Quetiapina
Nombre(s) comercial(es):
  • Seroquel®
  • Seroquel®XR
ADVERTENCIA:
Advertencia importante para los adultos mayores con demencia:

estudios han demostrado que los adultos mayores que padecen de demencia (un trastorno cerebral que afecta la capacidad de recordar, pensar claramente, comunicarse y realizar las actividades diarias y que puede ocasionar cambios en el ánimo y en la personalidad) que toman antipsicóticos (medicamentos para enfermedad mental) como la quetiapina han aumentado el riesgo de muerte durante el tratamiento.

La quetiapina no está aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) para el tratamiento de problemas conductuales en adultos mayores que padecen de demencia. Hable con el médico que le recetó este medicamento si usted, un miembro de la familia o alguien que usted cuida sufre demencia y está tomando quetiapina. Para obtener más información visite el sitio web de la FDA: Web Site.

Advertencia importante para las personas que tienen depresión:

una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (hasta 24 años de edad) que tomaron medicamentos contra la depresión durante los estudios clínicos se volvieron suicidas (pensaban en lastimarse o suicidarse o planeaban hacerlo o intentaban hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que no toman antidepresivos para tratar esas condiciones. Sin embargo, los expertos no están seguros sobre qué tan grande es este riesgo y cuánto se debe tener en cuenta al decidir si un hijo pequeño o adolescente debe tomar un antidepresivo. Los niños menores de 10 años de edad no deben tomar regularmente la quetiapina, pero en algunos casos, un médico puede decidir que la quetiapina es el mejor medicamento para tratar la condición de un niño.

Debe saber que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas al tomar quetiapina u otros antidepresivos incluso si es un adulto mayor de 24 años de edad. Usted puede tener pensamientos suicidas, especialmente al inicio de su tratamiento y en cualquier momento que se aumente o disminuya su dosis. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si experimenta alguno de los síntomas siguientes: depresión nueva o empeorada; pensar en lastimarse o suicidarse, o planificar o intentar hacerlo; preocupación extrema; agitación; ataques de pánico; dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido; comportamiento agresivo; irritabilidad; actuar sin pensar; inquietud severa y excitación anormal frenética. Asegúrese de que su familia o encargado del cuidado estén enterados de los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico cuando usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Su proveedor de atención médica deseará verlo con más frecuencia mientras toma la quetiapina, especialmente al inicio de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con todas sus citas de las visitas al consultorio con su médico.

El médico o farmaceuta le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con quetiapina. Lea la información cuidadosamente y pregunte a su médico o farmaceuta si tiene alguna duda. También puede obtener la Guía del medicamento del sitio web de la FDA: Web Site.

Independientemente de su edad, antes de tomar un antidepresivo, usted, sus padres o la persona encargada de su cuidado deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de tratar su condición con un antidepresivos o con otros tratamientos. Debe hablar sobre los riesgos y beneficios de no tratar su condición. Debe saber que sufrir depresión u otra enfermedad mental aumenta considerablemente el riesgo de que tengan pensamientos suicidas. Este riesgo es mayor si usted o alguien de su familia sufre o sufrió trastorno bipolar (ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado) o manía (frenético, ánimo anormalmente excitado) o si ha pensado o ha intentado suicidarse. Hable con su médico acerca de su condición, los síntomas y el historial médico personal y familiar. Usted y su médico decidirán qué tipo de tratamiento es adecuado para usted.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
Las tabletas de quetiapina y las tabletas de liberación prolongada (acción prolongada) se utilizan para tratar los síntomas de esquizofrenia (una enfermedad mental que ocasiona pensamiento alterado o inusual, pérdida de interés en la vida y emociones fuertes o inapropiadas). Las tabletas de quetiapina y las tabletas de liberación prolongada también se usan solas o con otros medicamentos para tratar los episodios de manía (ánimo frenético, anormalmente excitado o irritado) o depresión en los pacientes con trastorno bipolar (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que ocasiona episodios de depresión; episodios de manía y otros estados de ánimo anormales). Además, las tabletas de quetiapina y las tabletas de liberación prolongada se utilizan con otros medicamentos para prevenir episodios de manía o depresión en los pacientes con trastorno bipolar. Las tabletas de liberación prolongada de quetiapina también se utilizan junto con otros medicamentos para tratar la depresión. Las tabletas de quetiapina se pueden usar como parte de un programa de tratamiento para el trastorno bipolar y la esquizofrenia en niños y adolescentes. La quetiapina se encuentra en una clase de medicamentos llamados antipsicóticos atípicos. Funciona al cambiar la actividad de ciertas sustancias naturales en el cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación de la quetiapina es en tabletas y en tabletas de liberación prolongada para administrarse vía oral. Las tabletas usualmente se toman de una a tres veces al día, con o sin alimentos. Las tabletas de liberación prolongada usualmente se toman una vez al día en la tarde sin alimentos o con una comida liviana. Tome quetiapina aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmaceuta que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome quetiapina exactamente como se indica. No tome más ni menos del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que le receta su médico.

Trague las tabletas enteras de liberación prolongada de quetiapina; no las parta, mastique ni triture.

Probablemente, su médico le indicará que tome una dosis baja de quetiapina y que la aumente gradualmente durante la primera semana de su tratamiento. Pregunte a su médico o farmaceuta si tiene alguna pregunta sobre la cantidad de medicamento que debe tomar cada día al inicio de su tratamiento.

Si no toma quetiapina por una semana o más, debe llamar a su médico antes de empezar a tomar el medicamento nuevamente. Su médico probablemente le indicará que empiece a tomar una dosis baja del medicamento y que aumente gradualmente su dosis como lo hizo cuando empezó a tomar quetiapina la primera vez.

La quetiapina puede ayudar a controlar sus síntomas, pero no curará su condición. Continúe tomando la quetiapina incluso si se siente bien. No deje de tomar la quetiapina sin hablar con su médico. Si deja de tomar la quetiapina repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como náusea, vómitos y dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Probablemente, su médico deseará aumentar su dosis gradualmente.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento puede ser recetado para otros usos; pida a su médico o farmaceuta más información.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de tomar la quetiapina,

  • indique a su médico y farmaceuta si es alérgico a la quetiapina, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas o tabletas de liberación prolongada de quetiapina. Pregunte a su médico o farmaceuta o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de ingredientes.
  • Informe a su médico y farmaceuta qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: antidepresivos; ciertos antimicóticos como fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Nizoral) y voriconazol (Vfend); antihistamínicos; barbitúricos como el fenobarbital; carbamazepina (Tegretol); clorpromazina; divalproex (Depakote); ciertos medicamentos para el ritmo cardíaco irregular como la amiodarona (Cordarone), procainamida, quinidina y sotalol (Betapace, Betapace AF, Sorine); agonistas de la dopamina como la bromocriptina (Parlodel), cabergolina (Dostinex), levodopa (Dopar, Larodopa), pergolida (Permax) y ropinirol (Requip); eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Erythrocin); gatifloxacina (Zymar, Zymaxid); levodopa (en Parcopa, en Sinemet, en Stalevo); acetato levometadil (Orlaam) (no disponible en EE. UU.), medicamentos para la ansiedad, hipertensión arterial, colon irritable, enfermedades mentales, quinetosis, enfermedad de Parkinson, úlceras o problemas urinarios; medicamentos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) como indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), ritonavir (Norvir, en Kaletra) y saquinavir (Invirase); metadona (Dolophine, Methadose); moxifloxacina (Avelox, Moxeza, Vigamox); pentamidina (Nebupent, Pentam); fenitoína (Dilantin); rifampin (Rifadin, Rimactane); sedantes; esteroides orales como la dexametasona (Decadron, Dexone), metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Deltasone); pastillas para dormir; tioridazina (Mellaril); tranquilizantes y ziprasidona (Geodon). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisar cuidadosamente si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si usted o cualquiera de su familia sufre o sufrió diabetes o un intervalo prolongado de QT (un raro problema cardíaco que puede ocasionar un ritmo cardíaco irregular, desmayos o muerte repentina). Además, informe a su médico si alguna vez ha usado drogas callejeras o ha abusado de los medicamentos con receta médica, si tiene náusea o diarrea fuertes, hipokalemia o hipomagnesemia o si cree que puede estar deshidratado. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido un intervalo prolongado de QT, cualquier condición que le dificulte tragar o convulsiones, cataratas, recuento bajo de glóbulos blancos en la sangre, colesterol alto, niveles altos de prolactina, hipertensión o hipotensión, infarto, apoplejía, cáncer de seno o enfermedad de la tiroides, enfermedad cardíaca o hepática. Si alguna vez ha dejado de tomar un medicamento para enfermedad mental debido a efectos secundarios fuertes, asegúrese de informarlo a su médico.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo o si planea quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma la quetiapina, llame a su médico. La quetiapina puede ocasionar problemas en los recién nacidos después del parto si lo toma durante los últimos meses del embarazo. No debe amamantar mientras toma la quetiapina.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando quetiapina.
  • Debe saber que la quetiapina le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria y tome precauciones para evitar caídas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que el alcohol puede aumentar la somnolencia ocasionada por este medicamento. No ingiera alcohol mientras toma quetiapina.
  • Debe saber que puede experimentar hiperglicemia (aumento de azúcar en la sangre) mientras está tomando este medicamento, incluso si todavía no tiene diabetes. Si sufre de esquizofrenia, es más probable que presente diabetes que las personas que no la padecen y tomar quetiapina o medicamentos similares puede aumentar este riesgo. Informe a su médico inmediatamente si tiene alguno de los síntomas siguientes mientras toma la quetiapina: sed extrema, micción frecuente, hambre extrema, visión borrosa o debilidad. Es muy importante que llame a su médico tan pronto como tenga alguno de estos síntomas, debido a que el azúcar alta en la sangre puede ocasionar una condición grave conocida como ketoacidosis. La ketoacidosis puede convertirse en un peligro para la vida si no se trata en la etapa inicial. Los síntomas de ketoacidosis incluyen: boca seca, náusea y vómitos, dificultad para respirar, aliento con olor a fruta, y reducción de la conciencia.
  • Debe saber que la quetiapina puede dificultar la capacidad de su cuerpo para enfriarse cuando hay mucho calor. Mientras toma la quetiapina, debe evitar hacer ejercicio excesivo, permanecer en áreas bajo techo tanto como sea posible y vestirse con ropa liviana en clima caliente, permanecer en áreas con sombra y tomar suficientes líquidos.
  • Debe saber que la quetiapina puede ocasionar vértigo, mareo y desmayo cuando se levanta muy rápido al estar acostado. Esto es más común cuando empieza a tomar la quetiapina por primera vez o cuando aumenta su dosis. Para evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de levantarse.
  • Debe saber que la quetiapina puede ocasionar un aumento en la presión arterial en los niños y adolescentes que toman quetiapina. Cuando se usa quetiapina en niños o adolescentes, su médico revisará su presión arterial antes de iniciar el tratamiento y regularmente mientras toma este medicamento.
  • Debe saber que cuando se usa quetiapina para tratar la esquizofrenia o el trastorno bipolar en niños, esta se debe usar como parte de un programa de tratamiento total que puede incluir asesoría y educación especial. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su médico o terapeuta.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
Hable con su médico sobre comer toronja y tomar jugo de toronja mientras toma este medicamento.

Debe saber que puede aumentar de peso mientras toma este medicamento. Hable con su médico sobre maneras de controlar su aumento de peso, cómo comer una dieta saludable y balanceada y hacer ejercicio. Usted y su médico deben revisar su peso regularmente mientras está tomando la quetiapina.

Asegúrese de tomar suficiente agua todos los días mientras toma este medicamento.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la siguiente dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No tome una dosis doble para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
La quetiapina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas o los que se enumeran en la sección PRECAUCIONES ESPECIALES son fuertes o no desaparecen:
  • somnolencia
  • mareos
  • dolor en las articulaciones, espalda, cuello u orejas
  • debilidad
  • boca seca
  • vómitos
  • indigestión
  • estreñimiento
  • gases
  • dolor de estómago o inflamación
  • más apetito
  • aumento de peso excesivo
  • nariz congestionada
  • dolor de cabeza
  • dolor
  • irritabilidad
  • dificultad para pensar o concentrarse
  • dificultad para hablar o usar el lenguaje
  • pérdida de coordinación
  • sueño inusual
  • entumecimiento, ardor u hormigueo en los brazos o piernas
  • ausencia de períodos menstruales
  • agrandamiento de los senos en los hombres
  • secreción de los senos
  • disminución del deseo sexual o incapacidad sexual

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas o los que se enumeran en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE o PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:
  • desmayos
  • convulsiones
  • cambios en la visión
  • movimientos incontrolables de sus brazos, piernas, lengua, cara o labios
  • erección dolorosa del pene que dura por horas
  • fiebre
  • tensión de los músculos, dolor o debilidad
  • exceso de sudoración
  • ritmo cardíaco rápido o irregular
  • confusión
  • moretones o sangrado inusual
  • dolor de garganta, fiebre, escalofríos, micción difícil o dolorosa y otros signos de infección
  • urticaria
  • salpullido
  • ampollas
  • tensión de los músculos del cuello o de la garganta
  • la lengua se sale de la boca
  • dificultad para respirar o tragar

La quetiapina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

La quetiapina puede ocasionar cataratas. Necesitará realizarse exámenes de la vista para revisar si tiene cataratas al inicio de su tratamiento y cada seis meses durante el mismo. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar quetiapina.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en el envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite. Hable con su farmaceuta sobre la forma adecuada para desechar su medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:
  • somnolencia
  • mareos
  • desmayos
  • ritmo cardíaco rápido

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
Cumpla con todas las citas con su médico y con las del laboratorio. Su médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la quetiapina.

Antes de realizarse alguna prueba de laboratorio, informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando quetiapina.

No deje que nadie más tome su medicamento. Haga a su farmaceuta cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Abril 2014.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.