Ruptura prematura de membranas pretérmino
English Version

Definición
La ruptura prematura de membranas pretérmino (RPMP) es cuando el saco amniótico se rompe antes de las 37 semanas de gestación. El saco contiene líquido amniótico y el bebé en desarrollo. En la RPMP, el líquido amniótico dentro del saco pierde o sale en grandes cantidades por la vagina. Esto también se conoce como "romper fuente".

Feto con saco amniótico

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La RPMP aumenta el riesgo de ciertas complicaciones del embarazo, que incluyen:

Llame a su médico de inmediato si sospecha que ha roto bolsa.

Causas
Las causas de la RPMP no se conocen del todo. Algunas de las causas posibles son:
  • Dilatación precoz del cuello uterino (tal vez debido al peso del bebé y de la placenta o a cambios en el mismo cuello uterino).
  • Infecciones de la vagina, del útero o de las membranas que rodean al feto.
  • Trabajo de parto prematuro (que se presentó previamente en el mismo embarazo).

Factores de riesgo
Los siguientes factores pueden incrementar su probabilidad de tener RPMR:
  • RPMP en embarazos anteriores
  • Infección del saco amniótico
  • Otras infecciones de la madre ( clamidia , vaginosis bacteriana )
  • Parto pretérmino
  • Amniocentesis
  • Hemorragia durante el segundo y el tercer trimestre
  • Ciertos procedimientos utilizados para tratar afecciones anormales del cuello uterino (p. ej. conización cervical )
  • Enfermedad pulmonar durante el embarazo
  • Enfermedad del tejido conectivo
  • Déficits nutricionales
  • Índice de masa corporal bajo
  • Estado socioeconómico bajo
  • Tabaquismo durante el embarazo

Síntomas
El principal síntoma de RPMP es pérdida de líquido de la vagina. Puede experimentar un chorro repentino de líquido o un goteo constante y lento. Puede resultar difícil distinguir entre un goteo amniótico lento o la orina. El médico puede hacer pruebas simples para determinar esto.

La RPMP también aumenta el riesgo de infección. Los síntomas incluyen fiebre superior a 100,4 ºF (38 ºC). Si usted tiene alguno de estos síntomas llame a su médico inmediatamente.

Diagnóstico
Para diagnosticar RPMP, el médico puede llevar a cabo los siguientes exámenes:

  • Examen visual: el médico podrá observar un goteo de líquido por el cuello uterino o una acumulación de líquido detrás del cuello uterino.
  • Prueba de papel de nitrazina: el médico pone una pequeña cantidad de líquido en un pedazo de papel para ver si es líquido amniótico.
  • Examen del líquido bajo un microscopio para ver si es líquido amniótico.
  • Ultrasonido : mediante ondas sonoras, el médico examina al bebé y al saco amniótico para ver si hay bastante cantidad de líquido y si el bebé está bien.
El médico también controlará que no tenga fiebre y demás signos de infección. Controlará a su bebé para detectar signos de sufrimiento fetal.

Tratamiento
El tratamiento de la RPMP depende del momento en que esta se produce en el embarazo.

34 semanas de gestación o más tarde en el embarazo
El médico hará lo siguiente:
  • Controlará la frecuencia cardíaca del bebé.
  • Inducirá el parto mediante medicamentos.
  • Posiblemente, administrará antibióticos.

32-33 semanas de gestación
El médico puede:
  • Inducir el parto si los pulmones del bebé están lo suficientemente maduros.
  • Administrar antibióticos.
  • Posiblemente, administrar esteroides para ayudar a desarrollar los pulmones del bebé más rápidamente.
  • Tratar de demorar el parto hasta que se completen las 33 semanas de gestación.

24-31 semanas de gestación
El médico proporcionará tratamiento con antibióticos y esteroides. El médico puede intentar demorar el parto hasta que se completen las 33 semanas de gestación.

Menos de 24 semanas de gestación
El médico puede ingresarla en el hospital para que haga reposo en cama y para controlarla a usted y a su bebé. Veinticuatro semanas de gestación es lo más prematuramente que un bebé puede nacer. El médico hablará sobre los riesgos y beneficios de sus opciones de tratamiento.

Prevención
Los investigadores están investigando las formas de prevenir la RPMP. Tomar antibióticos de forma preventiva durante el segundo y el tercer trimestre puede reducir el riesgo. También puede tomar algunas medidas para tener un embarazo más saludable, como dejar de fumar .




RESOURCES:
American Pregnancy Association

National Institute of Child Health and Development

CANADIAN RESOURCES:

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

References:
Cunningham FG, et al. Williams Obstetrics . 22nd ed. New York, NY: McGraw-Hill Medical Publishing Division; 2005.

DynaMed editors. Preterm premature rupture of membranes at term. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php . Updated May 2010. Accessed June 1, 2010.

Eisenberg A, Murkoff HE, Hathaway SE. What to Expect When You’re Expecting . New York: Workman Publishing; 2002.

Ferris DG. Management of bacterial vaginosis during pregnancy. Am Fam Physician . 1998;57(6).

Jeffcoat MK, et al. Periodontal disease and premature birth: results of a pilot intervention. J Periodontology . 2003;74(8);1214.

Kohnle D. Placental abruption. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81 . Updated May 2008. Accessed December 1, 2008.

Pregnancy Info.net. Premature rupture of membranes: causes, risks, and treatment. Pregnancy Info.net website. Available at: http://www.pregnancy-info.net/prom.html . Accessed June 1, 2010.

Premature Rupture of Membranes, Practice Bulletin No. 80, April 2007, The American College of Obstetricians and Gynecologists.

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.