La Circuncisión Reduce a la Mitad el Riesgo de Infección con VIH en Hombres Heterosexuales
English Version

África es el hogar de sólo el 10% de la población mundial, pero tiene un alarmante 67% de los casos de VIH/SIDA en todo el mundo. Y los índices de nuevas infecciones continúan creciendo; se reportaron 2.8 millones de nuevos casos en África del Sub-Sahara en 2006, desde 2.6 millones en 2004 (en Norteamérica, el índice de nuevos casos fue de 43,000 tanto en 2004 como en 2006).

En la década de 1980, investigadores notaron que el VIH era menos común en culturas africanas en las que los hombres eran circuncidados rutinariamente, mientras que los hombres que vivían en regiones más afectadas por el VIH no estaban circuncidados. Observaciones posteriores sugieren que la circuncisión reduce el riesgo de infección por VIH. Esta teoría fue examinada recientemente en tres estudios aleatorios, controlados realizados en Uganda, Sudáfrica y Kenia. Los tres reportaron descensos considerables en los índices de infección con VIH entre hombres que estaban circuncidados, en comparación con los hombres que no lo estaban. Los resultados fueron tan drásticos que los estudios se detuvieron antes de tiempo para que a los hombres en los grupos de control se les pudiera ofrecer la circuncisión.

El más grande de estos estudios, reportado el 24 de febrero de 2007 en Lancet, involucró a 5,000 hombres no circuncidados en Uganda. La mitad de los hombres fueron circuncidados, mientras que la otra mitad sirvió como control. Después de dos años de seguimiento, el índice de infección con VIH fue 51%-60% menor entre los hombres que estaban circuncidados.

Acerca del Estudio
Científicos de Johns Hopkins University se unieron con investigadores en varios sitios en Uganda para reunir a hombres heterosexuales, VIH negativos de 15 a 49 años de edad, para este estudio. La mitad de los hombres (2,474) fueron circuncidados al inicio del estudio, mientras que la otra mitad (2,522) permanecieron no circuncidados como el grupo de control. La revisión inicial incluyó un examen físico, examen de VIH, y preguntas acerca de conductas relacionadas con el VIH. Los exámenes y entrevistas se repitieron seis semanas en el estudio, así como 6, 12 y 24 meses después. Los investigadores compararon la cantidad de hombres que contrajeron VIH en los dos grupos.

Después de 24 meses, el índice de infecciones con VIH fue significativamente más bajo entre hombres circuncidados, independientemente de su estado civil, educación, edad, o conductas sexuales riesgosas. Las reducciones en los acontecimientos variaron del 51% al 60%, dependiendo del análisis estadístico usado. El ocho por ciento de los hombres que estaban circuncidados reportaron efectos secundarios, la mayoría de los cuales fueron leves y se resolvieron con tratamiento.

En el estudio en Sudáfrica, hombres de 18 a 24 años fueron asignados aleatoriamente a ser circuncidados (1,546 hombres) o a estar en el grupo de control (1,582 hombres). Durante 18 meses de seguimiento, hubieron 20 casos de infección con VIH en el grupo circuncidado y 49 casos en el grupo de control, lo cual se traduce a una reducción del 60% en infección con VIH asociada con la circuncisión.

Se usó un diseño similar en el estudio en Kenia, en el cual hombres de 18 a 24 años de edad fueron asignados ya sea a circuncisión (1,391 hombres) o a control (1,393 hombres). En el transcurso de 24 meses de seguimiento, la circuncisión estuvo relacionada con una reducción del 53% al 60% en el riesgo de infección con VIH. Hubieron 22 casos de VIH en el grupo circuncidado y 47 casos en el grupo de control. Veinte de los hombres circuncidados reportaron efectos secundarios, los cuales fueron de severidad leve a moderada y se resolvieron rápidamente.

Una advertencia para estos resultados es la probabilidad de que el detener un estudio antes de tiempo pueda sobreestimar el beneficio de la intervención.

¿Cómo le Afecta Esto?
Estos tres estudios clínicos en tres poblaciones diferentes revelaron profundos beneficios de la circuncisión para la reducción de infección con VIH entre hombres heterosexuales. Asumiendo que la reducción del 60% en el riesgo pueda aplicar para la población en general, un estimado de 2 millones de nuevas infecciones con VIH y 300,000 muertes podrían evitarse en el transcurso de los próximos diez años si todos los hombres en África del Sub-Sahara fueran circuncidados. Es probable que las mujeres también se beneficien; con menos hombres infectados, los índices de transmisión de VIH de hombre a mujer disminuirán.

Los hombres que están circuncidados no deberían interpretar estos resultados como un permiso para ser menos cuidadoso con otras medidas de prevención del VIH. La circuncisión no brinda protección completa y sólo debería ser una faceta de un estilo de vida de bajo riesgo que incluya lo siguiente:
  • Monogamia
  • Uso de condón
  • Examinación de VIH y asesoría
  • Diagnóstico y tratamiento oportuno de infecciones de transmisión sexual
  • Evasión del uso de drogas por vía intravenosa (IV)




Fuentes Adicionales:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases

UNAIDS: Joint United Nations Programme on HIV/AIDS

Referencias:
Auvert B, Taljaard D, Lagarde E, Sobngwi-Tambekou J, Sitta R, Puren A. Randomized controlled intervention trial of male circumcision for reduction of HIV infection risk: The ANRS 1265 Trial. PLoS Med . 2005;2:1112-1122.

Bailey RC, Moses S, Parker CB, et al. Male circumcision for HIV prevention in young men in Kisumu, Kenya: a randomized controlled trial. Lancet . 2007;369:643-656.

Gray RH, Kigozi G, Serwadda D, et al. Male circumcision for HIV prevention in men in Rakai, Uganda: a randomized trial. Lancet . 2007;369:657-666.

Newer approaches to HIV prevention [editorial]. Lancet . 2007;369:615.

UNAIDS. UNAIDS/WHO AIDS Epidemic Update: December 2006. UNAIDS website. Disponible en: http://www.unaids.org/en/HIV_data/epi2006/default.asp . Accedido abril 4, 2007.

Last Reviewed Abril 2007



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.