Eritema Infecciosa
English Version

Definición
La eritema infecciosa, o quinta enfermedad, es una infección que resulta en un sarpullido ligero en el rostro, tronco y en los miembros. Generalmente, en las personas saludables la quinta enfermedad se cura sin ningún tratamiento médico. Sin embargo, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario deficiente, anemia drepanocítica u otros trastornos sanguíneos deben consultar con un médico.

Eritema Infecciosa (Quinta Enfermedad)

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
La quinta enfermedad que es causada por una infección del parvovirus B19. Este no es el mismo parvovirus que infecta a los perros y a los gatos; el parvovirus B19 sólo afecta a los humanos. Se estima que cerca de la mitad de todos los adultos han estado infectados con el parvovirus B19 en algún momento.

Debido a que el parvovirus se encuentra en las secreciones respiratorias (p. ej., saliva, esputo, mucosidad nasal), generalmente se transmite entre las personas por medio del contacto directo con estas secreciones.

Factores de riesgo
Los siguientes factores incrementan su probabilidad de desarrollar la quinta enfermedad: Si tiene alguno de estos factores de riesgo, informe al médico:
  • Edad: la quinta enfermedad ocurre con mayor frecuencia en los niños
  • contacto con alguien infectado con parvovirus B19

Síntomas
Si usted experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a la quinta enfermedad. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

En general, los primeros signos de la quinta enfermedad ocurren de los 4 a los 14 días posteriores a la infección por el parvovirus B19. Estos síntomas incluyen:
  • Fiebre baja
  • Dolor de cabeza
  • Una nariz que escurre o está tapada

Unos pocos días después de que ocurran estos síntomas, comienza a desarrollarse un sarpullido rojo intenso en el rostro (conocido como mejilla abofeteada). Varios días después, este sarpullido se disemina como uno menos rojo y con manchas hacia el tronco y los miembros. Generalmente, el sarpullido desaparece dentro de los 7 a 10 días. En adultos previamente no infectados, pueden no haber síntomas o desarrollo de un típico sarpullido. Algunos adultos también pueden tener dolor en las articulaciones e inflamación.

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:
  • Examinación del sarpullido
  • Pruebas de sangre - para identificar los anticuerpos al parvovirus

Tratamiento
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos
Debido a que la quinta enfermedad es causada por un virus, los antibióticos no son efectivos para tratarla. Actualmente, no hay medicamentos antivirales disponibles para su tratamiento.

Usualmente, la quinta enfermedad no requiere de ningún tratamiento fuera de descansar. Los medicamentos como el acetaminofeno pueden usarse para aliviar el dolor en las articulaciones y para reducir la fiebre. Los medicamentos anti comezón pueden usarse para aliviar la comezón asociada con el sarpullido.

Personas con Anemia Crónica
En las personas con anemia drepanocítica u otros tipos de anemia crónica, a veces el parvovirus B19 puede causar una anemia grave y aguda. En este caso, la anemia requerirá de tratamiento, el cual incluye hospitalización y transfusiones de sangre.

Personas Con Problemas Inmunes
Las personas con problemas inmunes pueden necesitar de cuidado médico especial, como tratamiento con anticuerpos, para ayudarles a curarse de la infección.

Mujeres embarazadas
A veces, la infección por el parvovirus B19 en las mujeres embarazadas puede causar una anemia grave en el feto o, posiblemente, un aborto natural. Esto es poco frecuente (menos del 5% de los casos). En general, no hay complicaciones graves. No obstante, si está embarazada y cree que puede tener una infección por el parvovirus B19 o si ha estado en contacto con una persona que tiene esta infección, consulte con su obstetra para que realice una evaluación.

Prevención
Es difícil prevenir la transmisión de la quinta enfermedad debido a que el virus es más contagioso antes de que aparezca el sarpullido.

Para ayudar a reducir sus probabilidades de contraer la quinta enfermedad, higienícese correctamente; en especial, lávese las manos para evitar transmitir muchas infecciones.




RESOURCES:
American Academy of Family Physicians

Nemours Foundation

US Centers for Disease Control and Prevention

CANADIAN RESOURCES:


References:
Fifth disease. Nemours Foundation website. Available at: http://kidshealth.org/parent/infections/bacterial_viral/fifth.html . Accessed July 14, 2005.

Fifth disease in the child-care setting. Medem website. Available at: http://www.medem.com/search/article_display.cfm?path=\\TANQUERAY\M_ContentItem&mstr=/M_ContentItem/ZZZRHOZUHCC.html&soc=CDC&srch_typ=NAV_SERCH . Accessed July 14, 2005.

Parvovirus B19 (fifth disease). US Centers for Disease Control and Prevention website. Available at: http://www.cdc.gov/ncidod/dvrd/revb/respiratory/parvo_b19.htm . Accessed July 14, 2005.

Parvovirus B19 infection and pregnancy. US Centers for Disease Control and Prevention website. Available at: http://www.cdc.gov/ncidod/dvrd/revb/respiratory/B19&preg.htm . Accessed July 14, 2005.

Parvovirus B19 infection and pregnancy. US Centers for Disease Control and Prevention website. Available at: http://www.cdc.gov/ncidod/dvrd/revb/respiratory/B19&preg.htm . Accessed December 1, 2006.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.