Encefalitis Japonesa
English Version

Definición
La encefalitis japonesa es un virus originado por mosquitos que conlleva a inflamación del cerebro. Puede afectar al sistema nervioso central y causar severas complicaciones, incluso la muerte.

Causas
La encefalitis japonesa puede ocurrir si a usted le pica un mosquito infectado con el virus.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los siguientes factores incrementan su probabilidad de estar expuesto a la encefalitis japonesa. Si tiene alguno de estos factores de riesgo, informe al médico:
  • Vivir o viajar en ciertas partes rurales de Asia. Según los US Centers for Disease Control and Prevention, han habido brotes de encefalitis japonesa en China, Corea, Japón, Taiwan, y Tailandia. Estos países han controlado la enfermedad mediante vacunaciones. Otros países que aún tienen epidemias periódicas incluyen Vietnam, Cambodia, Birmania, India, Nepal, y Malasia.
  • Ser un laboratorista que podría estar expuesto al virus

Síntomas
Por lo general, los síntomas de la encefalitis japonesa aparecen de 5 a 15 días después de la picadura de un mosquito infectado. Si usted experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a encefalitis japonesa. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.
  • Agitación
  • Daño cerebral
  • Escalofríos
  • Coma
  • Confusión
  • Convulsiones (especialmente en niños)
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Rigidez en el cuello
  • Parálisis
  • Cansancio
  • Temblor
  • Vómitos

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:
  • Exámenes de sangre para buscar anticuerpos
  • Tomografía computarizada (TC) : un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Resonancia magnética : una prueba que usa ondas magnéticas para captar imágenes de estructuras internas del cuerpo
  • Exámenes de líquido cefalorraquídeo

Tratamiento
Debido a que no hay tratamiento específico para la encefalitis japonesa, el cuidado se concentra en tratar los síntomas y complicaciones específicos.

Prevención
Existe una vacuna contra la encefalitis japonesa que se recomienda para las personas que viven en ciertas áreas rurales de Asia o que viajan allí (consulte los nombres de los países más arriba ) y para las personas que trabajan en laboratorios y corren riesgo de estar expuestas al virus. Además, tome las siguientes medidas para protegerse a sí mismo de picaduras de mosquitos para prevenir la enfermedad:
  • Permanezca en áreas bien revisadas.
  • Use ropa que cubra la mayor parte de su cuerpo.
  • Use repelentes contra insectos que contengan hasta un 30% de NN-dietil metatoluamida (DEET) sobre la piel y la ropa.




RESOURCES:
Centers for Disease Control and Prevention

Traveler's Health
Centers for Disease Control and Prevention

CANADIAN RESOURCES:

Public Health Agency of Canada

References:
Japanese encephalitis. Centers for Disease Control and Prevention website. Available at: http://www.cdc.gov/ncidod/dvbid/jencephalitis/index.htm. Accessed . Accessed April 20, 2007.

Japanese encephalitis. Directors of Health Promotion and Education website. Available at: http://www.dhpe.org/infect/jpenceph.html. Accessed . Accessed April 20, 2007.

Japanese encephalitis. EBSCO DynaMed website. Available at: http://dynamed101.epnet.com/Detail.aspx?id=115597. Accessed . Accessed April 20, 2007.

Vaccine is key to preventing outbreaks of Japanese encephalitis. UNICEF website. Available at: http://www.unicef.org/infobycountry/india_28555.html. Accessed . Accessed April 20, 2007.

Last Reviewed diciembre 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.