Fractura Navicular
English Version

Definición
Una fractura navicular es una fractura del hueso navicular del pie, un hueso en la parte superior de la zona media del pie. Los atletas son particularmente susceptibles a fracturas del hueso navicular. (Además, existe un hueso navicular en la muñeca.)

Hueso navicular del pie

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
Una fractura navicular puede ser causada por una caída, torcedura severa, o trauma directo en el hueso navicular. Además, puede ser provocada por sobrecarga repetida en el pie, lo que origina una fractura que no se debe a ningún traumatismo agudo (una fractura por esfuerzo ).

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los siguientes factores podrían incrementar su riesgo de una fractura navicular:

Síntomas
Los síntomas de una fractura navicular incluyen:
  • Dolor vago, incómodo en la parte superior, media de su pie, el cual puede difundirse a su arco
  • Incremento del dolor con la actividad
  • Dolor sólo en un pie
  • Manera alterada de andar
  • Dolor que se resuelve con descanso
  • Inflamación del pie
  • Sensibilidad al tacto del lado interior del pie

Diagnóstico
Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico, el cual incluirá una examinación minuciosa de su pie. Otras pruebas pueden incluir:
  • Radiografías : una prueba que usa radiación para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo, especialmente los huesos
  • Escáner óseo - un examen que origina una imagen de los huesos, utilizando una dosis baja de sustancia radioactiva que se inyecta en una vena
  • Tomografía computarizada (TC) : un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Resonancia magnética (RM) : un examen que utiliza ondas magnéticas para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo. Esto es particularmente útil con las fracturas por esfuerzo.

Tratamiento
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Tratamiento sin cirugía
La mayoría de los casos de fractura navicular responden bien al ser colocados en un yeso que sostenga los huesos en su lugar. Usted necesitará usar muletas para ayudarse a caminar. Una vez que el hueso haya sanado, su médico recomendará un programa de rehabilitación que le permitirá regresar eventualmente a sus actividades normales.

Cirugía
En casos poco comunes de fractura severa, usted puede necesitar cirugía para realinear al hueso. Esto involucra colocar una placa de metal y/o tornillos o broches para sostener al hueso en su lugar. Deberá usar un yeso o una férula después de la cirugía. Además, necesitará muletas para ayudarse a caminar.

Prevención
Para prevenir las fracturas naviculares y otras fracturas en el pie:
  • Use zapatos que le queden bien y le apoyen que sean apropiados para el tipo de actividad que esté realizando.
  • Lleve una dieta con alto contenido de calcio y vitamina D.
  • Haga ejercicios con carga de peso para fortalecer los huesos.
  • Forme músculos fuertes y practique ejercicios de balance para prevenir caídas.




RESOURCES:
American Academy of Orthopaedic Surgeons

American Orthopaedic Foot & Ankle Society

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Orthopaedic Association

Canadian Orthopaedic Foundation

References:
Coris EE, Lombardo JA. Tarsal navicular stress fractures. American Family Physician website. Available at: http://www.aafp.org/afp/20030101/85.pdf . Accessed June 26, 2007.

Stress fractures of the foot and ankle. American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Available at: http://orthoinfo.aaos.org/fact/thr_report.cfm?Thread_ID=367&topcategory=Foot . Accessed June 26, 2007.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.