintetizadas desde cero, para que actúen sobre los mismos receptores del cerebro como la marihuana real. Pero solo son puras sustancias químicas, sin control de calidad y con el potencial real de resultar tóxicas", explicó.

"Hubo un tiempo en que venderlas, e incluso consumirlas, se percibió como algo no nocivo", observó Bisaga. "Pero esperemos que ahora, con las prohibiciones adecuadas y con la publicación de este tipo de datos, veamos las cosas tal como son".

Más información

Para más información sobre la marihuana sintética, visite la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com
© Derechos de autor 2011, HealthDay




Dere© Derechos de autor 2012, HealthDay


Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.