Necrosis Aséptica de la Cadera
English Version

Definición
La necrosis aséptica de la cadera es la muerte de tejido óseo en la cabeza del fémur a causa de un abastecimiento inadecuado de sangre.

Algunos huesos tienen un frágil abastecimiento de sangre. La cabeza del fémur en la articulación de la cadera es más propensa a sufrir pérdida de abastecimiento de sangre y consiguiente muerte de tejido. Si no se identifica ni se corrige, progresará hasta generar una deformidad y causar dolor y renquera.

La articulación de la cadera

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Causas
Cualquier acontecimiento o condición que dañe las arterias que alimentan la cabeza del fémur eleva el riesgo de necrosis aséptica. Los acontecimientos más comunes son fracturas en la parte superior del fémur y dislocaciones de la cadera. Otras causas reducen el abastecimiento de sangre al ocluir o comprimir los vasos sanguíneos.

Existe un tipo específico de necrosis aséptica de la cadera llamada enfermedad de Legg-Calvé-Perthes que afecta la placa de crecimiento en el extremo superior del fémur en los niños, con mayor frecuencia a niños de 5 a 10 años.

En los Estados Unidos, aproximadamente se diagnostican de 10,000 a 20,000 nuevos pacientes cada año. Predominan los hombres, generalmente menores de 40 años.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los siguientes factores de riesgo aumentan la posibilidad de contraer necrosis aséptica de la cadera. Si usted tiene o ha tenido alguno de estos factores de riesgo, dígaselo a su médico:

Síntomas
Los pocos síntomas de necrosis aséptica de la cadera no son específicos y pueden ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta uno de ellos y está en riesgo de necrosis aséptica de la cadera, consulte a su médico.
  • El dolor inguinal es el síntoma más común, especialmente con acciones de soporte de peso.
  • Dolor en glúteos, muslo, y rodilla
  • Cojera

Un pequeño número de pacientes no experimentan los síntomas típicos.

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Si se sospecha el diagnóstico, usted será canalizado con un cirujano ortopédico.

Las pruebas pueden incluir:
  • Radiografía : prueba que emite radiación para generar una imagen de las estructuras internas del cuerpo, especialmente de los huesos. Cuando la enfermedad se observa en una radiografía, generalmente está demasiado avanzada como para revertirla con un tratamiento.
  • Tomografía computarizada (TC) : un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo.
  • Examen óseo con isótopo radioactivo: el examen óseo con tecnecio es muy sensible pero no es específico.
  • Imagen de resonancia magnética : prueba donde se utilizan ondas magnéticas para generar imágenes de las estructuras internas del cuerpo. Es la prueba más útil y permite detectar la condición de forma oportuna para iniciar un tratamiento efectivo.

Tratamiento
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Tratamiento Conservador
Tomar medicamentos no esteroidales y otros analgésicos y realizar ejercicios que no sean de soporte de peso puede prevenir o minimizar el avance de la enfermedad.

Cirugía
Existen varios procedimientos quirúrgicos que se usan para tratar necrosis aséptica de la cadera. La elección depende de la extensión de la enfermedad y la edad y estado de salud del paciente. Están disponibles los injertos óseos, la descompresión del interior del hueso, el realineamiento del hueso, y el reemplazo protésico de cadera.

Prevención
Para ayudar a reducir sus probabilidades de contraer necrosis aséptica de la cadera, siga estos pasos:
  • Minimice la dosis y duración de medicamentos similares a la cortisona
  • Evite la enfermedad por descompresión cuando bucee bajo el agua




RESOURCES:
Johns Hopkins University Medical School

Penn State Milton S. Hershey Medical Center

CANADIAN RESOURCES:


References:
Abeles M, Urman JD, Rothfield NF. Aseptic necrosis of bone in systemic lupus erythematosus. Relationship to glucocorticoid therapy. Arch Intern Med . 1978;138:750.

Agarwala S, Jain D, Joshi VR, Sule A. Efficacy of alendronate, a bisphosphonate, in the treatment of AVN of the hip. A prospective open-label study. Rheumatology (Oxford). 2005;44:352.

Avascular necrosis. DynaMed website. Available at: http://www.dynamicmedical.com/dynamed.nsf?opendatabase . Accessed August 9, 2005.

Avascular necrosis. The Merck Manual . 17th ed. West Point, PA: Merck and Co; 1999.

Martin K, Lawson-Ayayi S, Miremont-Salame G, et al. Symptomatic bone disorders in HIV-infected patients: incidence in the Aquitaine cohort (1999-2002). HIV Med . 2004;5:421.

Matsuo K, Hirohata T, Sugioka Y, et al. Influence of alcohol intake, cigarette smoking, and occupational status on idiopathic osteonecrosis of the femoral head. Clin Orthop . 1988;234:115.

Metselaar HJ, van Steenberge EJ, Bijnen AB. Incidence of osteonecrosis after renal transplantation. Acta Orthop Scand . 1985;56:413.

Last Reviewed diciembre 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.