Vacuna contra la influenza A (H1N1) 2009, viva atenuada (vacuna en atomizador nasal)
¿Qué es la influenza 2009 H1N1?
La influenza (gripe) 2009 H1N1 (en ocasiones llamada influenza o gripe porcina) es causada por una nueva cepa del virus de la influenza. Este virus se ha propagado a muchos países. Tal como ocurre con otros virus de la influenza, el virus 2009 H1N1 se transmite de persona a persona a través de la tos, los estornudos, y en ocasiones, al tocar objetos contaminados con el virus. Los signos de la influenza 2009 H1N1 pueden incluir: fatiga, fiebre, dolor de garganta, dolores musculares, escalofríos, tos, y estornudos. Algunas personas también pueden tener diarrea y vómito. La mayoría de las personas se mejoran en una semana. Pero algunas personas contraen neumonía u otras enfermedades graves. Ciertas personas tienen que ser hospitalizadas y algunas mueren.

¿En qué se diferencia la influenza 2009 H1N1 de la influenza común (estacional)?
Los virus de la influenza estacional cambian todos los años, pero están estrechamente relacionados entre sí. Las personas que han tenido infecciones por el virus de la influenza en el pasado suelen tener cierta inmunidad a los virus de la influenza estacional (sus cuerpos han adquirido cierta capacidad para combatir los virus). El virus de la influenza 2009 H1N1 es una nueva cepa del virus y es muy diferente a los virus de la influenza estacional. La mayoría de las personas tienen poca o ninguna inmunidad a la influenza 2009 H1N1 (sus cuerpos no están preparados para combatir el virus).

Vacuna contra la influenza 2009 H1N1
Hay vacunas disponibles para proteger contra la influenza 2009 H1N1. Estas vacunas se producen de la misma manera que las vacunas contra la influenza estacional. Se anticipa que serán tan seguras y eficaces como las vacunas contra la influenza estacional. No previenen enfermedades ''similares a la influenza'' causadas por otros virus. No previenen la influenza estacional. Usted también debe recibir la vacuna contra la influenza estacional si quiere protegerse de la influenza estacional.

La vacuna viva atenuada de administración nasal (o LAIV) se aplica en la nariz con un atomizador. Esta hoja describe la vacuna viva atenuada de administración nasal. También está disponible una vacuna inactivada, que se aplica mediante una inyección. Esa vacuna se describe en otra hoja informativa. La vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 no contiene tiomersal ni otros conservantes. Está autorizada su aplicación en personas de 2 a 49 años de edad. El virus que contiene la vacuna está atenuado (debilitado) por lo que no causa la enfermedad.

¿Quién debe recibir la vacuna contra la influenza 2009 H1N1 y cuándo?
QUIÉN

La vacuna viva atenuada contra la influenza está autorizada para aplicarse a personas de 2 a 49 años de edad que no estén embarazadas y que no tengan ciertas afecciones médicas (vea el punto número 5 a continuación). Los grupos a los que se recomienda administrar primero la vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 están compuestos de personas saludables que: tengan entre 2 y 24 años de edad, tengan entre 25 y 49 años de edad y que vivan con bebés menores de 6 meses de edad o que cuiden de ellos o sean personal de atención médica o de servicios médicos de emergencia. A medida que se disponga de más vacunas, se podrán vacunar otras personas saludables entre los 25 y 49 años de edad.

Nota: Aunque ciertos grupos no deben recibir la vacuna viva atenuada, por ejemplo, mujeres embarazadas, personas con problemas de salud de larga duración y niños de 6 meses a 2 años de edad, es importante que se vacunen. Estas personas deben recibir la vacuna contra la influenza.

El gobierno federal está ofreciendo esta vacuna para las personas que la quieran recibir en forma voluntaria. Sin embargo, las leyes estatales o los empleadores pueden requerir la vacunación de ciertas personas.

CUÁNDO

Vacúnese tan pronto como la vacuna esté disponible. Los niños hasta los 9 años de edad deben recibirdos dosisde la vacuna, con un intervalo de aproximadamente un mes. Los niños de más edad y los adultos solo necesitan una dosis.

Algunas personas no deben vacunarse o deben esperar
Usted no debe recibir la vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 si tiene una alergia grave (que puede ser mortal) a los huevos o a cualquier otra sustancia que contenga la vacuna. Dígale a la persona que le esté aplicando la vacuna si usted tiene alguna alergia grave.

La vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 no debe ser administrada a los siguientes grupos de personas:
  • Niños menores de 2 años y adultos de 50 años o más,
  • Mujeres embarazadas,
  • Toda persona con un sistema inmunitario debilitado,
  • Toda persona con un problema de salud de larga duración como: enfermedades cardíacas, enfermedades de los riñones o el hígado, enfermedades pulmonares, enfermedades metabólicas, como la diabetes, asma, anemia y otros trastornos sanguíneos.
  • Niños menores de 5 años con asma o que hayan tenido uno o más episodios de sibilancias durante el año anterior.
  • Toda persona con ciertos trastornos musculares o del sistema nervioso (como parálisis cerebral infantil) que puedan causar problemas para respirar o tragar.
  • Toda persona en contacto cercano con otra que tenga un sistema inmunitario gravemente debilitado (que requiera recibir cuidados en un ambiente protegido, como en una unidad de trasplante de médula ósea),
  • Niños o adolescentes en tratamiento prolongado con aspirina.

Si usted está grave o moderadamente enfermo, podrían recomendarle que espere hasta que se recupere antes de recibir la vacuna. Si tiene un resfriado leve u otra enfermedad leve, generalmente no hay necesidad de esperar.

Dígale a su médico si alguna vez ha tenido: una reacción alérgica potencialmente mortal después de recibir una dosis de la vacuna contra la influenza estacional, o el síndrome de Guillain-Barré (una enfermedad paralizante grave también llamada en inglés GBS). Estas podrían no ser razones para no recibir la vacuna, pero el personal médico puede ayudarle a decidir. La vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 se puede aplicar al mismo tiempo que la mayoría de las otras vacunas. Dígale a su médico si le aplicaron alguna otra vacuna durante el mes pasado o si piensa aplicarse alguna en el próximo mes. La vacuna viva atenuada contra la influenza H1N1 y la influenza estacional no se deben aplicar al mismo tiempo.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1?
Una vacuna, como todo medicamento, podría causar un problema serio, como una grave reacción alérgica. Pero el riesgo de que alguna vacuna cause un daño grave o la muerte, es extremadamente pequeño. Se anticipa que los riesgos de la vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1 sean similares a los de la vacuna viva atenuada contra la influenza estacional:

Problemas leves (algunos niños y adolescentes entre 2-17 años de edad han indicado presentar reacciones leves como):
  • Secreción nasal o moqueo, congestión nasal o tos
  • Dolor de cabeza y dolores musculares
  • Fiebre
  • Sibilancias
  • Dolor abdominal o en ocasiones vómito o diarrea

Problemas leves (algunos adultos entre 18-49 años de edad han indicado presentar:):
  • Secreción o congestión nasal
  • Tos, escalofríos, cansancio/debilidad
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza

Problemas graves:
  • Las reacciones alérgicas potencialmente mortales a la vacuna son muy inusuales. Si ocurren, generalmente se presentan entre unos cuantos minutos a unas cuantas horas después de la vacunación.
  • En 1976, una versión anterior de la vacuna contra la influenza porcina fue asociada a casos del síndrome de Guillain-Barré (GBS). La vacuna viva atenuada contra la influenza no ha sido asociada a este síndrome.

¿Qué hago si ocurre una reacción grave?
¿De qué debo estar pendiente?
  • De todo signo inusual, como fiebre alta o cambios en la conducta. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir dificultad para respirar, ronquera o sibilancias, urticaria, palidez, debilidad, latidos rápidos del corazón o mareo.

¿Qué debo hacer?
  • Llame a un médico o lleve a la persona al médico de inmediato.
  • Dígale al médico lo que ocurrió, la fecha y la hora en que pasó, y cuándo se administró la vacuna.
  • Pídale a su proveedor de atención médica que reporte la reacción llenando un formulario en el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System o VAERS). Usted también puede reportar esta situación visitando el sitio web de VAERS en Web Siteo llamando al1-800-822-7967. El VAERS no ofrece consejos médicos.

Compensación por lesiones causadas por las vacunas
Si usted o su niño tiene una reacción a la vacuna, la capacidad que usted tiene de demandar es limitada por ley.

Sin embargo, se ha creado un programa federal para ayudar a pagar por la atención médica y otros gastos específicos de ciertas personas que tengan una reacción grave a esta vacuna. Para obtener más información sobre este programa, llame al1-888-275-4772o visite el sitio web del programa en: Web Site.

¿Cómo puedo obtener más información?
  • Pregúntele a su proveedor de atención médica. El personal médico le puede dar la información que viene dentro de la caja de la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame a su departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): -Llame al1-800-232-4636(1-800-CDC-INFO) o visite el sitio web de los CDC en Web Siteo Web Siteo visite la siguiente página de Internet: Web Site

Declaración de información sobre la vacuna. Vacuna viva atenuada contra la influenza 2009 H1N1. 10/2/09.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 1 Octubre 2009.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.