Ruxolitinib
Nombre(s) comercial(es):
  • Jakafi
¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
El ruxolitinib se usa para tratar la mielofibrosis (una afección en la que la médula ósea es reemplazada por tejido cicatricial y que provoca una disminución en la producción de células sanguíneas). El ruxolitinib pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la cinasa. Actúa bloqueando una enzima que provoca que se forme tejido cicatricial en la médula ósea.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación del ruxolitinib es en una tableta para administrarse por vía oral. Por lo general, se toma con o sin alimentos, dos veces al día. Tome el ruxolitinib aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones del prospecto de su medicamento recetado, y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome el ruxolitinib según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

Es posible que su médico le recete al principio una dosis baja de ruxolitinib durante las primeras cuatro semanas de tratamiento y le aumente su dosis en forma gradual después de ese momento, no más de una vez cada 2 semanas.

Si no puede tragar, es posible que su médico le indique que tome el ruxolitinib por medio de una sonda nasogástrica (NG). En ese caso, su médico o farmacéutico le explicarán cómo preparar el ruxolitinib para administrar por medio de una sonda NG.

Su médico ordenará análisis de sangre antes y durante su tratamiento para evaluar cómo lo afecta este medicamento. Es posible que su médico aumente o disminuya su dosis de ruxolitinib durante su tratamiento o que le indique que deje de tomar ruxolitinib por un tiempo. Esto depende de la eficacia del medicamento en su caso y de los efectos secundarios que tenga. Informe a su médico cómo se siente durante su tratamiento. Continúe tomando el ruxolitinib aunque se sienta bien. No deje de tomar el ruxolitinib sin consultar a su médico. Si su tratamiento con ruxolitinib se interrumpe, es posible que su médico disminuya su dosis en forma gradual.

Pídales a su médico o a su farmacéutico una copia de la información del fabricante para el paciente.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de tomar el ruxolitinib:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al ruxolitinib, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes del ruxolitinib. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: medicamentos antimicóticos, incluidos itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Nizoral), posaconazol (Noxafil) y voriconazol (Vfend); boceprevir (Victrelis); claritromicina (Biaxin, en Prevpac); conivaptán (Vaprisol); inhibidores de la proteasa del VIH, incluidos indinavir (Crixivan), combinación de lopinavir/ritonavir (Kaletra), nelfinavir (Viracept), ritonavir (Norvir) y saquinavir (Invirase); mibefradil (Posicor); nefazodona (Serzone); rifampina (Rifadin, Rifamate, Rimactane, otros); telaprevir (Incivik); y telitromicina (Ketek). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o controlarlo cuidadosamente por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con el ruxolitinib, por lo que no debe olvidar informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso aquellos que no aparezcan en esta lista.
  • Informe a su médico si tiene anemia, una infección o si está en tratamiento de diálisis. También informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una enfermedad de los riñones o el hígado.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma ruxolitinib, llame a su médico. No debe dar el pecho mientras toma ruxolitinib.
  • Si se va a realizar una cirugía, incluso una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está tomando ruxolitinib.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
Hable con su médico acerca del consumo de toronjas y jugo de toronja mientras toma este medicamento.

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Si olvida una dosis, déjela pasar y continúe con su horario de administración de dosis habitual. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El ruxolitinib puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:
  • mareos
  • dolor de cabeza
  • cansancio
  • debilidad
  • falta de aire
  • aumento de peso
  • gases

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:
  • sangrado o moretones inusuales
  • fiebre, dolor de garganta, escalofríos, tos y otros signos de infección
  • ardor, hormigueo, comezón o sensibilidad en la piel en un lado del cuerpo o la cara con sarpullido doloroso o ampollas que aparecen varios días después.

El ruxolitinib puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase original, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar sus medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir:
  • sangrado o moretones inusuales
  • mareos
  • dolor de cabeza
  • cansancio
  • fiebre, dolor de garganta, escalofríos, tos y otros signos de infección

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará determinadas pruebas de laboratorio para ver cómo responde su cuerpo al ruxolitinib.

No deje que ninguna otra persona tome sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Febrero 2012.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.