Morfina rectal
Nombre(s) comercial(es):
  • RMS
¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
La morfina rectal se usa para aliviar el dolor de moderado a intenso. Pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en la que el cuerpo siente el dolor.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?
La morfina rectal viene envasada en forma de supositorios para introducir por vía rectal. Por lo general se aplica cada 4 horas. Use la morfina rectal alrededor de las mismas horas todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregúntele a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica.

El doctor puede ajustar la dosis de morfina durante el tratamiento para controlar su dolor lo mejor posible. Si usted piensa que el medicamento no está logrando controlar el dolor, llame al doctor. No cambie la dosis de su medicamento sin antes conversar con el doctor.

La morfina puede provocar dependencia (hábito). No use una dosis mayor, ni con más frecuencia, ni por más tiempo que lo prescrito por su doctor.

No deje de usar la morfina sin antes conversar con su doctor. Su doctor puede reducir su dosis gradualmente. Si deja de usar la morfina en forma repentina, puede presentar síntomas de abstinencia como ansiedad; transpiración; dificultad para quedarse o permanecer dormido; escalofríos; temblor incontrolable de una parte del cuerpo; malestar estomacal; diarrea; rinorrea (secresión nasal), estornudo o tos; que se le paran los pelos de la piel; o alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen).

Para usar los supositorios siga estos pasos:
  • Retire la envoltura.
  • Sumerja la punta del supositorio en agua.
  • Acuéstese de un lado y levante la rodilla en dirección al pecho (una persona zurda debe recostarse sobre el lado derecho y levantar la rodilla izquierda).
  • Introduzca con el dedo el supositorio en el recto alrededor de 1 pulgada.
  • Manténgalo en el lugar haciendo presión con el dedo por un momento.
  • Póngase de pie después que hayan pasado unos 15 minutos. Lávese bien las manos y reanude las actividades normales.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?
Este medicamento también puede ser prescrito para otros usos; pídale más información a su doctor o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?
Antes de comenzar a usar morfina rectal:

  • dígale a su doctor y a su farmacéutico si usted es alérgico a la morfina, otros medicamentos o a cualquiera de los componentes de los supositorios de morfina. Pídale a su farmacéutico una lista de estos componentes.
  • no use morfina rectal si usted está tomando un inhibidor de monoamino oxidasa (MAO) como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), procarbazina (Matulane), selegilina (Eldepryl), y tranilcipromina (Parnate) o si usted ha dejado de tomar cualquiera de estos medicamentos en las útimas 2 semanas.
  • dígale a su doctor y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin prescripción, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anticoagulantes como la warfarina (Cumadina); antidepresivos como amitriptilina (Elavil), amoxapina (Asendin), clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Adapin, Sinequan), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Aventyl, Pamelor), protriptilina (Vivactil), y trimipramina (Surmontil); los antihistamínicos (que se encuentran en los medicamentos para el resfriado y las alergias); barbitúricos como fenobarbital y primidona (Mysoline); butorfanol (Stadol); medicamentos para la ansiedad, enfermedades mentales, dolor, crisis convulsivas, o el malestar estomacal; relajantes musculares; nalbufina (Nubain); pentazocina (Talwin, en Talacen); sedantes; pastillas para dormir; y tranquilizantes. Su doctor puede necesitar cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle cuidadosamente para evitar efectos secundarios.
  • dígale a su doctor si usted bebe o alguna vez ha bebido grandes cantidades de alcohol y si usted alguna vez ha tenido una operación quirúrgica mayor. También dígale a su doctor si usted tiene o alguna vez ha tenido un traumatismo craneoencefálico; un tumor cerebral; crisis convulsivas; enfermedades mentales; enfermedad del pulmón como el asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; un grupo de enfermedades que causa la pérdida gradual de la función del pulmón), u otros problemas respiratorios; hipertrofia prostática (aumento de volumen de una glándula reproductiva masculina); problemas urinarios; presión arterial baja; ritmo cardíaco irregular; la enfermedad de Addison (condición en la que el cuerpo no genera suficiente cantidad de ciertas sustancias naturales); o enfermedades al hígado, al riñón, al páncreas, al intestino, o a la vesícula biliar.
  • dígale a su doctor si está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si usted queda embarazada mientras usa este medicamento llame a su doctor.
  • si va a ser sometido a cualquier cirugía, incluida la dental, dígale al doctor o dentista que está usando morfina.
  • usted debe saber que este medicamento puede provocar somnolencia (darle sueño). No conduzca automóviles ni maneje maquinaria pesada hasta que sepa cómo lo afectará.
  • pregunte a su doctor acerca del uso seguro de bebidas alcohólicas mientras usa morfina.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?
Beba líquidos en abundancia mientras usa este medicamento.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?
Aplique la dosis olvidada tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si es hora para la siguiente, sáltese aquella que no usó y siga con la dosificación regular. No aplique una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?
La morfina puede provocar efectos secundarios. Dígale a su doctor si cualquiera de estos síntomas se vuelve severo o si no desaparece:
  • mareos
  • vahídos
  • somnolencia
  • dificultad para quedarse o permanecer dormido
  • estreñimiento (constipación)
  • malestar estomacal
  • vómitos
  • dolor de estómago
  • pérdida del apetito
  • sequedad en la boca
  • transpiración
  • confusión
  • cambios en el estado de ánimo
  • debilidad
  • cefalea (dolor de cabeza)
  • problemas de visión
  • reducción de la cantidad de orina
  • deseo sexual o capacidad reducida
  • rubor

Algunos efectos secundarios podrían provocar graves consecuencias para la salud. Los siguientes síntomas son poco comunes, pero si experimenta alguno de ellos, llame a su doctor de inmediato:
  • respiración desacelerada, superficial o irregular
  • color azul o púrpura en a piel
  • ritmo cardiaco más rápido o lento que lo normal, o palpitaciones
  • desmayos
  • urticarias
  • sarpullidos (erupciones en la piel)
  • prurito (picazón)
  • hinchazón de los brazos, manos, pies, tobillos o piernas

La morfina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su doctor si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño). Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no se utilice. Converse con su farmacéutico acerca del desecho adecuado de los medicamentos.

La morfina rectal debe ser almacenada en un lugar seguro para que nadie más puede usarla en forma accidental o voluntariamente. Controle cuántos supositorios quedan para controlar si falta alguno.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de la sobredosis pueden incluir:
  • respiración lenta, superficial o irregular
  • color azul o púrpura a la piel
  • somnolencia
  • pérdida de la conciencia
  • cojera de origen muscular
  • piel fría, húmeda
  • ritmo cardíaco lento
  • visión borrosa
  • malestar estomacal
  • desmayos

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?
Cumpla con todas las citas con su doctor.

La prescripción de su medicamento no es renovable. Si usted está usando morfina para controlar su dolor a largo plazo, vaya a las citas programadas con su doctor para no quedarse sin medicamento. Si está usando morfina a corto plazo, llame a su doctor si continúa el dolor después de terminar con el medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 1 Abril 2006.







Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.