Calcio para Prevenir el Cáncer de Colon
English Version


Los adenomas colorrectales son pólipos precancerosos que ocurren en el tracto digestivo inferior. Varios tipos de evidencia indican que el consumo de suplementos de calcio podría ayudar a prevenir los pólipos de colon y también reducir el riesgo de cáncer de colon.

Un artículo publicado en Journal of the National Cancer Institute en el 2007 agrega peso a esta hipótesis. Un total de 930 personas con un historial de previo pólipo de colon recibieron ya sea placebo o carbonato de calcio (3 gramos diariamente) durante cuatro años- Al final del periodo de estudio de cuatro años, las personas que recibieron calcio mostraron un índice significativamente más bajo de recurrencia de pólipos en comparación con quienes recibieron placebo. Después se detuvo el tratamiento, pero los investigadores continuaron siguiendo a los participantes. Extraordinariamente, el efecto protector del calcio se mantuvo tanto como por cinco años después del final de la parte activa del estudio. Incluso si las personas no siguieron tomando suplementos de calcio, permanecieron relativamente menos propensas a desarrollar pólipos simplemente por haberlo tomado .

Sin embargo, existen dos advertencias. Primero, la dosis de la complementación de calcio es muy alta, y no se debería someter a ella sin la supervisión de un médico. Además, hay evidencia débil pero aún potencialmente preocupante de que los suplementos de calcio, cuando los toman hombres, elevan el riesgo de cáncer de próstata.




Referencias:
Grau MV, Baron JA, Sandler RS, et al. Prolonged effect of calcium supplementation on risk of colorectal adenomas in a randomized trial. J Natl Cancer Inst . 2007;99:129-36.




Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.