Instalaciones para la Asistencia a Largo Plazo: ¿Cuáles Son sus Opciones?
English Version


Elegir un asilo para ancianos u otra instalación para la asistencia a largo plazo se parece un poco a adquirir un automóvil. La mayoría de nosotros empezamos con una idea del tipo de vehículo que necesitamos y luego soñamos un poco. Finalmente, nos conformamos con algo práctico que se ajuste a nuestro presupuesto.

Desde luego, elegir un asilo de ancianos donde usted u otro miembro de la familia vivirá es una decisión mucho más importante que adquirir un automóvil nuevo. Pero, en términos de opciones disponibles, la comparación del automóvil nuevo es pertinente: existen varias opciones dependiendo del precio, los servicios que se necesitan y las preferencias de vida.

Un Número Creciente de Opciones
Actualmente, las comunidades de vida independiente, las instalaciones de vida asistida, los asilos de ancianos y cosas por el estilo ofrecen una variedad de necesidades de asistencia a cada vez más personas. Según el National Center for Health Statistics, había 15,899 asilos de ancianos en los Estados Unidos en 2006, con más por abrir. A continuación se presentan breves descripciones de algunos de los diferentes tipos de instalaciones disponibles de dónde escoger.

Asistencia Domiciliaria
La asistencia domiciliaria proporciona una cantidad limitada de ayuda con actividades rutinarias (tales como el salir de compras, la preparación de alimentos y la asistencia a citas médicas) a las personas que desean y pueden vivir de manera independiente en sus propias casas y que no necesitan cuidados médicos constantes. (La asistencia domiciliaria también puede proporcionarse cuando se necesita un nivel más alto de cuidados, pero puede demostrarse que esto es caro y difícil.)

Vida Independiente y Vida Asistida
Con frecuencia llamada asistencia médica institucional para la tercera edad, existe un amplio espectro de opciones disponibles de asistencia de vida independiente y asistida para ancianos con necesidades variables. Las instalaciones de vida independiente están diseñadas específicamente para adaptar actividades sociales y recreativas dentro de una comunidad de ancianos. No ofrecen ningún servicio doméstico complementario (tal como la preparación de alimentos).

La vida asistida o la asistencia residencial tiende a combinar instalaciones de vida independiente con servicios compartidos tales como alimentación, lavandería y labores domésticas, y en algunos casos, administración de medicamentos y otros servicios personales. También incluyen algunos espacios de vida compartida y proporcionan acceso a actividades sociales y recreativas y a transportación. A diferencia de los asilos de ancianos, las comunidades de vida asistida no proporcionan amplios cuidados médicos.

Asistencia Intermedia y Asilos de Ancianos
Las instalaciones de asistencia intermedia proporcionan asistencia adicional con actividades cotidianas que van más allá de lo que la vida asistida proporciona, tales como ayuda para bañarse y comer. Las pensiones de asistencia para la tercera edad son arreglos subsidiados de vida en grupo. Los asilos de ancianos van más allá al proporcionar verdaderos cuidados de tiempo completo para los ancianos alguna vez disponibles sólo a través de los hospitales. A diferencia de los hospitales, sin embargo, los residentes de los asilos de ancianos todavía tienen la libertad de ir y venir como les plazca y lo pueden hacer de ese modo.

Residencia para Enfermos Terminales
La misión de la asistencia en la residencia para enfermos terminales es proporcionar cuidados de apoyo, a diferencia de los curativos, a pacientes terminales para lograr que estén tan cómodos como sea posible. Está financiado específicamente para pacientes cuya expectativa de vida es de seis meses o menos. Como tal, la residencia para enfermos terminales combina cuidados en instalaciones médicas con grados variables de asistencia domiciliaria para proporcionar asistencia y/o supervisión las veinticuatro horas del día.

¿Cómo Evaluar sus Opciones?
Su consideración principal para elegir asistencia a largo plazo debe ser el tipo y el nivel de cuidados que necesita. Muchas instalaciones se especializan en el cuidado de condiciones específicas de salud, tales como afecciones cardíacas o demencia. También necesita considerar el presupuesto, cualquier cobertura existente que tenga, la proximidad con su familia y amigos, y el ambiente cotidiano en general.

Puesto que existen tantas opciones en un área determinada, es útil recabar información acerca de varias instalaciones y compararlas usando una lista de control. También asegúrese de visitar en persona todas las instalaciones que está tomando en cuenta con seriedad. Para ayudarle a empezar, Medicare ofrece una lista completa de asilos de ancianos en los Estados Unidos por estado. La lista incluye información básica como el tipo de propiedad, el número de residentes y si la instalación participa en los programas de Medicare. La American Association of Retired Persons (AARP, por sus siglas en inglés) ofrece una lista de información para que la recopile cuando visite diferentes asilos de ancianos.

Asuntos Financieros
Según un estudio de 2007 por el MetLife Mature Marketing Institute, el costo promedio anual de cuidados en asilos de ancianos por persona es mayor que $75,190. Medicare paga algunos costos de cuidados en los asilos de ancianos, pero generalmente sólo por un período inicial de tiempo, no a largo plazo como la mayoría de las personas necesitan. (El residente promedio del asilo de ancianos ha vivido allí por casi dos años y medio.)

La AARP (por sus siglas en inglés) recomienda que los ancianos adquieran un seguro especial para ayudar a financiar la asistencia a largo plazo, y la mayoría de los planeadores financieros recomiendan ahorrar para la asistencia a largo plazo como parte del plan de retiro. Varias organizaciones o compañías de seguros ofrecen cobertura para la asistencia a largo plazo. Vea el artículo de seguro para la asistencia a largo plazo para obtener más información.

Otros Aspectos Prácticos
Además de las consideraciones financieras, existen otros asuntos importantes. ¿Está el asilo de ancianos en cuestión cerca de familiares y amigos que le visitarán con frecuencia? ¿Cómo se manejan ciertos servicios, tales como los servicios farmacéuticos? (Por ejemplo, algunos asilos de ancianos permiten que los pacientes usen una farmacia de su preferencia para surtir sus recetas; otros manejan todas las recetas de manera interna.) También es importante preguntar con qué hospitales tiene relaciones contractuales una instalación, en caso de que los residentes necesiten de hospitalización.




CANADIAN RESOURCES:
Advocacy Centre for the Elderly


Referencias:
Alternatives to nursing home care. Centers for Medicare and Medicaid Services website. Disponible en: http://www.medicare.gov/Nursing/Alternatives.asp . Actualizado en marzo de 2008. Accedido el 27 de agosto de 2008.

Assisted living. The Administration on Aging (AOA) website. Disponible en: http://www.aoa.gov/prof/notes/notes_assisted_living.asp Accedido el 11 de julio de 2006.

Congregate care. RetirementHomes.com website. Disponible en: http://www.retirementhomes.com/homes/congregate_care.html . Accedido el 27 de agosto de 2008.

Congregate housing for seniors. Helpguide.com website. Disponible en: http://www.helpguide.org/elder/congregate_housing_seniors_residential.htm . Accedido el 11 de julio de 2006.

Nursing home care. National Center for Health Statistics, the Center for Disease Control and Prevention website. Dsiponible en: http://www.cdc.gov/nchs/fastats/nursingh.htm . Accedido el 27 de agosto de 2008.

Trends in nursing homes by bed size. National Nursing Home Survey website. Disponible en: http://www.cdc.gov/nchs/about/major/nnhsd/nnhschart.htm . Actualizado en enero de 2007. Accedido el 27 de agosto de 2008.

Last Reviewed June 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.