Parche transdérmico de metilfenidato
Nombre(s) comercial(es):
  • Daytrana®
Otros nombre(s):
  • Hidrocloruro de metilfenidilacetato
ADVERTENCIA:
El metilfenidato puede ser adictivo. No aplique más parches, ni aplique los parches con más frecuencia, ni deje los parches puestos por más tiempo de lo que se lo recetó el médico. Si usa demasiado metilfenidato, podría darse cuenta que el medicamento ya no controla sus síntomas, podría sentir una necesidad de usar grandes cantidades del medicamento y podría experimentar cambios inusuales en su comportamiento. Informe a su médico si bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol, si usa o alguna vez ha usado drogas callejeras o si ha abusado de medicamentos con receta médica.

No deje de usar los parches transdérmicos de metilfenidato sin hablar con su médico, especialmente si ha usado el medicamento en exceso. Probablemente, su médico disminuirá su dosis gradualmente y le supervisará atentamente durante este tiempo. Usted podría desarrollar una depresión grave si deja de usar los parches transdérmicos de metilfenidato repentinamente después de usarlos en exceso. Su médico podría necesitar supervisarle atentamente después de que deje de usar los parches transdérmicos de metilfenidato, incluso si no ha usado el medicamento en exceso, debido a que sus síntomas podrían empeorar al detener el tratamiento.

No deje que nadie más venda, regale o use sus parches transdérmicos de metilfenidato. Vender o regalar los parches transdérmicos de metilfenidato puede ocasionar daño a otras personas y, es ilegal. Almacene los parches transdérmicos de metilfenidato en un lugar seguro de manera que nadie más pueda utilizarlos accidentalmente o a propósito. Cuente siempre cuántos parches quedan para saber si le falta alguna.

Su médico o farmacéutico le darán la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando empiece el tratamiento con los parches transdérmicos de metilfenidato y cada vez que surta más medicamento. Lea la información atentamente y pregunte a su médico o farmacéutico si tiene alguna duda. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) ( Web Site) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
Los parches transdérmicos de metilfenidato se usan como parte de un programa de tratamiento para controlar los síntomas del trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH; que tienen más dificultad para enfocarse, controlar sus acciones y permanecer quietos o en silencio que otras personas de la misma edad). El metilfenidato pertenece a una clase de medicamentos llamados estimulantes del sistema nervioso central (SNC). Funciona al cambiar las cantidades de ciertas sustancias naturales en el cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La presentación del metilfenidato transdérmico es como un parche para aplicarse sobre la piel. Usualmente se aplica una vez al día por la mañana, 2 horas antes de que se necesite un efecto y se debe dejar en su lugar hasta por 9 horas. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico u otro proveedor de atención médica que le explique cualquier parte que no comprenda. Use los parches de metilfenidato exactamente como se indica.

Su médico probablemente le indicará que inicie con una dosis baja de metilfenidato y que incremente gradualmente su dosis, no más frecuente de una vez a la semana.

Su médico podría indicarle que deje de usar los parches de metilfenidato de vez en cuando para ver si aun necesita el medicamento. Siga estas instrucciones atentamente.

Aplique el parche en el área de las caderas. No aplique el parche en una herida o cortada abierta, en piel que sea grasosa, esté irritada, roja o inflamada o piel afectada por sarpullido u otro problema de la piel. No aplique el parche en la línea de la cintura ya que se puede rozar con la ropa ajustada, despegándose. No aplique un parche en el mismo lugar 2 días seguidos; cada mañana aplique el parche en la cadera en la que no tenía el parche el día anterior.

Los parches de metilfenidato están diseñados para permanecer pegados durante las actividades diarias normales, incluyendo nadar, tomar una ducha y bañarse siempre que se hayan colocado correctamente. Sin embargo, los parches se pueden aflojar o despegar durante el día, especialmente si se mojan. Si un parche se desprende, pregunte a su niño cómo y cuándo sucedió esto y dónde puede encontrar el parche. No use una venda ni cinta adhesiva para volver a colocar el parche que se aflojó o despegó. En su lugar, deseche el parche adecuadamente. Luego aplique el nuevo parche en un punto diferente y retírelo en el momento que tenía programado retirar el parche original.

Mientras esté usando el parche, no use fuentes directas de calor como secadoras de pelo, almohadillas calientes, mantas eléctricas ni camas de agua con calefacción.

Tenga cuidado de no tocar el lado pegajoso del parche de metilfenidato con sus dedos mientras está aplicando, retirando o desechando el parche. Si accidentalmente toca el lado pegajoso del parche, termine de aplicar o retirar el parche y luego lave sus manos bien con jabón y agua.

Para aplicar el parche, siga estos pasos:
  • Lave y seque la piel del área donde planea aplicar el parche. Asegúrese de que la piel esté libre de polvos, aceites y lociones.
  • Abra la bandeja que contiene los parches y tire el agente secante que viene en la bandeja.
  • Saque una bolsa de la bandeja y córtela con unas tijeras para abrirla. Tenga cuidado de no cortar el parche. Nunca use un parche que ha sido cortado o dañado de cualquier manera.
  • Saque el parche de la bolsa y sosténgalo con el recubrimiento de protección hacia usted.
  • Levante la mitad del recubrimiento. El recubrimiento debe levantarse fácilmente. Si el recubrimiento es difícil de levantar, deseche el parche adecuadamente y use un parche diferente.
  • Use la otra mitad del recubrimiento como agarrador y aplique el parche sobre la piel.
  • Presione el parche firmemente en su lugar y estírelo suavemente.
  • Sostenga la mitad pegajosa del parche hacia abajo con una mano. Use la otra mano para jalar la otra mitad del parche y levantar suavemente la parte restante del recubrimiento de protección.
  • Use la palma de su mano para presionar todo el parche firmemente en su lugar por aproximadamente 30 segundos.
  • Presione alrededor de los bordes del parche con sus dedos para adherir los bordes a la piel. Asegúrese de que el parche entero está adherido firmemente a la piel.
  • Tire la bolsa vacía y el recubrimiento de protección en un basurero tapado que no esté al alcance de niños y mascotas. No tire la bolsa ni el recubrimiento por el inodoro.
  • Lave sus manos después de manipular el parche.
  • Anote la hora en la que aplicó el parche en la tabla de administración que se incluye con los parches. Use el cronograma de información del paciente que se incluye con los parches para saber la hora a la que se debe retirar el parche. No siga este horario si su médico le ha dicho que use el parche por menos de 9 horas. Siga las instrucciones del médico cuidadosamente y pregunte a su médico si no sabe cuándo debe retirar el parche.
  • Cuando sea hora de retirar el parche, use los dedos para desprenderlo suavemente. Si el parche está muy pegado a su piel, aplique un producto a base de aceite como aceite de oliva, aceite mineral o vaselina a los bordes del parche y extienda suavemente el aceite bajo el parche. Si es difícil retirar el parche, llame a su médico o farmacéutico. No use removedor de adhesivo ni acetona para aflojar el parche.
  • Doble el parche a la mitad con los lados con adhesivo juntos y presione firmemente para sellarlos. Deje ir el parche por el inodoro o tírelo en un basurero tapado que esté fuera del alcance de los niños y mascotas.
  • Si aún queda adhesivo en la piel, frote el área suavemente con aceite o loción para retirarlo.
  • Lave sus manos.
  • Anote la hora en la que retiró el parche y la manera en que lo desechó en la tabla de administración.

Pida a su farmacéutico o médico una copia de la información del fabricante para el paciente.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de usar los parches de metilfenidato,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al metilfenidato, a cualquier otro medicamento, a cualquier otro parche para la piel, cualquier jabón, lociones, cosméticos o adhesivos que se aplican en la piel o a cualquiera de los ingredientes que contienen los parches de metilfenidato. Pregunte a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando un inhibidor de la monoaminaoxidasa (MAO) como isocarboxazid (Marplan), fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate), rasagilina (Azilect) o selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) o si ha tomado alguno de estos medicamentos durante los últimos 14 días. Su médico probablemente le indicará que no use los parches de metilfenidato hasta que hayan pasado al menos 14 días desde que tomó un inhibidor de MAO por última vez.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anticoagulantes ('adelgazantes de la sangre') como warfarina (Coumadin, Jantoven); antidepresivos como clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramina) e imipramina (Tofranil); medicamentos para hipertensión arterial; medicamentos para convulsiones como fenobarbital, fenitoína (Dilantin) y primidona (Mysoline); medicamentos de venta libre usados para resfriados, alergias o congestión nasal; medicamentos con esteroides que se aplican sobre la piel; e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle cuidadosamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido síndrome de Tourette, (una condición caracterizada por la necesidad de realizar movimientos repetitivos o repetir sonidos o palabras), tics motores (movimientos incontrolables y repetitivos) o tics verbales (repetición de sonidos o palabras que es difícil de controlar). Además, informe a su médico si tiene glaucoma (presión aumentada en el ojo que puede causar pérdida de la visión), o sentimientos de ansiedad, tensión o agitación. Su médico podría indicarle que no use los parches de metilfenidato.
  • Informe a su médico si alguien en su familia tiene o ha tenido un ritmo cardiaco irregular o ha fallecido repentinamente. Además, informe a su médico si recientemente tuvo un infarto y si tiene o ha tenido un defecto del corazón, hipertensión arterial, ritmo cardiaco irregular, enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos, endurecimiento de las arterias u otros problemas del corazón. Su médico le examinará para ver si su corazón y vasos sanguíneos están saludables. Su médico podría indicarle que no use los parches de metilfenidato si tiene una condición del corazón o si existe un riesgo alto de que pueda desarrollar una condición del corazón.
  • Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido depresión, trastorno bipolar (estado de ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado), manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado) o si alguna vez ha pensado o intentado suicidarse. También informe a su médico si tiene o ha tenido convulsiones; un encefalograma anormal (EEG; una prueba que mide la actividad eléctrica del cerebro); enfermedad mental; problemas de circulación en los dedos o dedos de los pies o una condición de la piel como eczema (una condición que causa que la piel esté seca, irritada o escamosa), soriasis (una enfermedad de la piel en la cual se forman parches rojos y escamosos en algunas áreas del cuerpo) o dermatitis seborreica (condición en la que se forman escamas blancas o amarillas).
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si queda embarazada mientras usa parches de metilfenidato, llame a su médico.
  • Debe saber que los parches de metilfenidato pueden dificultar que maneje u opere maquinaria peligrosa. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está usando parches de metilfenidato.
  • Debe saber que la metilfenidato se debe usar como parte de un programa de tratamiento total para TDAH, que puede incluir asesoría y educación especial. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su médico o terapeuta.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Puede aplicar el parche que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, aun debe retirar el parche a su hora regular en la que lo debe retirar. No aplique parches adicionales para compensar la dosis que omitió.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
El metilfenidato puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:
  • náusea
  • vómitos
  • dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido
  • pérdida de apetito
  • dolor de estómago
  • pérdida de peso
  • enrojecimiento o pequeños bultos en la piel que estaba cubierta por el parche

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente:
  • ritmo cardiaco rápido, irregular o lento
  • dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • cansancio excesivo
  • dificultad para hablar o hablar lento
  • mareos o desmayos
  • debilidad u hormigueo de un brazo o una pierna
  • visión borrosa
  • cambios en la visión
  • sarpullido
  • picazón
  • inflamación o ampollas en la piel que estaba cubierta por el parche
  • convulsiones
  • tics motores o tics verbales
  • creer cosas que no son ciertas
  • sensación inusual de desconfianza de las demás personas
  • comportamiento agresivo
  • cambios de humor
  • tristeza o llanto inusuales
  • depresión
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • erecciones frecuentes, dolorosas
  • erección que dura más de 4 horas
  • adormecimiento, dolor o sensibilidad a la temperatura en los dedos o dedos de los pies
  • cambio en el color de la piel de pálido a azul a rojo en los dedos de las manos o pies
  • heridas sin explicación en los dedos o dedos de los pies

Los parches de metilfenidato pueden ocasionar la muerte repentina en los niños y adolescentes, especialmente niños y adolescentes que tienen defectos cardíacos o problemas cardíacos graves. Este medicamento también puede ocasionar un ataque cardiaco o una apoplejía en los adultos, especialmente adultos con defectos cardíacos o problemas cardíacos graves. Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento.

Los parches de metilfenidato pueden retrasar el crecimiento o aumento de peso de un niño. El médico de su hijo controlará cuidadosamente su crecimiento. Hable con el médico de su niño si tiene inquietudes acerca del crecimiento o el aumento de peso de su niño mientras está usando este medicamento. Hable con el médico de su hijo acerca de los riesgos de aplicar los parches de metilfenidato a su niño.

Los parches de metilfenidato pueden ocasionar una reacción alérgica. Algunas personas que tienen una reacción alérgica a los parches de metilfenidato posiblemente no podrán tomar metilfenidato por vía oral en el futuro. Hable con su médico acerca de los riesgos de usar los parches de metilfenidato.

El metilfenidato puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Tire los parches que están vencidos o que ya no necesita al abrir cada bolsa, doble cada parche a la mitad uniendo los lados que tienen el adhesivo y deje ir los parches doblados por el inodoro o colóquelos en un basurero tapado que esté fuera del alcance de los niños y mascotas. Hable con el farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
Si alguien aplica parches de metilfenidato adicionales, retire los parches y limpie la piel para retirar cualquier resto de adhesivo. Luego llame a su centro de control de envenenamiento local al 1-800-222-1222. Si la víctima ha colapsado o no está respirando, llame a los servicios de emergencia locales al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir:
  • vómitos
  • agitación
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • convulsiones
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo)
  • felicidad extrema
  • confusión
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • sudoración
  • rubor
  • dolor de cabeza
  • fiebre
  • ritmo cardiaco rápido, irregular o lento
  • pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos)
  • boca y nariz secas

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
Asista a todas las citas con su médico y el laboratorio. El médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo al metilfenidato.

No deje que nadie más use su medicamento. Esta receta médica no se puede volver a surtir. Asegúrese de programar sus citas con el médico regularmente, de manera que no se quede sin medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Marzo 2014.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.