Picrorhiza
  • ¿Para Qué Se Usa la Picrorhiza Hoy en Día?
  • Dosis
  • Temas de Seguridad
  • Referencias
English Version

El rizoma (extensión subterránea del tallo) de la picrorhiza tiene una larga historia de uso en la medicina Ayurvédica de la India para el tratamiento de problemas digestivos. Otros usos tradicionales incluyen el tratamiento de la picadura de escorpión, asma, enfermedades hepáticas, e infecciones febriles.

¿Para Qué Se Usa la Picrorhiza Hoy en Día?
No hay usos medicinales establecidos científicamente para la picrorhiza.

Con frecuencia, se defiende a la picrorhiza como un tratamiento para el asma, basándose principalmente en dos estudios realizados en la década de 1970. 1-2 Sin embargo, ninguno de estos estudios se realizó de tal manera que produjera resultados confiables en el sentido moderno. Sólo estudios doble ciego, controlados con placebo en realidad pueden mostrar que un tratamiento es efectivo, y los dos de tales estudios sobre la picrorhiza para el asma no lograron encontrar a la hierba más efectiva que el placebo. 3,4 (Para obtener información detallada sobre la abrumadora importancia de este tipo de estudio, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego? )

Un pequeño estudio doble ciego encontró a la raíz de picrorhiza (375 mg, 3 veces diariamente) más efectiva que el placebo para reducir las señales de daño hepático en personas con hepatitis viral aguda. 5 Sin embargo, este estudio fue altamente preliminar y sufrió de numerosos defectos. La otra evidencia usada para apoyar el uso de picrorhiza como un protector hepático es incluso más débil, consistiendo de estudios de probeta y estudios en animales , y estudios abiertos en humanos. 6

Otros usos propuestos de la picrorhiza que se han sometido a estudio, pero que en la actualidad carecen de evidencia significativa incluyen los siguientes: fomentar la respuesta a las vacunas, 7 acelerar la curación de heridas , 8 y aumentar la efectividad del tratamiento convencional para el vitiligo . 9

Dosis
Una dosis típica recomendada de picrorhiza en polvo varía de 400 mg a 1,500 mg diariamente, o una cantidad equivalente en forma de extracto.

Como todas las plantas, la picrorhiza contiene una variedad de químicos. Algunos de los más investigados de estos componentes incluyen la picrosida I, kutkosida, androsina, y apocinina. Algunos extractos de picrorhiza están estandarizados para contener una cantidad indicada de una o más de estas sustancias. Sin embargo, debido a que ningún componente de la picrorhiza tiene algún beneficio medicinal establecido, tal estandarización no tiene implicación práctica conocida.

Temas de Seguridad
Con base en su larga historia de uso tradicional, la picrorhiza parece ser relativamente segura. Sin embargo, faltan estudios sistemáticos científicamente modernos de seguridad sobre la picrorhiza. Por esta razón, en la actualidad no recomendamos el uso de esta hierba.

Muchas hierbas y otros tratamientos considerados seguros con base en su uso tradicional después han resultado presentar riesgos severos y no reconocidos previamente. Los herbolarios esperarían notar reacciones inmediatas y drásticas a las fórmulas herbales, y uno puede asumir con confianza que los tratamientos usados durante miles de años al menos son poco propensos a causar tales problemas en las tantas personas que los toman. Sin embargo, se podría esperar que algunos tipos de daño eludan fácilmente la detección de los herbolarios tradicionales. Éstos incluyen problemas de seguridad que se retrasan, ocurren relativamente poco, o son difíciles de detectar sin instrumentos científicos.

Debido a la falta de evaluación extensa de seguridad, no recomendamos el uso de picrorhiza por mujeres embarazadas o en lactancia, niños pequeños, o personas con enfermedades hepáticas o renales severas.




Referencias Rajaram D. A preliminary clinical trial of Picrorrhiza kurroa in bronchial asthma. Indian J Pharmacol. 1975;7:95-96. Shan BK, Kamat SR, Sheth UK. Preliminary report of use of Picrorrhiza kurroa root in bronchial asthma. J Postgrad Med. 1977;23:118-120. Dorsch W, Stuppner H, Doshi VB, Shetye VM, Mahashur AA, Kamat SR. Picrorrhiza kurroa in bronchial asthma. J Postgrad Med. 1983;29:89-95. Thomas M, Sheran J, Smith N, et al. AKL1, a botanical mixture for the treatment of asthma: a randomised, double-blind, placebo-controlled, cross-over study. BMC Pulm Med. 2007;7:4. Vaidya AB, Antarkar DS, Doshi JC, et al. Picrorhiza kurroa (Kutaki) Royle ex Benth as a hepatoprotective agent-experimental and clinical studies. J Postgrad Med. 1996;42:105-108. Picrorhiza kurroa. Monograph. Altern Med Rev. 2001;6:319-321. Khajuria A, Gupta A, Singh S, et al. RLJ-NE-299A: a new plant based vaccine adjuvant. Vaccine. 2007;25:2706-2715. Singh AK, Sharma A, Warren J, et al. Picroliv accelerates epithelialization and angiogenesis in rat wounds. Planta Med. 2007;73:251-256. Epub 2007 Feb 22. Bedi KL, Zutshi U, Chopra CL, Amla V. Picrorhiza kurroa, an Ayurvedic herb, may potentiate photochemotherapy in vitiligo. J Ethnopharmacol. 1989;27:347-352.
Last Reviewed septiembre 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.