Betaxolol
Nombre(s) comercial(es):
  • Kerlone®
¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
El betaxolol se usa solo o con otros medicamentos para controlar la presión arterial alta. El betaxolol pertenece a una clase de medicamentos llamados bloqueadores beta. Actúa relajando los vasos sanguíneos y haciendo más lenta la frecuencia cardíaca para mejorar el flujo sanguíneo y disminuir la presión arterial.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación del betaxolol es en tabletas para administrarse por vía oral. Por lo general, se toma una vez al día. Tome el betaxolol aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones de la etiqueta de la receta y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome el betaxolol según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

Es probable que, al principio, su médico le recete una dosis promedio de betaxolol y que la aumente después de 7 a 14 días si su presión arterial no está controlada.

El betaxolol controla la presión arterial alta, pero no la cura. Es posible que transcurran entre 1 y 2 semanas, o más, para que observe todos los beneficios del betaxolol. Siga tomando betaxolol aunque se sienta bien. No deje de tomar betaxolol sin consultar a su médico. Si deja de tomar betaxolol en forma repentina, es posible que aumente su presión arterial y que le aparezca un dolor en el pecho o que dicho dolor empeore. Es probable que su médico disminuya su dosis en forma gradual durante aproximadamente 2 semanas, y lo vigilará estrechamente durante este tiempo. Es posible que su médico también le diga que limite las actividades físicas mientras se le disminuye la dosis.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de tomar betaxolol,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al betaxolol, a cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes de las tabletas de betaxolol. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: amiodarona (Cordarone, Pacerone); bloqueadores beta en gotas oftálmicas, como betaxolol (Betoptic), carteolol (Ocupress), levobunolol (Betagan), metipranolol (Optipranolol) y timolol (Betimol, Timoptic, en Cosopt); bloqueadores de los canales de calcio, como diltiazem (Cardizem, Dilacor, Tiazac, otros), nifedipina (Adalat, Procardia) y verapamilo (Calan, Verelan, Tarka, otros); clonidina (Catapres); digoxina (Lanoxicaps, Lanoxin); disopiramida (Norpace); epinefrina (Epipen); y reserpina (Serpalan). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo estrechamente por si presentara efectos secundarios.
  • dígale a su médico si tiene insuficiencia cardíaca o algún otro problema del corazón. Es posible que su médico le diga que no tome betaxolol si tiene una insuficiencia cardíaca grave u otros problemas del corazón.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido angina (dolor en el pecho); asma u otra enfermedad de los pulmones; diabetes; psoriasis (una afección de la piel); feocromocitoma (tumor en una pequeña glándula cercana a los riñones); o enfermedad de los riñones, del hígado o de la tiroides. Dígale también a su médico si ha tenido una reacción alérgica grave a cualquier alimento, medicamento u otra sustancia.
  • dígale a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma betaxolol, llame a su médico.
  • dígale a cualquier médico, dentista u oftalmólogo que lo tratará que está tomando betaxolol. Esto es particularmente importante si se va a realizar una cirugía, incluida una cirugía dental.
  • tenga en cuenta que el betaxolol puede provocarle somnolencia. No conduzca vehículos ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, deje pasar la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El betaxolol puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:
  • cansancio extremo
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • sueños extraños
  • acidez estomacal
  • náuseas
  • diarrea
  • dolor articular
  • disminución de la capacidad sexual en los hombres
  • manos y pies fríos
  • entumecimiento, ardor u hormigueo en los brazos, las piernas, las manos o los pies
  • sarpullido

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:
  • dificultad para respirar, especialmente mientras realiza actividades o cuando está acostado
  • inflamación de los brazos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • aumento de peso inexplicable
  • latidos cardíacos rápidos, lentos, fuertes o irregulares
  • dolor en el pecho

El betaxolol puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este producto en su envase original, perfectamente cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar los medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis son, entre otros:
  • dificultad para respirar, especialmente mientras realiza actividades o cuando está acostado
  • inflamación de los brazos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • aumento de peso inexplicable
  • dolor en el pecho
  • latidos cardíacos rápidos, fuertes, lentos o irregulares

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
No falte a ninguna cita con su médico.

Antes de que le hagan pruebas para determinar si tiene glaucoma (aumento de la presión ocular que puede provocar la pérdida de la visión), dígales a su médico y al técnico que está tomando betaxolol.

No deje que ninguna otra persona tome sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 1 Agosto 2009.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.