Pericarditis: niño
English Version

Definición
La pericarditis es la inflamación del saco que envuelve el corazón. En algunos casos, la inflamación puede provocar que se acumule líquido en el saco y dificultar el movimiento del corazón.

Pericarditis

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
En la mayoría de los casos, se desconoce la causa exacta de la pericarditis. En algunos casos, esta afección puede estar relacionada con infecciones, lesiones o enfermedades crónicas.

Factores de riesgo
Los factores que aumentan el riesgo de padecer pericarditis incluyen lo siguiente:

  • Un sistema inmunitario debilitado que no puede combatir infecciones y otras enfermedades
  • Cirugía para reparar defectos cardíacos o enfermedad cardíaca
  • Infección transmitida por virus, bacterias, parásitos u hongos
  • Traumatismo o lesión en el pecho
  • Trastornos autoinmunitarios, como el lupus eritematoso sistémico
Síntomas
El dolor de pecho es un síntoma frecuente. Puede comenzar en el lado izquierdo o en el centro del pecho y extenderse al cuello y al hombro izquierdo. Por lo general, se trata de un dolor agudo y punzante que puede empeorar al respirar profundamente o al acostarse.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Falta de aire
  • Toser
  • Fiebre y escalofríos
  • Dolor cuando traga
  • Debilidad y fatiga
  • Irritabilidad
  • Pérdida de apetito
  • Latidos cardíacos irregulares
Diagnóstico
Se le preguntará acerca de los síntomas y antecedentes clínicos de su hijo. Se le realizará un examen físico. El médico lo auscultará en busca de sonidos chirriantes o de roce en el corazón del niño. Si la condición es grave, también pueden presentarse sonidos crepitantes en los pulmones del niño.

Es posible que se tomen imágenes para evaluar el corazón y el tejido que lo rodea. Esto puede realizarse por medio de:

Es posible que se realicen pruebas para evaluar la actividad cardíaca de su hijo. Esto se puede realizar con un electrocardiograma (ECG).

Es posible que se analicen los líquidos corporales del niño. Esto puede realizarse por medio de:

  • Análisis de sangre
  • Pericardiocentesis
Tratamiento
La enfermedad puede variar de leve a potencialmente mortal. La pericarditis inflamatoria aguda habitualmente mejora con el tratamiento en pocas semanas o meses. La pericarditis causada por enfermedades inflamatorias crónicas, como lupus o artritis reumatoide, puede durar más tiempo o volver a aparecer.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos
El médico puede recomendar medicamentos para lo siguiente:

  • Aliviar la inflamación
  • Tratar el dolor: puede tratarse de medicamentos de venta con receta o de venta libre, según el grado de dolor
Es posible que se receten antibióticos si la pericarditis se asocia con una infección bacteriana.

Procedimientos
En caso de pericarditis grave, es posible que su hijo deba realizarse lo siguiente:

  • Pericardiocentesis: extracción del líquido que se encuentra alrededor del corazón mediante una aguja
  • Pericardiectomía: extirpación del saco que rodea el corazón (procedimiento muy infrecuente)
Prevención
Actualmente, no existen pautas para prevenir la pericarditis.




RESOURCES:
American Heart Association

National Heart, Lung and Blood Institute

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Cardiovascular Society

Canadian Family Physician

References:
Acute pericarditis. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated November 28, 2013. Accessed December 3, 2013.

Pediatric pericarditis. Cincinnati Children's website. Available at: http://www.cincinnatichildrens.org/health/info/heart/diagnose/peri.htm. Updated November 2013. Accessed December 3, 2013.

Pericarditis. Seattle Children's Hospital website. Available at http://www.seattlechildrens.org/medical-conditions/heart-blood-conditions/pericarditis-symptoms/. Accessed December 3, 2013.

Last Reviewed December 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.