Alemtuzumab inyectable
Nombre(s) comercial(es):
  • Campath®
ADVERTENCIA:
El alemtuzumab inyectable puede disminuir la cantidad de células sanguíneas que produce la médula ósea.Si presenta cualquiera de estos síntomas, llame a su médico de inmediato: hemorragias o moretones inusuales, aparición de manchitas de sangre rojas o moradas en el cuerpo, palidez, debilidad o cansancio excesivo. Deberá extremar sus precauciones para evitar heridas durante el tratamiento, ya que puede sangrar mucho por cualquier cortadura o raspón pequeño. Cepíllese los dientes con un cepillo suave, use una rasuradora eléctrica para afeitarse, y evite los deportes de contacto y otras actividades que puedan ocasionarle heridas.

El alemtuzumab inyectable puede disminuir la capacidad para combatir las infecciones y aumentar el riesgo de contagio de alguna infección grave e incluso mortal. Llame a su médico de inmediato si presenta cualquier signo de infección, como fiebre (temperatura de más de 38º C [100.4º F]), tos, dolor de garganta o alguna herida enrojecida, con pus o que se demora en cicatrizar.

Deberá tomar precauciones para disminuir el riesgo de infección durante el tratamiento con alemtuzumab inyectable. Su médico le recetará ciertos medicamentos para prevenir infecciones. Deberá tomar dichos medicamentos durante el tratamiento, y por un mínimo de 2 meses después del mismo. Tome esos medicamentos según lo indicado. Además, deberá lavarse las manos con frecuencia y evitar a las personas con infecciones contagiosas, como tos y catarro. Si necesita algún tipo de transfusión de sangre durante el tratamiento con alemtuzumab inyectable, deberán suministrarle únicamente componentes sanguíneos irradiados (productos de la sangre tratados para prevenir cierta reacción grave que puede presentarse en quienes tienen el sistema inmunitario debilitado).

Consulte a su médico antes de aplicarse cualquier vacuna durante el tratamiento con alemtuzumab inyectable o después de completar la terapia. Pregúntele también a su médico si usted y su familia deben aplicarse la vacuna contra la gripe.

Puede tener una reacción grave e incluso mortal mientras le aplican una dosis de alemtuzumab inyectable. Debe recibir cada dosis de medicamento en una clínica u hospital, y su médico le vigilará estrechamente mientras le aplican el medicamento. Su médico le recetará ciertos medicamentos para prevenir esas reacciones. Deberá tomar esos medicamentos por vía oral poco antes de que le apliquen cada dosis de alemtuzumab. Su médico le recetará al principio una dosis baja de alemtuzumab, y luego la aumentará en forma gradual para permitir que su cuerpo se acostumbre al medicamento. Si tiene cualquiera de los siguientes síntomas durante o después de la infusión intravenosa, avísele a su médico de inmediato: fiebre; escalofríos; náuseas; vómitos; urticaria; sarpullido; comezón; dificultad para respirar o tragar; respiración lenta; sensación de que la garganta se cierra; hinchazón de los ojos, la cara, la boca, la lengua o la garganta; ronquera; mareos; aturdimiento; sensación de desmayo; latidos del corazón rápidos o irregulares; o dolor en el pecho.

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará ciertas pruebas durante y después del tratamiento para verificar la respuesta de su organismo al alemtuzumab inyectable.

Hable con su médico sobre los riesgos de la terapia con alemtuzumab inyectable.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
El alemtuzumab inyectable se usa para tratar la leucemia linfocítica crónica B (un cáncer de lento desarrollo en el que se acumulan en el cuerpo demasiados glóbulos blancos de cierto tipo). El alemtuzumab pertenece a una clase de medicamentos llamados anticuerpos monoclonales. Actúa al activar el sistema inmunitario para que destruya las células cancerosas.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación del alemtuzumab inyectable es una solución (líquido) que un médico o una enfermera inyecta en una vena (infusión intravenosa) durante al menos dos horas, en un hospital o en un consultorio médico. Al principio, el alemtuzumab inyectable se administra generalmente en dosis cada vez mayores, durante 3 a 7 días, para permitir que el organismo se acostumbre al medicamento. Una vez que el organismo se habitúa a la dosis necesaria de alemtuzumab inyectable, el medicamento se aplica generalmente tres veces por semana, día por medio (por lo común, lunes, miércoles y viernes), hasta por 12 semanas.

Es probable que los medicamentos que tome antes de cada dosis de alemtuzumab inyectable le produzcan sueño. Sería conveniente que le pida a un pariente o amigo que le acompañe cada vez que le apliquen el medicamento, para que conduzca de regreso a casa.

Aunque la enfermedad puede mejorar en solo 4 a 6 semanas después de iniciar la terapia con alemtuzumab inyectable, es probable que el tratamiento dure 12 semanas. Su médico decidirá si debe continuar con el tratamiento, y es posible que le ajuste la dosis, dependiendo de qué tan bien le funcione el medicamento a usted y de los efectos secundarios que tenga.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de iniciar el tratamiento con alemtuzumab inyectable,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al alemtuzumab inyectable o a otros medicamentos.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o piensa tomar.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido algún problema médico.
  • dígale a su médico si está embarazada o piensa quedar embarazada. Ni usted ni su pareja deben embarazarse durante el tratamiento con alemtuzumab inyectable, ni tampoco durante los 6 meses posteriores al tratamiento. Hable con su médico sobre los métodos anticonceptivos que puede usar para evitar el embarazo durante ese tiempo. Si usted o su pareja queda embarazada mientras usted está tomando alemtuzumab inyectable, llame al médico.
  • dígale a su médico si está lactando. Es posible que el médico le diga que no amamante durante el tratamiento y por varios meses después del mismo.
  • si le van a hacer alguna cirugía, incluso una cirugía dental, dígales al médico o al dentista que está en tratamiento con alemtuzumab inyectable.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
Pregúntele a su médico qué debe comer durante el tratamiento. Es importante que siga una dieta balanceada que incluya proteínas, y que beba de 8 a 10 vasos de agua al día. Evite los siguientes alimentos, que pueden provocar infecciones: la cáscara o piel de frutas o verduras frescas; productos lácteos o jugos de frutas sin pasteurizar; ciertos quesos; carnes o aves que se hayan descongelado a temperatura ambiente sobre la mesada de la cocina; y carnes, aves, pescados o huevos que no estén totalmente cocidos.

Si se produce anemia (disminución de los glóbulos rojos) durante el tratamiento, es posible que el médico le recomiende el consumo de alimentos ricos en hierro, como carnes, verduras de hoja verde y cereales fortificados con hierro. La absorción del hierro es mayor si los consume junto con alimentos ricos en vitamina C o si toma suplementos de vitamina C. También es posible que su médico le recete un suplemento de hierro durante el tratamiento.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El alemtuzumab inyectable puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:
  • náuseas
  • vómitos
  • dolor de estómago
  • diarrea
  • pérdida de apetito
  • ulceraciones en la boca
  • dolor de cabeza
  • ansiedad
  • dificultad para dormirse o permanecer dormido
  • temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo
  • dolor muscular

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta cualquiera de los síntomas que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato.

El alemtuzumab inyectable puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual durante su terapia con este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis son, entre otros:
  • sensación de que la garganta se cierra
  • dificultad para respirar
  • tos
  • pocas ganas de orinar
  • hemorragias o moretones anormales
  • aparición de manchas rojizas o amoratadas en la piel
  • palidez
  • debilidad
  • cansancio excesivo
  • dolor de garganta, fiebre, escalofríos y otros signos de infección
  • náuseas
  • vómitos
  • urticaria
  • sarpullido
  • comezón
  • hinchazón de los ojos, la cara, la boca, la lengua o la garganta
  • latidos del corazón rápidos o irregulares
  • desmayo
  • dolor en el pecho

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 1 Diciembre 2008.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.