Parche Transdérmico de Metilfenidato
Nombre(s) comercial(es):
  • Daytrana
Otros nombre(s):
  • Methylphenidylacetate hydrochloride (Clorhidrato de metilfenidilacetato)
ADVERTENCIA:
La siguiente importante información de seguridad, sobre ésta medicina, es proporcionada por el programa Alerta Médica (MedWatch) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Esta información no está disponible en Español, pero la versión en Inglés de la Alerta Médica está incluida para su uso.

[Posted 12/17/2013]ISSUE: FDA is warning that methylphenidate products, one type of stimulant drug used to treat attention deficit hyperactivity disorder (ADHD), may in rare instances cause prolonged and sometimes painful erections known as priapism. Based on a recent review of methylphenidate products, FDA updated drug labels and patient Medication Guides to include information about the rare but serious risk of priapism. If not treated right away, priapism can lead to permanent damage to the penis.

Priapism can occur in males of any age and happens when blood in the penis becomes trapped, leading to an abnormally long-lasting and sometimes painful erection. Another ADHD drug, Strattera (atomoxetine), has also been associated with priapism in children, teens, and adults.

Priapism appears to be more common in patients taking atomoxetine than in those taking methylphenidate products; however, because of limitations in available information, FDA does not know how often priapism occurs in patients taking either type of product.

See the FDA Drug Safety Communication for additional information, including a Data Summary

BACKGROUND: Methylphenidate products are central nervous system (CNS) stimulants used to treat attention deficit hyperactivity disorder (ADHD).

RECOMMENDATION: Healthcare professionals should talk to male patients and their caregivers to make sure they know the signs and symptoms of priapism and stress the need for immediate medical treatment should it occur. Younger males, especially those who have not yet reached puberty, may not recognize the problem or may be embarrassed to tell anyone if it occurs.

Encourage your patients to read the Medication Guide they receive with every filled prescription. Use caution when considering switching patients from methylphenidate to atomoxetine. Patients should not stop taking a methylphenidate product without first discussing it with your health care professional.

Healthcare professionals and patients are encouraged to report adverse events or side effects related to the use of these products to the FDA's MedWatch Safety Information and Adverse Event Reporting Program.

For more information visit the FDA website at: Web Siteand Web Site.

ADVERTENCIA:
El metilfenidato puede provocar dependencia. No aplique más parches, más a menudo, ni por más tiempo que el prescrito por su doctor. Si usa este medicamento de un modo excesivo, puede notar que ya no controla sus síntomas, sentir que necesita usarlo en grandes dosis y experimentar cambios anormales en su comportamiento. Dígale a su doctor si bebe o alguna vez ha bebido grandes cantidades de alcohol, usa o ha usado drogas ilegales, o ha abusado de medicamentos prescritos.

No deje de usar metilfenidato transdérmico sin antes conversar con su doctor, especialmente si ha abusado del medicamento. Su doctor probablemente reducirá su dosis gradualmente y le vigilará cuidadosamente durante este período. Usted puede desarrollar depresión grave si deja de tomar metilfenidato transdérmico repentinamente después de haber abusado del medicación.Es posible que su médico tenga que vigilarlo estrechamente después de que usted deje de tomar metilfenidato, incluso si no ha usado en exceso el medicamento, porque sus síntomas podrían empeorar al interrumpir el tratamiento.

No venda ni obsequie metilfenidato transdérmico, ni permita que ninguna otra persona lo tome. Vender u obsequiar el metilfenidato puede causar daños a otras personas y constituye un delito. Almacene los metilfenidato transdérmico en un lugar seguro, de modo tal que ninguna otra persona pueda tomarlo de manera accidental o intencional. Lleve la cuenta de cuántos parches le queda, de modo que note cualquier faltante.

Su doctor o farmacéutico le proveerá la hoja con información impresa del fabricante para el paciente (guía del medicamento), cuando usted comience el tratamiento con los parches de metilfenidato transdérmico y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea cuidadosamente la información y consulte a su doctor o farmacéutico sobre cualquier duda que usted tenga. Usted también puede obtener la ''guía del medicamento'' en el sitio web de la FDA: Web Siteo el sitio web del fabricante.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
Los parches transdérmicos de metilfenidato se usan como parte de un programa de tratamiento para controlar los síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por su sigla en inglés; una condición en la que el paciente tiene más dificultades para concentrarse, controlar sus acciones y quedarse quieto que otras personas de la misma edad). El metilfenidato pertenece a una clase de medicamentos llamados estimulantes del sistema nervioso central. Funciona al aumentar la cantidad de ciertas sustancias naturales producidas en el cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
El metilfenidato transdermal viene envasado en forma de parche para ser aplicado sobre la piel. Por lo general se aplica una vez por día, por la mañana y se deja colocado por más de 9 horas. Aplique el parche de metilfenidato alrededor de la misma hora todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregúntele a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica.

Su doctor podría comenzar el tratamiento con una dosis baja del medicamento y aumentarla gradualmente, pero no más de una vez a la semana.

Su doctor puede decirle que deje de usar este medicamento esporádicamente para ver si todavía lo necesita. Siga cuidadosamente estas instrucciones.

Aplique el parche en el área de la cadera. Evite poner el parche sobre heridas abiertas o cortes, en áreas donde la piel se encuentra irritada, enrojecida, o hinchada, o en áreas de la piel afectadas por sarpullido (erupciones en la piel) u otros problemas. No aplique el parche en la línea de la cintura porque el frote de una prenda de vestir ajustada podría despegarlo. No aplique el parche en el mismo lugar dos días seguidos; cada mañana aplique el parche en la cadera en un lugar donde no lo haya hecho el día anterior.

Los parches transdérmicos de metilfenidato deben permanecer colocados durante las actividades normales de cada día, incluyendo natación, duchas o baños de inmersión. Si el parche se despega, pregúntele a su niño cómo y cuándo ocurrió ésto. Cuando se entere de que el parche se ha despegado, aplique un nuevo parche en un área diferente del mismo lado de la cadera. Sin embargo, este nuevo parche deberá ser removido a la hora prevista para remover el parche original.

Mientras use el parche, no exponga ese lado de su cadera a fuentes directas de calor, tales como almohadillas para dar calor a los músculos (heating pads), frazadas eléctricas y bolsas de agua caliente.

Para aplicar los parches, siga estos pasos:
  • Pregúntele a su doctor a qué hora deberá aplicar el parche. Usted debería aplicar el parche 2 horas antes de que sea necesario el efecto del medicamento.
  • Lave y seque bien la piel del área donde aplicará el parche. Asegúrese de que la piel está libre de talcos, aceites y lociones.
  • Abra el envase que contiene la bandeja con los parches y deseche el agente secante que viene en el envase.
  • Tome uno de los envases de la bandeja y con una tijera corte el borde para abrirlo. Tenga cuidado de no cortar el parche que está en el interior. Nunca use un parche que presente cortes o cualquier tipo de daño.
  • Retire el parche del envase y sosténgalo con la película protectora hacia usted.
  • Despegue la mitad de la película protectora. Tenga cuidado de no tocar con los dedos el lado adhesivo del parche.
  • Use la otra mitad que aún tiene la película protectora adherida para manejarlo y aplicarlo sobre la piel.
  • Presione con firmeza el parche en el lugar elegido y alíselo suavemente.
  • Mantenga la mitad pegajosa adherida a la piel, con una mano. Use la otra mano para retirar suvamente la otra mitad de la película protectora.
  • Use la palma de la mano para presionar todo el parche sobre la piel durante 30 segundos.
  • Recorra todos los bordes del parche con sus dedos para adherirlo bien a la piel. Asegúrese de que todo el parche haya quedado firmemente adherido a la piel.
  • Deseche el envase vacío y las películas protectoras en un basurero cerrado y fuera del alcance de los niños y los animales domésticos. No elimine el envase o las películas protectoras en el inodoro.
  • Lávese las manos luego de manipular el parche.
  • Anote la hora en la que aplicó el parche en el formulario de dosificación que viene con los parches. Use el horario que viene en la información para el paciente junto a los parches para calcular la hora a la que el parche deberá ser removido. No haga caso a este horario si su doctor le ha indicado que use los parches por menos de 9 horas. Siga cuidadosamente las instrucciones de su doctor y pregúntele si usted no sabe cuándo tiene que retirar los parches.
  • Cuando llegue el momento de retirar el parche, despéguelo suavemente con los dedos.
  • Doble el parche a la mitad dejando la parte adhesiva hacia adentro y pegue las dos mitades presionando firmemente para sellarlo. Deseche el parche en el inodoro o en un basurero cerrado y fuera del alcance de los niños y los animales domésticos.
  • Si ha quedado algo de adhesivo sobre la piel, suavemente frote el área con aceite o loción para removerlo.
  • Lávese las manos.
  • Anote en el formulario la hora a la que retiró el parche y la forma en la que lo desechó.

Pídale a su farmacéutico o a su doctor una copia de la información del fabricante para el paciente.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento también puede ser prescrito para otros usos; pídale más información a su doctor o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de comenzar a usar metilfenidato:

  • dígale a su doctor y a su farmacéutico si usted es alérgico al metilfenidato, a otros medicamentos, a otros parches dérmicos, a cualquier jabón, loción, cosmético, o adhesivos que se aplican a la piel.
  • dígale a su doctor si está tomando inhibidores de monoamino oxidasa (MAOI, por su sigla en inglés), incluyendo isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate), rasagilina (Azilect), o selegilina (Eldepryl), o si ha tomado alguno de estos medicamentos en los últimos 14 días. Probablemente su doctor no autorizará el uso de los parches de metilfenidato hasta que hayan pasado por lo menos 14 días desde que usted tomó el inhibidor de MAO por última vez.
  • dígale a su doctor y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin prescripción, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar los siguientes: anticoagulantes como warfarina (Cumadina); antidepresivos (elevadores del estado de ánimo) como clomipramina (Anafranil); desipramina (Norpramin) e imipramina (Tofranil); clonidina (Catapres); medicamentos para la hipertensión; medicamentos para las crisis convulsivas como fenobarbital, fenitoina (Dilantin), y primidona (Mysoline); medicamentos sin prescripción para el resfrío, alergías y congestión nasal; e inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs, por su sigla en inglés) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft). Su doctor puede necesitar cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle cuidadosamente para evitar efectos secundarios.
  • dígale a su doctor si usted o alguien en su familia tiene o alguna vez ha tenido síndrome de Tourette (dificultad para controlar la repetición de movimientos, sonidos o palabras), tics motrices (repetición de movimiento en forma incontrolada), o tics verbales (repetición de sonidos o palabras difícil de controlar). También dígale a su doctor si tiene glaucoma,(aumento de la presión ocular que puede provocar pérdida de la visión), o sentimientos de ansiedad, tensión o agitación. Probablemente su doctor le dirá que no use los parches de metilfenidato.dígale a su doctor si alguien en su familia tiene o alguna vez ha tenido ritmo cardíaco irregular o muerte súbita. También dígale a su doctor si usted ha tenido recientemente un ataque cardíaco y si usted tiene o alguna vez ha tenido problemas cardíacos, hipertensión, ritmo cardíaco irregular, enfermedades cardíacas o de los vasos sanguíneos, endurecimiento de las arterias u otros problemas del corazón. Probablemente su doctor lo examinará para ver si su corazón y vasos sanguíneos no presentan daño o enfermedades. Es probable que su médico le diga que no use los parches de metilfenidato si usted tiene algun problema cardíaco o si existe el riesgo de que desarrolle un problema cardíaco.
  • dígale a su doctor si usted o alguien en su familia tiene o alguna vez ha tenido depresión, trastorno bipolar (trastorno maníaco depresivo; una condición que causa episodios de depresión hasta exitación anormal ), o manías (estado de ánimo anormalmente excitado, frenético), o si ha pensado o intentado suicidarse. También dígale a su doctor si usted tiene o alguna vez ha tenido crisis convulsivas; un electroencefalograma (EEG, por su sigla en inglés; una prueba que mide la actividad eléctrica del cerebro) anormal; enfermedades mentales; o algún problema dérmico (en la piel) como eccema (una condición que provoca piel seca, picazón o descamación), psoriasis (una enfermedad de piel en la cual se forman parches rojos, escamosos en algunas áreas del cuerpo), o dermatitis seborréica (condición que causa descamación blanca o amarillenta de la piel).
  • dígale a su doctor si está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su doctor de inmediato.
  • si va a ser sometido a cualquier cirugía, incluyendo la dental, dígale al doctor o dentista que usted está usando parches de metilfenidato.
  • usted debe saber que el metilfenidato debería ser usado como parte de un programa de tratamiento total para ADHD, el cual puede incluir asesoramiento y entrenamiento especial. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su doctor o terapista.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su doctor le indique de otro modo, continúe con su régimen de alimentación normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Usted debe aplicar el parche que olvidó tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, deberá retirar el parche a la hora regular que tiene programada. No aplique parches extra para cubrir una dosis perdida.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El metilfenidato puede provocar efectos secundarios. Dígale a su doctor si cualquiera de estos síntomas se vuelve grave o si no desaparece:
  • náuseas
  • vómitos
  • pérdida del apetito
  • pérdida de peso
  • congestión o secreción nasal
  • hinchazón dentro de la nariz
  • enrojecimiento o pequeñas ampollas en la piel cubierta por el parche

Algunos efectos secundarios podrían provocar graves consecuencias para la salud. Los siguientes síntomas son poco comunes, pero si experimenta alguno de ellos, llame a su doctor de inmediato:
  • ritmo cardíaco más rápido que lo normal, irregular o con palpitaciones
  • dolor en el pecho
  • dificultad para respirar
  • cansancio excesivo
  • lentitud o dificultad para hablar
  • mareos o vahídos
  • debilidad o entumecimiento de brazos y piernas
  • visión borrosa
  • cambios en la visión
  • sarpullido (erupciones en la piel)
  • hinchazón o ampollas en el área de piel que ha estado cubierta por el parche
  • crisis convulsivas
  • tics motrices (movimientos repetidos sin control) o tics verbales (repetición sin control de sonidos o palabras)
  • creer cosas que no son ciertas
  • sospechar de los demás en una forma inusual
  • comportamiento agresivo
  • cambios en el estado de ánimo
  • tristeza inusual o llanto
  • depresión
  • alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen)

Los parches de metilfenidato pueden causar muerte súbita especialmente niños y adolescentes con fallas o graves problemas cardíacos. Este medicamento también puede causar ataques cardíacos o apoplejías en adultos, especialmente adultos con fallas o graves problemas cardíacos. Converse con su doctor sobre los riesgos de la aplicación de usar los parches de metilfenidatoeste.

Los parches de metilfenidato pueden desacelerar el crecimiento o el aumento de peso en los niños. El pediatra vigilará cuidadosamente el crecimiento de su niño. Converse con el pediatra si usted tiene inquietudes acerca del crecimiento o aumento de peso de su niño durante el período en que está usando este medicamento. Converse con el pediatra acerca de los riesgos de darle este medicamento a su niño.

Los parches de metilfenidato pueden causar reacciones alérgicas. Algunas personas con reacciones alérgicas a estos parches no estarán en condiciones de tomar metilfenidato por vía oral en el futuro. Converse con su doctor sobre los riesgos de usar parches de metilfenidato.

El metilfenidato puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su doctor si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño). Deseche cualquier parche que esté vencido o que ya no se utilice abriendo cada envase, doblando cada parche a la mitad y pegándolos por la parte adhesiva, y eliminándolos por el inodoro o en un depósito de basura cerrado, lejos del alcance de los niños y los animales domésticos. Converse con su farmacéutico acerca del desecho adecuado de los medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
Si usa parches de metilfenidato en exceso, remueva los parches y limpie la piel para remover el adhesivo. Luego llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de la sobredosis pueden incluir:
  • vómitos
  • agitación
  • temblores incontrolables de una parte de su cuerpo
  • crisis convulsivas
  • coma (pérdida de la conciencia por un período de tiempo)
  • sentimiento de felicidad inapropiado
  • confusión
  • alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen)
  • transpiración
  • rubor
  • dolor de cabeza
  • fiebre
  • ritmo cardíaco más rápido que lo normal, irregular o palpitaciones
  • pupilas agrandadas (círculo negro en el centro de los ojos)
  • sensación de sequedad en la boca y la nariz

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
Cumpla con todas las citas con su doctor y el laboratorio. Su doctor hará un pedido de ciertas pruebas de laboratorio que comprueben la respuesta de su cuerpo al metilfenidato.

No deje que otras personas usen su medicamento. Pregúntele al farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo renovar esta prescripción.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Diciembre 2013.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.