Verdadero o Falso: Volar Durante el Embarazo Es Peligroso para el Feto
English Version


La seguridad realzada está haciendo al viaje aéreo cada vez más agobiante incluso para el viajero de negocios más acostumbrado. A pesar de amenazas terroristas, viajar por aire permanece como una manera extraordinariamente segura de hacerlo dados los peligros obvios de cruzar en lo alto de múltiples motores de jets a 35,000 pies. ¿Pero, es igualmente seguro para todos? Un grupo potencialmente vulnerable de viajeros son las mujeres embarazadas y la frágil carga que llevan a bordo.

Evidencia para la Aseveración de Salud
Uno de los riesgos para la salud contra los que los médicos advierten a las viajeras embarazadas es la presión más baja de la cabina y los niveles reducidos de oxígeno durante los vuelos. Muchos médicos aconsejan a sus pacientes a evitar volar a grandes altitudes en aviones no presurizados (especialmente los que se usan para vuelos de cercanías), para minimizar la posibilidad de aborto espontáneo como resultado de oxígeno insuficiente que llegue al feto. De hecho, con frecuencia se da oxígeno complementario a los pasajeras que estén experimentando complicaciones en su embarazo y aún tengan que volar.

Otra preocupación de salud es el riesgo del feto cuando las mujeres embarazadas estén expuestas a radiación cósmica durante vuelos de grandes altitudes. Aunque esto puede suponer mínimo riesgo para el viajero ocasional, los que vuelan frecuentemente, (por ejemplo, incluyendo pilotos y aeromozas) en ocasiones están expuestos a niveles más intensos de radiación. Algunos expertos afirman que la exposición del feto a radiación en el vuelo, puede dar como resultado defectos congénitos y un riesgo incrementado de cáncer infantil.

Evidencia Contra la Aseveración de Salud
Muchos médicos y expertos en salud de aviación mantienen que el viaje aéreo comercial no posee riesgos especiales para una mujer embarazada o su feto.

Ellos sostienen que no hay evidencia consistente de que la incidencia de aborto espontáneo sea mayor en viajeros frecuentes y personal del vuelo que en la población en general. Además, estudios han mostrado que del 15-20% de las mujeres embarazadas abortarán espontáneamente un feto en las primeras etapas del embarazo, independientemente de su ocupación.

En el asunto de la radiación, muchos expertos sostienen que el factor determinante para evaluar el riesgo del feto es el nivel de exposición, así como la duración y la frecuencia de los vuelos. De hecho, muchos expertos en la salud dicen que la exposición a la radiación durante vuelos comerciales es muy baja; por debajo de la dosis que podría perjudicar al feto.

Conclusión
Existe evidencia insuficiente para apoyar la aseveración de que el viaje aéreo no frecuente durante un embarazo no complicado y de bajo riesgo sea peligroso para la madre o para el feto, particularmente para vuelos más prolongados en los que las cabinas estén bien presurizadas. Sin embargo, las mujeres con problemas médicos significativos y aquellas cuyo embarazo sea considerado de alto riesgo por lo general deberían evitar volar, a menos que sea absolutamente necesario.

Todas las mujeres embarazadas deberían consultar a su médico antes de planear cualquier viaje aéreo. Por supuesto, la mayoría de los médicos le aconsejan inteligentemente a sus pacientes en contra de volar durante el último mes de embarazo, dado que 35,000 pies de altura no es un lugar ideal para entrar en labor de parto. Otra consideración importante es el destino, el cual puede poseer riesgos mucho mayores que el vuelo en sí, particularmente si se viaja internacionalmente.

La noticia es menos tranquilizante para el personal de vuelo que se encuentra en estado de embarazo y necesita volar casi todos los días. The US Federal Aviation Administration (FAA) aconseja al personal de vuelo en estado de embarazo y a sus patrones a reducir los programas de vuelo por esta razón.

Para consejos adicionales con respecto a volar durante el embarazo, US Centers for Disease Control and Prevention tiene un buen artículo con recomendaciones para viajeras aéreas embarazadas.




Referencias:
Air travel during pregnancy: is it safe? Mayo Clinic website. Disponible en http://www.mayoclinic.com/health/air-travel-during-pregnancy/AN00398 . Accedido agosto 10, 2006.

In-flight radiation exposure during pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists website. Disponible en http://www.acog.org/from_home/publications/green_journal/2004/v103n6p1326.pdf . Accedido agosto 10, 2006.

Preconceptional planning, pregnancy, and travel. Centers For Disease Control and Prevention website. Disponible en http://www2.ncid.cdc.gov/travel/yb/utils/ybGet.asp?section=special&obj=pregnant.htm . Accedido agosto 10, 2006.

Pregnancy and flying. Health Physics Society website. Disponible en http://hps.org/publicinformation/ate/faqs/pregnancyandflying.html . Accedido agosto 10, 2006.

Pregnant? you can still travel. ThirdAge website. Disponible en http://www.thirdage.com/healthgate/files/14617.html . Accedido agosto 10, 2006.

Work and travel during pregnancy. University of Pennsylvania Health System website. Disponible en http://www.pennhealth.com/health_info/pregnancy/000237.htm . Accedido agosto 10, 2006.

Crédito de Imagen: Nucleus Communications, Inc.




Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.