Administración de medicamentos de venta bajo receta a los niños
English Version


Su hijo está enfermo, y usted tiene delante el medicamento recetado por el pediatra. Muchos padres pasaron por esta situación. Antes de comenzar el tratamiento, asegúrese de estar familiarizado con la información de la etiqueta, las instrucciones de administración y los posibles efectos secundarios.

Lectura de la etiqueta
En la pequeña etiqueta del medicamento hay muchísima información. Cuando el farmacéutico le entregue el medicamento, preste especial atención a lo siguiente:

  • Nombre del paciente y nombre del medicamento en la etiqueta (asegúrese de que le hayan dado el medicamento correcto para su hijo)
  • Concentración del medicamento (por ejemplo, 10 mg)
  • Forma de administración (por ejemplo: “Tomar un comprimido en forma oral una vez al día.”)
  • Instrucciones o advertencias especiales (por ejemplo: “Puede causar somnolencia.”)
  • Cantidad de renovaciones
Antes de irse de la farmacia, revise el medicamento. ¿El tipo de medicamento (por ejemplo, líquido o en comprimidos) coincide con lo que le comentó el médico? Si se trata de comprimidos, ¿el tamaño y el color son los adecuados? Si no está seguro, consulte con el farmacéutico. Si bien el personal de la farmacia toma medidas para evitar errores en los medicamentos, en algunos casos aislados pueden producirse equivocaciones. Si tiene alguna duda, lo mejor es consultar al respecto.

Administración de la dosis adecuada
Una vez más, lea la etiqueta atentamente para determinar cuál es la dosis de medicamento que debe darle a su hijo y con qué frecuencia.

Consejos para la administración de comprimidos o cápsulas
Si su hijo tiene dificultades para tragar los comprimidos o las cápsulas, puede ser útil mezclarlas en una cucharada de pudin (u otro alimento blando).

Otra alternativa es triturar la pastilla (o abrir la cápsula) y mezclarla en un jugo o con alimentos blandos. Sin embargo, es importante que consulte con el farmacéutico si se puede hacer esto. En el caso de algunos medicamentos, deben tomarse específicamente la pastilla completa (por ejemplo, los de liberación gradual).

Si mezcla la píldora en los alimentos, asegúrese de darle la comida a su hijo inmediatamente. Debe comer todo el alimento para asegurarse de que reciba la dosis adecuada.

Si su hijo escupe el medicamento, llame al farmacéutico para averiguar si necesita darle otra pastilla. En los casos en que los niños escupen una cantidad pequeña, es posible que hayan incorporado la cantidad suficiente de medicamento y que no sea necesario darles otra pastilla.

Consejos para la administración de medicamentos líquidos
Los medicamentos líquidos pueden incluir una variedad de dispositivos de medición, como cuentagotas, cucharas o vasos. Asegúrese de utilizar dichos dispositivos para administrarle el medicamento a su hijo. No es seguro utilizar utensilios de cocina para medir la cantidad de medicamento debido a que no son precisos y podrían ocasionar problemas de dosificación.

Algunos de los dispositivos más comunes incluidos con los medicamentos líquidos son:

  • Jeringas: las jeringas tienen las unidades de medida marcadas en uno de los lados. Puede verter el líquido en un vaso pequeño y luego tirar del émbolo de la jeringa hasta recoger la cantidad adecuada. Luego, puede descargar el medicamento en la boca de su hijo. Si queda algo de medicamento en el vaso, asegúrese de volver a colocarlo en el frasco.
    • Nota: Si la jeringa trae una tapa pequeña en la punta, descarte la tapa. Puede representar un riesgo de asfixia para los niños.
  • Cuentagotas: al igual que las jeringas, los cuentagotas incluyen unidades de medida en uno de los lados. Una vez que se llena el dispositivo con la cantidad adecuada de líquido, puede descargarlo lentamente en la boca de su hijo.
  • Cucharas dosificadoras cilíndricas: estos elementos cuentan con un dispositivo de medición en un extremo y una cuchara en el otro. Puede medir la cantidad de medicamento y luego dejar que el líquido fluya al extremo donde se encuentra la cuchara para que su hijo lo tome.
  • Vasos dosificadores: estos son para niños que tienen la edad suficiente para beber de un vaso sin volcarse. Coloque el vaso en una superficie plana al medir el líquido para asegurarse de verter la cantidad correcta.
Para que sea más sencillo identificar la dosis correcta, pegue un trozo de cinta adhesiva de un color vivo en el dispositivo de medición para indicar el nivel hasta el que debe llenarlo. Por otra parte, si le parece que a su hijo le cuesta mucho tomar el medicamento porque tiene mal sabor, hable con el farmacéutico. En algunos casos, los medicamentos líquidos pueden saborizarse especialmente para disimular el mal sabor.

Cómo saber a qué efectos secundarios prestar atención
Lea atentamente el prospecto incluido con el medicamento de su hijo. En el prospecto se enumeran:

  • Advertencias (las advertencias especiales están enmarcadas en un recuadro negro)
  • Posibles efectos secundarios
  • Contraindicaciones (motivos por los cuales no debe tomarse el medicamento)
Si tiene alguna pregunta acerca de la información incluida en el prospecto, llame al médico o al farmacéutico. Mantenga este papel a mano de manera de poder consultarlo en caso de que su hijo presente nuevos síntomas.

Algunos efectos secundarios pueden ser leves, como malestar estomacal, y desaparecer al dejar de tomar el medicamento. Sin embargo, si su hijo presenta nuevos síntomas que lo preocupan, no dude en llamar al médico en seguida.

Preste especial atención a las reacciones alérgicas. Las reacciones alérgicas pueden ser leves o graves. Los signos pueden incluir:

  • Piel enrojecida, con picazón
  • Urticaria
  • Inflamación cerca de los ojos o en el rostro
  • Dificultad para tragar
  • Sibilancia o dificultad para respirar
  • Vómitos
Si la reacción alérgica es grave o potencialmente mortal, llame al servicio de emergencias de inmediato.

Siempre existe el riesgo de darle a su hijo demasiado medicamento o darle un medicamento incorrecto. Si esto sucede, llame al servicio de emergencias o al Centro Toxicológico local (en EE. UU., 1-800-222-1222).

Una recuperación segura
Recuerde recurrir al médico y al farmacéutico como fuentes de información. Ellos están allí para ayudar a su hijo a recuperarse de su enfermedad. El enfoque más seguro es recurrir a la misma farmacia para solicitar todos los medicamentos recetados a su hijo. Esto permite que el farmacéutico realice un seguimiento de las contraindicaciones o interacciones. Debido a que pueden producirse interacciones con medicamentos de venta libre (como hierbas medicinales o suplementos), consulte con el médico o el farmacéutico antes de darle a su hijo cualquiera de estos productos. Si sigue estos pasos, le dará el mejor de los cuidados a su hijo.




RESOURCES:

United States Food and Drug Administration

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Pharmacist Association


References:
Calvagna M. When your child needs medication. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81. Updated November 18, 2009. Accessed March 14, 2011.

Giving medications to children. University of Michigan, CS Mott Children’s Hospital website. Available at: http://www.med.umich.edu/1libr/pa/umgivemed.htm. Accessed March 14, 2011.

How to give your child medicine. Children’s Memorial Hospital website. Available at: http://www.childrensmemorial.org/parents/admitted/medications.aspx. Accessed March 14, 2011.

How to read drug labels. Women’s Health.gov website. Available at: http://www.womenshealth.gov/aging/drugs-medicine/drug-labels/index.cfm. Updated August 12, 2010. Accessed March 14, 2011.

Medicine and your child: how to give your child medicine. Family Doctor.org website. Available at: http://familydoctor.org/online/famdocen/home/children/parents/safety/097.html. Updated September 2010. Accessed March 14, 2011.

Neff D. Discharge instructions for safely taking and storing medications—child. EBSCO Patient Education Reference Center website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=16topicID=1034. Updated September 20, 2010. Accessed March 14, 2011.

Practical tips for medication administration to infants and children. The International Center for AIDS Programs, Columbia University website. Available at: http://cumc.columbia.edu/dept/icap/resources/peds/files/tips_medication_infants.pdf. Accessed March 14, 2011.

Read the medicine label. Emergency Medical Services Authority website. Available at: http://www.emsaonline.com/mediacenter/articles/00000422.html. Accessed March 14, 2011.

United States Health and Human Services. How to give medicine to children. Mount Arlington Public School District website. Available at: http://www.mtarlingtonschools.org/health_forms/med_chld.pdf. Accessed March 14, 2011.

Williams R. Medications: making them easier to swallow. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81. Updated September 2005. Accessed March 14, 2011.

Last Reviewed March 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.