Hernia inguinal: niño
English Version

Definición
Una hernia en la ingle (o inguinal) es un bulto externo en el área de la ingle. Puede estar constituida por grasa, tejido conectivo o una parte del intestino. Este tejido puede sobresalir a través de un lugar débil en la parte inferior del abdomen. También puede salir del conducto que conecta el escroto a la cavidad abdominal principal (canal inguinal).

Hernias inguinales

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Causas
Una hernia inguinal en los niños puede ser provocada por:

  • Un canal inguinal grande
  • Un área debilitada en los músculos abdominales inferiores
Factores de riesgo
Los factores de riesgo incluyen:

  • Defecto congénito que afecta la pared abdominal
  • Sexo: masculino (mucho más frecuente en los varones que en las niñas)
  • Antecedentes familiares de hernias inguinales
  • Parto prematuro
  • Colocación de una derivación para la hidrocefalia (líquido en el cerebro)
  • Estreñimiento
  • Trastorno respiratorio crónico
Síntomas
Los síntomas incluyen:

  • Un bulto en el área de la ingle: puede resultar más fácil ver este bulto cuando el niño está llorando. Si su hijo está relajado, el bulto puede parecer más pequeño.
  • Dolor en esta área.
Si la hernia se estrangula en la pared abdominal, su hijo podría tener síntomas más graves que requieren atención de urgencia, como:

  • Dolor intenso en la ingle o en el abdomen
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Inflamación abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Hable con el médico si su hijo presenta alguno de estos.

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de los síntomas y los antecedentes clínicos de su hijo. Además, le realizará un examen físico. El médico podrá palpar la hernia de su hijo. Se descartarán otras afecciones (como inflamación del escroto o un absceso).

Se puede llevar a cabo un ultrasonido. Este utiliza ondas sonoras para obtener imágenes de las estructuras del cuerpo.

Tratamiento
La mayoría de las hernias inguinales requieren cirugía después de realizar el diagnóstico. Existen diferentes tipos de cirugía. Por ejemplo, el defecto en la pared abdominal se puede reparar mediante una incisión grande sobre el sitio de la hernia. El médico puede realizar una cirugía laparoscópica, en la que se realizan pequeñas incisiones y se utilizan instrumentos pequeños.

Si su bebé prematuro tiene una hernia inguinal, la cirugía puede posponerse durante varios meses.

Prevención
Una hernia inguinal debida a un defecto congénito no puede prevenirse.




RESOURCES:
American College of Physicians

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Institute for Health Information


References:
Children’s Hospital Boston. Hernia (umbilical or inguinal). Children’s Hospital Boston website. Available at: http://www.childrenshospital.org/az/Site1018/mainpageS1018P0.html . Accessed July 13, 2010.

Cincinnati Children’s. Inguinal hernia. Cincinnati Children’s website. Available at: http://www.cincinnatichildrens.org/health/info/abdomen/diagnose/inguinal-hernia.htm . Accessed July 13, 2010.

DynaMed Editorial Team. Groin hernia in children. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php . Updated June 18, 2010. Accessed July 13, 2010.

Scholten A. Groin hernia. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81 . Updated September 30, 2009. Accessed July 13, 2010.

Last Reviewed junio 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.