Dieta con niveles controlados de lactosa
English Version

¿Qué es la lactosa?
La lactosa es un tipo de carbohidrato que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Algunas veces, se la denomina azúcar de la leche. La enzima lactasa descompone a la lactosa en el intestino delgado.

¿Por qué debería seguir una dieta con niveles controlados de lactosa?
Si usted es intolerante a la lactosa, su cuerpo es incapaz de digerir grandes cantidades de lactosa. Consumir lactosa puede provocar síntomas como gases, hinchazón, calambres y diarrea . Reducir la cantidad de lactosa en la dieta permite prevenir o reducir estos síntomas.

Con frecuencia, la intolerancia a la lactosa aparece cuando hay escasez de la enzima lactasa. También puede ser ocasionada por enfermedades o lesiones que afectan el intestino delgado.

Fundamentos sobre las dietas con niveles controlados de lactosa
El objetivo de esta dieta es reducir los síntomas inducidos por la lactosa para evitar que resulten molestos. La cantidad de lactosa que se tolera varía de persona a persona. Puede resultarle útil llevar un registro de los alimentos que consume y los síntomas que tiene.

Fuentes comunes de lactosa
La lactosa se encuentra en todos los productos lácteos. Algunos productos contienen más lactosa que otros. Este carbohidrato también puede ser un ingrediente de otros tipos de alimentos. Para determinar si un alimento contiene lactosa, busque las siguientes palabras clave en la lista de ingredientes:
  • Mantequilla
  • Queso
  • Crema
  • Leche disecada
  • Lactosa
  • Leche
  • Leche : componentes sólidos
  • Leche en polvo
  • Suero de leche

Alimentos sin lactosa
Los siguientes alimentos generalmente no contienen lactosa:
  • Leche sin lactosa (p. ej., Lactaid)
  • Sopas a base de caldo de carne
  • Leche de soya, de almendras y de arroz
  • Pescado, res, cerdo, cordero y pollo preparado sin productos lácteos
  • Tofú y productos del tofú preparados sin productos lácteos
  • Pan, cereales y galletas hechas sin productos lácteos
  • Sorbetes
  • Gelatina

Alimentos con bajo contenido de lactosa
Los siguientes alimentos sólo contienen bajas cantidades de lactosa (2 gramos o menos por porción) y, con frecuencia, pueden tolerarse en cantidades pequeñas:
  • Queso añejo (p. ej., suizo, cheddar, parmesano): de 1 a 2 onzas
  • Queso crema: 2 cucharadas
  • Queso cottage: ½ taza
  • Sorbete de naranja: ½ taza

Cómo determinar su nivel de tolerancia a los lácteos
Antes de eliminar todos los productos lácteos de su dieta, intente reducirlos. Con frecuencia, la leche se tolera mejor en pequeñas cantidades (4 onzas o menos por vez) y cuando se consume con alimentos. Los productos lácteos cultivados, como el yogurt y kefir, con frecuencia se toleran bien porque contienen bacterias que ayudan a descomponer la lactosa. Los quesos añejos, como el cheddar y el suizo, que contienen cantidades muy bajas de lactosa, también suelen tolerarse bien.

Alternativas a la leche
Las alternativas a la leche común incluyen la leche reducida en lactosa y la leche sin lactosa (p. ej., Lactaid). También se pueden agregar tabletas de enzima lactasa a la leche para reducir el contenido de lactosa. Algunas alternativas no lácteas incluyen la leche de soya y la leche de arroz.

Preocupaciones nutricionales
Los productos lácteos son una fuente excelente de calcio . La leche también está fortificada con vitamina D , que es necesaria para que el cuerpo procese el calcio. Si reduce o elimina los productos lácteos, asegúrese de obtener estos nutrientes de alguna otra parte. Buenas fuentes de calcio incluyen el jugo de naranja fortificado, los cereales para el desayuno fortificados, el pescado enlatado con espinas y el tofu. Buenas fuentes de vitamina D incluyen el salmón, el pez caballa, las yemas de huevo y la luz solar.

Sugerencias para consumir una dieta con un nivel controlado de lactosa
  • Use un registro de alimentos para identificar cuáles alimentos provocan molestias.
  • Haga cambios graduales en su dieta y registre los efectos.
  • Intente reducir los tamaños de las porciones de alimentos que contengan lactosa.
  • Consuma alimentos con bajo contenido de lactosa acompañados de otros alimentos.
  • Lea las etiquetas de los alimentos en busca de ingredientes que puedan indicar la presencia de lactosa.
  • Busque productos de comida Kosher etiquetados como “Pareve”. Esto significa que no contienen lácteos.
  • Intente tomar un suplemento de lactasa antes de comer alimentos que contengan lactosa.
  • Trabaje con un nutricionista matriculado para crear una dieta adecuada para usted.



RESOURCES:
Academy of Nutrition and Dietetics

American Gastroenterological Association

CANADIAN RESOURCES:
Dietitians of Canada

Health Canada Food and Nutrition

References:
Duyff RL. American Dietetic Association Complete Food and Nutrition Guide . 3rd ed. Hoboken, NJ: John Wiley & Sons; 2006.

General guidelines for managing lactose intolerance. University of Virginia Health System website. Available at: http://www.healthsystem.virginia.edu/internet/digestive-health/nutrition/lactosediet.cfm . Accessed April 9, 2007.

Lactose intolerance. American Gastroenterological Association website. Available at: http://www.gastro.org/wmspage.cfm?parm1=854 . Accessed January 3, 2010.

Lactose intolerance. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases website. Available at: http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/lactoseintolerance/ . Accessed January 3, 2010.

Nutrition care manual. American Dietetic Association website. Available at: http://nutritioncaremanual.org/auth.cfm?p=%2Findex.cfm%3F . Accessed January 3, 2009.

Last Reviewed febrero 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.