Monofosfato de Adenosina
  • Requerimientos/Fuentes
  • Dosis Terapéuticas
  • Usos Terapéuticos
  • Temas de Seguridad
  • Referencias
English Version

El monofosfato de adenosina (AMP) es una sustancia que crea el cuerpo en el transcurso de producir trifosfato de adenosina (ATP), una fuente de energía usada en todo el cuerpo. El ATP es tan ubicuo en el cuerpo que con frecuencia se le llama la "divisa de energía" del cuerpo.

Con base en evidencia altamente preliminar, la AMP se ha recomendado como un tratamiento para herpes zóster y fotosensibilidad .

Requerimientos/Fuentes
No hay requerimiento nutricional para AMP, debido a que el cuerpo lo produce a partir de almidones.

Dosis Terapéuticas
Una dosis típica recomendada de AMP es de 100 a 200 mg diariamente. Sin embargo, no está claro que el AMP se pueda absorber oralmente, y la mayoría de los estudios han involucrado una forma inyectada de la sustancia.

Usos Terapéuticos
En adultos, la infección por el virus herpes zóster puede causar una condición conocida con el mismo nombre. El herpes zóster genital ataca generalmente en un par de semanas, pero los síntomas pueden continuar hasta volverse crónicos. A esta condición se le llama neuralgia post-herpética (PHN). Evidencia insinúa que las personas con infección por herpes zóster pueden tener niveles más bajo de lo normal de AMP. Con base en esto, el AMP se ha estudiado como un posible tratamiento para síntomas iniciales de herpes zóster, así como para prevenir neuralgia post-herpética.

En un estudio doble ciego controlado por placebo de 32 personas con herpes zóster, se inyectó AMP tres veces a la semana durante 4 semanas. 4 Al final del periodo de tratamiento de 4 semanas, el 88% de los que fueron tratados con AMP no tuvieron dolor, versus sólo el 43% en el grupo de placebo; todos los participantes que continuaron con dolor recibieron AMP, y no se reportó recurrencia en 3 a 18 meses de seguimiento.

Sin embargo, éste fue un estudio preliminar, y se necesita más evidencia antes que se pueda considerar a AMP como un tratamiento probado para herpes zóster o neuralgia post-herpética. Además, el AMP oral no se ha tratado para esta condición. Es cuestionable si el AMP tomado oralmente en realidad se quede intacto dentro del cuerpo.

Otro estudio encontró evidencia débil de que el AMP inyectado podría ser útil para aftas bucales . 1 Sin embargo, este estudio no fue doble ciego; fue un ensayo abierto , en el que el efecto placebo y otros factores confusos podrían haber desempeñado una función importante. Por esa razón, no se puede confiar en absoluto en sus resultados. (Para información sobre por qué son esenciales estudios doble ciego para probar que un tratamiento es efectivo, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego? )

Otro estudio abierto insinúa que AMP, esta vez una forma oral, podría ser útil para personas con sensibilidad excesiva al sol ( fotosensibilidad ) asociada con una condición llamada porfiria cutánea tarda. 3

Temas de Seguridad
En los estudios realizados en humanos, el uso de AMP oral no se ha asociado con ningún efecto secundario. Sin embargo, se ha sugerido que el uso de AMP complementario podría disminuir la inmunidad. 2

No se ha establecido la seguridad en niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, o personas con enfermedad hepática o renal severa.




Referencias Sklar SH, Buimovici-Klein E. Adenosine in the treatment of recurrent herpes labialis. Oral Surg Oral Med Oral Pathol . 1979;48:416-417. Sherlock CH, Corey L. Adenosine monophosphate for the treatment of varicella zoster infections: a large dose of caution. JAMA . 1985;253:1444-5. Gajdos A. AMP in porphyria cutanea tarda [letter]. Lancet . 1974;I:163. Sklar SH, Blue WT, Alexander EJ, et al. Herpes zoster. The treatment and prevention of neuralgia with adenosine monophosphate. JAMA . 1985;253:1427-30.
Last Reviewed agosto 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.