Quinina
Nombre(s) comercial(es):
  • Qualaquin®
ADVERTENCIA:
La quinina no debe usarse para tratar ni prevenir los calambres nocturnos en las piernas. No se ha demostrado que la quinina resulte eficaz para este fin, y puede provocar efectos secundarios graves o que ponen la vida en riesgo, incluidos problemas de sangrado graves, daño renal, latidos cardíacos irregulares y reacciones alérgicas graves.

Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del Medicamento) cuando comience el tratamiento con quinina y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente la información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. Para conseguir la Guía del Medicamento, también puede visitar el sitio de Internet de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site).

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
La quinina se usa sola o con otros medicamentos para tratar la malaria (una enfermedad grave o que pone la vida en riesgo que es transmitida por los mosquitos en determinadas partes del mundo). La quinina no debe usarse para prevenir la malaria. La quinina pertenece a una clase de medicamentos llamados antimaláricos. Actúa eliminando los organismos que causan la malaria.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación de la quinina son cápsulas para administrarse por vía oral. Suele tomarse con alimentos, tres veces al día (cada 8 horas), por 3 a 7 días. Tome la quinina aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones del medicamento recetado, y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome la quinina según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

Trague las cápsulas enteras; no las abra, ni mastique ni triture. La quinina tiene sabor amargo.

Debe empezar a sentirse mejor durante los primeros 1 ó 2 días de tratamiento. Llame a su médico si sus síntomas no mejoran o empiezan a empeorar. También debe llamar a su médico si la fiebre vuelve a presentarse poco después de terminar su tratamiento. Ese podría ser signo de un segundo episodio de malaria.

Tome la quinina hasta terminar la receta, aunque ya se sienta mejor. Si deja de tomar la quinina demasiado pronto o se salta algunas dosis, el tratamiento de la infección puede quedar incompleto y los organismos pueden volverse resistentes a los antimaláricos.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
La quinina también se usa a veces para tratar la babesiosis (una enfermedad grave o que pone la vida en riesgo transmitida de los animales al ser humano por las garrapatas). Consulte a su médico sobre los riesgos de usar este medicamento para tratar su afección.

Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de tomar quinina:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la quinina, quinidina, mefloquina (Lariam), a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes en las cápsulas de quinina. Pídales a su médico o a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: acetazolamida (Diamox); aminofilina; anticoagulantes ("diluyentes de la sangre") como warfarina (Coumadin) y heparina; antidepresivos ("elevadores del estado de ánimo"), como desipramina; determinados antimicóticos, como fluconazol (Diflucan), ketoconazol (Nizoral) e itraconazol (Sporanox); medicamentos reductores del colesterol, como atorvastatina (Lipitor), lovastatina (Mevacor), simvastatina (Zocor); cisaprida (Propulsid); dextrometorfano (un medicamento presente en muchos productos contra la tos); antibióticos derivados de las fluoroquinolonas, como ciprofloxacina (Cipro), gatifloxacina (Tequin) (no se vende en los EE. UU.), levofloxacina (Levaquin), lomefloxacina (Maxaquin), moxifloxacina (Avelox), norfloxacina (Noroxin), ofloxacina (Floxin) y esparfloxacina (Zagam) (no se vende en los EE. UU.); antibióticos macrólidos, como eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Erythrocin) y troleandomicina (no se vende en los EE. UU.); medicamentos para la diabetes, como repaglinida (Prandin); medicamentos para la presión arterial alta; medicamentos para los latidos cardíacos irregulares, como amiodarona (Cordarone, Pacerone), digoxina (Lanoxin), disopiramida (Norpace), dofetilida (Tikosyn), flecainida (Tambocor), procainamida (Procanbid, Pronestyl), quinidina y sotalol (Betapace); determinados medicamentos para tratar convulsiones, como carbamazepina (Tegretol), fenobarbital (Luminal, Solfoton) y fenitoína (Dilantin); medicamentos para úlceras, como cimetidina (Tagamet); mefloquina (Lariam); metoprolol (Lopressor, Toprol XL); paclitaxel (Abraxane, Taxol); pimozida (Orap); rifampina (Rifadin, Rimactane); determinados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), como fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox) y paroxetina (Paxil); bicarbonato de sodio; tetraciclina; y teofilina. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con la quinina, así que asegúrese de informar a su médico de todos los que esté tomando, incluso aquellos que no figuren en esta lista.
  • No tome antiácidos que contengan magnesio o aluminio (Alternagel, Amphogel, Alu-cap, Alu-tab, Basaljel, Gaviscon, Maalox, Leche de Magnesia o Mylanta) mientras esté tomando quinina. Pregúntele a su médico o a su farmacéutico cuánto tiempo debe aguardar después del tratamiento con quinina para poder volver a tomar esos antiácidos.
  • Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido un intervalo QT prolongado (un problema poco común del corazón que puede provocar desvanecimiento o latidos cardíacos irregulares), un electrocardiograma anormal (ECG; prueba que mide la actividad eléctrica del corazón), y si usted tiene o ha tenido deficiencia de G-6-PD (una enfermedad hereditaria de la sangre) o si usted tiene o ha tenido miastenia grave (MG; afección que causa debilidad de determinados músculos), o neuritis óptica (inflamación del nervio óptico que puede provocar cambios repentinos en la visión). Informe también a su médico si después de tomar quinina tuvo alguna vez una reacción grave, sobre todo problemas de sangrado o trastornos de la sangre. Probablemente su médico le diga que no tome quinina.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido latidos cardíacos lentos o irregulares; bajo nivel de potasio en la sangre; o enfermedad del corazón, del riñón o del hígado.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma quinina, llame a su médico.
  • Si se va a realizar una cirugía, incluso una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está tomando quinina.
  • Informe a su médico si usa productos derivados del tabaco. La eficacia de este medicamento puede disminuir si fuma cigarrillos.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya transcurrieron más de 4 horas desde el momento en que debió tomarse la dosis olvidada, sáltese dicha dosis y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
Este medicamento puede provocar bajas concentraciones de azúcar en la sangre. Debe saber cuáles son los síntomas de las bajas concentraciones de azúcar en la sangre y qué debe hacer cuando tiene esos síntomas.

La quinina puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:
  • náuseas
  • intranquilidad
  • dificultad para escuchar o zumbidos en los oídos
  • confusión
  • nerviosismo

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato:
  • sarpullido
  • urticaria
  • comezón
  • rubor
  • ronquera
  • dificultad para respirar o tragar
  • inflamación de la cara, la garganta, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • fiebre
  • ampollas
  • dolor de estómago
  • vómitos
  • diarrea
  • visión borrosa o cambios en la visión del color
  • incapacidad para ver u oír
  • desvanecimiento
  • formación de moretones con facilidad
  • manchas moradas, marrones o rojas en la piel
  • sangrado anormal
  • sangre en la orina
  • heces de color oscuro o con aspecto de alquitrán
  • sangrado nasal
  • sangrado de las encías
  • dolor de garganta
  • latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • dolor en el pecho
  • debilidad
  • sudoración
  • mareos

La quinina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase original, bien cerrado, y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). No refrigere ni congele este medicamento. Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar sus medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis son, entre otros:
  • visión borrosa o cambios en la visión del color
  • síntomas de bajas concentraciones de azúcar en la sangre
  • alteraciones de los latidos cardíacos
  • dolor de cabeza
  • náuseas
  • vómitos
  • dolor de estómago
  • diarrea
  • zumbidos en los oídos o dificultad para escuchar
  • convulsiones
  • respiración lenta o dificultad para respirar

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
No falte a ninguna cita con su médico.

Antes de hacerse cualquier prueba de laboratorio, informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando quinina.

No deje que ninguna otra persona tome sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 1 Febrero 2011.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.