Certolizumab inyectable
Nombre(s) comercial(es):
  • Cimzia®
ADVERTENCIA:
El uso de certolizumab inyectable puede disminuir su capacidad para combatir infecciones y aumentar el riesgo de contraer una infección grave o que ponga la vida en riesgo, incluidas infecciones intensas micóticas, bacterianas o virales que pueden propagarse por el cuerpo. Estas infecciones pueden requerir hospitalización y pueden provocar la muerte. Informe a su médico si tiene a menudo algún tipo de infección, o si tiene o cree que podría tener alguna infección actualmente. Esto incluye infecciones menores (como heridas o úlceras abiertas), infecciones que aparecen y desaparecen (como las aftas bucales) e infecciones crónicas que no desaparecen. También informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido diabetes, hepatitis B (una infección viral que afecta el hígado), virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), o alguna afección que afecte su sistema inmunitario, y si vive o si ha vivido en áreas como en los valles de los ríos Ohio y Mississippi donde son más comunes las infecciones micóticas intensas. Consulte a su médico si desconoce si estas infecciones son comunes en su área. Informe a su médico si está tomando medicamentos que hacen más lenta la actividad del sistema inmunitario, como abatacept (Orencia), adalimumab (Humira), anakinra (Kineret), etanercept (Enbrel), golimumab (Simponi), infliximab (Remicade), metotrexato (Rheumatrex, Trexall), natalizumab (Tysabri), rituximab (Rituxan), esteroides incluidos dexametasona, metilprednisolona (Medrol), prednisolona (Prelone) y prednisona; y tocilizumab (Actemra).

Su médico lo controlará por si presenta signos de infección durante su tratamiento y después de este. Si tiene alguno de los siguientes síntomas antes de comenzar su tratamiento o si presenta alguno de los siguientes síntomas durante su tratamiento o poco después de este, llame a su médico de inmediato: dolor de garganta; tos; expectoración sanguinolenta al toser; fiebre; dolor de estómago; diarrea; síntomas parecidos a los de la gripe; heridas o úlceras abiertas; pérdida de peso; debilidad; sudoración; dificultad para respirar; ganas frecuentes de orinar, dificultad o dolor al orinar; u otros signos de infección.

Es posible que tenga tuberculosis (TB; una infección pulmonar grave) o hepatitis B (un virus que afecta el hígado), pero que no tenga síntomas de la enfermedad. En este caso, usar certolizumab inyectable puede aumentar el riesgo de que la infección se agrave y de que usted desarrolle síntomas. Su médico le hará una prueba cutánea para ver si tiene una infección por TB inactiva y es posible que ordene un análisis de sangre para ver si tiene una infección por hepatitis B inactiva. De ser necesario, su médico le dará medicamentos para tratar esa infección antes de iniciar la terapia con certolizumab. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido tuberculosis, si ha vivido en un país donde la TB es común o si visitó dicho país, o si ha estado en contacto con una persona que tiene TB. Si presenta alguno de los siguientes síntomas de TB o si presenta alguno de estos síntomas durante su tratamiento, llame a su médico de inmediato: tos, pérdida de peso, pérdida del tono muscular o fiebre. También llame a su médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas de hepatitis B, o si presenta alguno de estos síntomas durante su tratamiento o después de este: cansancio excesivo, coloración amarillenta en la piel o los ojos, pérdida del apetito, náuseas o vómitos, dolores musculares, orina de color oscuro, heces de color arcilla, fiebre, escalofríos, dolor de estómago o sarpullido .

Algunos niños y adolescentes que recibieron medicamentos similares al certolizumab inyectable presentaron otros tipos de cáncer graves o que ponen la vida en riesgo, incluido linfoma (cáncer que comienza en las células que combaten las infecciones). Normalmente, los niños y adolescentes no deberían recibir certolizumab inyectable, pero en algunos casos, es posible que un médico decida que certolizumab inyectable es el mejor medicamento para tratar la afección de un niño. Si le recetan certolizumab inyectable a su hijo, debe hablar con el médico de su hijo sobre los riesgos y beneficios de usar este medicamento. Si su hijo presenta alguno de estos síntomas durante su tratamiento, llame a su médico de inmediato: pérdida de peso sin razón aparente; inflamación de los ganglios del cuello, de las axilas o de la ingle; o formación de moretones o sangrado con facilidad.

Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) al iniciar el tratamiento con certolizumab inyectable y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente la información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. Para conseguir la Guía del Medicamento, también puede visitar el sitio de Internet de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site) o el sitio de Internet del fabricante.

Consulte a su médico sobre los riesgos de usar certolizumab inyectable.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
El certolizumab inyectable se usa para aliviar los síntomas de determinados trastornos autoinmunes (afecciones en las que el sistema inmunitario ataca las partes sanas del cuerpo y provoca dolor, inflamación y daño). Entre dichos trastornos se encuentran los siguientes:
  • enfermedad de Crohn (una afección en la que el cuerpo ataca el revestimiento interno del aparato digestivo, lo que provoca dolor, diarrea, pérdida de peso y fiebre) que no ha mejorado con el tratamiento con otros medicamentos,
  • artritis reumatoide (una afección en la que el cuerpo ataca sus propias articulaciones, lo que provoca dolor, inflamación y pérdida de la función).
El certolizumab inyectable pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés). Actúa inhibiendo la actividad del TNF, una sustancia natural del cuerpo que provoca inflamación.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación del certolizumab inyectable es un polvo que se mezcla con agua destilada y que un médico o un enfermero inyectan por vía subcutánea (debajo de la piel) en un consultorio médico, y una jeringa prellenada que usted mismo puede inyectarse en su hogar por vía subcutánea. Cuando el certolizumab inyectable se usa para tratar la enfermedad de Crohn, por lo general, se administra cada dos semanas durante las primeras tres dosis y luego cada cuatro semanas durante el resto del tratamiento. Cuando el certolizumab inyectable se usa para tratar la artritis reumatoide, por lo general, se administra una vez cada dos semanas y puede administrarse una vez cada 4 semanas cuando los síntomas están controlados. Si va a administrarse el certolizumab inyectable usted mismo, siga atentamente las instrucciones del medicamento recetado. No se inyecte ni más ni menos certolizumab que lo indicado por su médico.

Si se va a administrar certolizumab inyectable usted mismo en su hogar o si un amigo o pariente le inyectará el medicamento, pídale a su médico que les muestren a usted o a la persona que le inyectará el medicamento cómo aplicar la inyección. Usted y la persona que le inyectará el medicamento también deben leer las instrucciones escritas que vienen con el medicamento.

Antes de abrir el envase que contiene su medicamento, controle para asegurarse de que el envase no esté rasgado, que los sellos de seguridad en la parte superior e inferior del envase no falten ni estén rotos y que la fecha de vencimiento impresa en el envase no haya pasado. Después de abrir el envase, revise detenidamente el líquido en la jeringa. El líquido debe ser transparente o de color amarillo pálido, y no debe tener partículas grandes ni de color. Comuníquese con su farmacéutico si tiene algún problema con el envase o con la jeringa. No se inyecte el medicamento.

Puede administrarse el certolizumab inyectable en cualquier parte del abdomen o los muslos excepto en el ombligo y el área de 2 pulgadas alrededor del ombligo. Nunca se inyecte el medicamento en piel sensible, amoratada, enrojecida, endurecida, o que tiene cicatrices o estrías. No se inyecte el medicamento en el mismo lugar más de una vez. Elija un nuevo lugar, al menos, a 1 pulgada de distancia de los lugares que ya usó cada vez que se inyectó el medicamento. Si su médico le indicó que debe inyectarse dos jeringas de certolizumab para cada dosis, elija un lugar diferente para cada inyección.

No vuelva a usar las jeringas prellenadas de certolizumab ni vuelva a tapar las jeringas después de usarlas. Deseche las jeringas en un recipiente resistente a elementos punzantes y pídale a su farmacéutico que deseche el recipiente.

El certolizumab inyectable lo ayudará a controlar sus síntomas, pero no curará su afección. No deje de usar el certolizumab inyectable sin consultar a su médico.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de usar certolizumab inyectable:

  • informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al certolizumab inyectable; a algún otro medicamento; o a alguno de los ingredientes del certolizumab inyectable. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes o consulte la Guía del medicamento.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios.
  • informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una enfermedad que afecta su sistema nervioso, como la esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés; una enfermedad en la que los nervios no funcionan bien que provoca debilidad, entumecimiento, pérdida de la coordinación muscular, y problemas de la vista, del habla y de control de la vejiga), síndrome de Guillain-Barré (debilidad, hormigueo y posible parálisis debido a daño en los nervios repentino) o neuritis óptica (inflamación del nervio que envía mensajes desde el ojo al cerebro); entumecimiento, ardor u hormigueo en cualquier parte del cuerpo; convulsiones; insuficiencia cardíaca; cualquier tipo de cáncer; o problemas de sangrado o enfermedades que afectan la sangre.
  • informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras usa certolizumab inyectable, llame a su médico.
  • si tiene programada una cirugía, incluso una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está recibiendo certolizumab inyectable.
  • no se aplique ninguna vacuna sin consultar a su médico.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Si olvida una dosis, aplíquesela en cuanto se acuerde. Si ya casi es hora de su próxima dosis, deje pasar la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No se inyecte una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El certolizumab inyectable puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:
  • enrojecimiento, comezón, dolor o inflamación en el lugar de la inyección
  • dolor de cabeza
  • dolor de espalda

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato o solicite asistencia médica de emergencia:
  • inflamación de la cara, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • ronquera
  • falta de aire
  • dificultad para tragar o respirar
  • dolor en el pecho
  • aumento de peso repentino
  • urticaria
  • bochornos
  • mareos o desvanecimiento
  • sarpullido, especialmente en las mejillas o en los brazos, que empeora con el sol
  • sangrado o moretones inusuales
  • palidez
  • ampollas en la piel
  • cansancio extremo
  • entumecimiento u hormigueo
  • problemas de la visión
  • debilidad en los brazos o las piernas
  • dolor articular
  • pérdida del apetito
  • manchas rojas y escamosas y/o bultos llenos de pus en la piel

Es posible que los adultos que reciben certolizumab inyectable tengan mayor probabilidad de presentar cáncer de piel, linfoma y otros tipos de cáncer que las personas que no reciben certolizumab inyectable. Consulte a su médico sobre los riesgos de recibir este medicamento.

El certolizumab inyectable puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará determinadas pruebas de laboratorio para ver cómo responde su cuerpo al certolizumab inyectable.

Antes de que le hagan cualquier prueba de laboratorio, informe a su médico y al personal del laboratorio que recibe certolizumab inyectable.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Enero 2012.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.