El Riesgo de Trombosis Venosa Profunda Podría Incrementar con Periodos Prolongados de Estar Sentado en un Escritorio
English Version

La trombosis venosa profunda (DVT) es un coágulo sanguíneo que se desarrolla en una vena profunda en el cuerpo. Este coágulo puede provocar un retroceso en el flujo sanguíneo, causando dolor e incapacidad. Si parte del coágulo se desprende, éste puede viajar hacia los pulmones provocando un embolismo pulmonar (PE) que puede ser mortal. El coágulo puede formarse debido a flujo sanguíneo lento, estancamiento de sangre, lesión, o problemas circulatorios. Las contracciones musculares en las extremidades ayudan a empujar la sangre a través de las venas de regreso al corazón. Los periodos prolongados de inmovilidad, como estar sentado en el trabajo, incrementan la probabilidad de que se forme un coágulo.

Aunque se han estudiado los vuelos prolongados y el reposo en cama prolongado, han habido pocos estudios que observaron específicamente a las largas horas de inmovilidad en el escritorio. The Capital and Coast District Health Board en Nueva Zelanda quiso investigar la posible relación. El estudio, publicado en Journal of the Royal Society of Medicine , encontró que mientras más horas pasara sentado en el trabajo, era más alto el riesgo de tromboembolismo venoso (VTE). La PE y DVT son el resultado de VTE.

Acerca del Estudio
El estudio fue un estudio controlado por caso. Investigadores revisaron 97 casos de personas que tenían DVT o PE y un grupo de control de 106 personas con características similares que no tenían DVT o PE. Las personas de ambos grupos recibieron cuestionarios acerca de su VTE.

El tiempo que pasaban sentadas fue dividido en tiempo total que pasaban sentadas y la duración de tiempo antes de levantarse. Los investigadores definieron el estar sentado por tiempo prolongado como:

  • Estar sentado al menos ocho horas al día y al menos tres horas cada vez sin levantarse
  • Estar sentado al menos 10 horas al día y al menos dos horas cada vez sin levantarse
  • Estar sentado al menos 12 horas al día y al menos una hora cada vez sin levantarse
Ellos revisaron el tiempo de estar sentado en el trabajo por sí mismo y el tiempo total pasado sentado en el trabajo que incluyó el empleo, viaje, y estar sentado frente a una computadora en casa. El análisis mostró:

  • El número máximo de horas sentado en el trabajo estuvo asociado con VTE, incrementando 10% por hora adicional de estar sentado
  • El número de horas sentado sin levantarse estuvo asociado con VTE, con el riesgo incrementando 20% por hora adicional de estar sentado
Los estudios controlados por caso pueden proporcionar información preliminar, pero generalmente no se consideran completamente confiables. Se necesitarán más estudios para confirmar esta relación y eliminar o controlar variables que puedan afectar al resultado.

¿Cómo le Afecta Esto?
Muchos trabajos podrían requerir horas más prolongadas en el escritorio. Evite pasar periodos prolongados sentados sin tener un descanso. Tenga el hábito de levantarse y moverse una vez cada hora. Suba por las escaleras en lugar de usar el elevador cuando sea posible, camine a la oficina de alguien en lugar de enviar un e-mail, o tome la ruta más larga para ir a una reunión a almorzar. Estos pocos pasos ayudarán a sus músculos a funcionar como bombas y evitar el estancamiento de sangre en sus piernas.

Si usted tiene un problema circulatorio, hable con su médico acerca de los tratamientos médicos adecuados y los cambios en el estilo de vida.




Fuentes Adicionales:
American Academy of Family Physicians

Orthopaedic Connection - American Academy of Orthopaedic Surgeons

Referencias:
West J, Perrin K, Aldington S, et al. A case-control study of seated immobility at work as a risk factor for venous thromboembolism. J R Soc Med . 2008 May;101(5):237-43.

Last Reviewed Julio 2008



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.