Complementos de hierro para bebés y niños
English Version

¿Qué es el hierro?

El hierro es un mineral o metal básico. También es una parte importante de todas las células del cuerpo humano. Más importante aún, el hierro se encuentra en los glóbulos rojos donde transporta oxígeno a todos los órganos y tejidos.

¿Qué pasa cuando el cuerpo tiene poco hierro?
El hierro es necesario para crear nuevas células sanguíneas, por lo tanto, la falta de hierro puede causar un recuento sanguíneo bajo ( anemia ). La anemia es uno de los problemas nutricionales más comunes en todo el mundo.

La anemia puede provocar varios problemas, por ejemplo:
  • Disminución de la energía
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Palidez
  • Problemas de concentración
  • Estreñimiento
  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Falta de aliento
  • Dolor en el pecho

Los bebés y los niños pequeños necesitan hierro para un crecimiento y desarrollo adecuado de sus cuerpos, principalmente del cerebro, que está en rápido crecimiento. Cuando los niños pequeños están anémicos, pueden mostrar retrasos en el desarrollo normal. Es posible que tengan problemas en la escuela, como dificultad para concluir tareas y problemas para poner atención. Sin embargo, recuerde que no todos los niños con anemia tienen los síntomas mencionados anteriormente. Además, algunos niños tienen niveles bajos de hierro, pero aún no han desarrollado completamente la anemia.

¿Algunos niños tienen mayor riesgo de padecer anemia?
Algunos niños son particularmente susceptibles a volverse anémicos. Los niños prematuros , que tienen bajo peso inicial en el parto, que viven en la pobreza o que son inmigrantes recientes tienen mayor riesgo de padecer anemia. Las mujeres adolescentes tienen mayor riesgo de padecer anemia debido a la pérdida de sangre por sus períodos menstruales.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi hijo reciba suficiente hierro?
Generalmente, se piensa que los bebés que sólo son alimentados por amamantamiento reciben suficiente hierro en la leche materna durante los primeros cuatro meses de vida. Después de eso, deberán recibir un suplemento de hierro hasta que obtengan suficiente hierro de otras fuentes, como fórmula fortificada con hierro o alimentos con alto contenido de hierro. Los lactantes que se alimentan con fórmula necesitan una fórmula fortificada con hierro. Una vez que los bebés comen alimentos sólidos, deben recibir alimentos con alto contenido de hierro, como carne o cereales fortificados con hierro, todos los días. Los bebés prematuros casi siempre deberían recibir suplementos de hierro a partir del mes de edad hasta los 12 meses.

Los niños menores de 12 meses no deben beber leche de vaca. Debido a que la leche de vaca es una fuente escasa de hierro, los niños pequeños son propensos a desarrollar anemia si beben más de dos o tres tazas de leche cada día. Si limita la cantidad de leche de vaca que bebe su hijo, tendrá más probabilidades de comer alimentos con mayor contenido de hierro.

El niño debe seguir una dieta equilibrada que incluya porciones diarias de los siguientes alimentos con alto contenido de hierro:
  • Hígado, res, carne de ave, cerdo, cordero
  • Atún, salmón
  • Cereales y panes fortificados con hierro
  • Frijoles secos, tales como de lima, de soya, pintos y guisantes, chícharos majados y alubias
  • Granos enteros, como trigo, mijo, avena y arroz integral
  • Mantequilla de cacahuate y nueces, como almendras y nueces de Brasil
  • Huevos (principalmente las yemas)
  • Frutas secas, tales como los albaricoques, uvas, ciruelas pasa, dátiles, duraznos
  • Verduras de color verde oscuro, incluso verduras de hoja como la espinaca, la col rizada y col de Bruselas, así como brócoli y espárragos
  • Melasa espesa

Curiosamente, el cuerpo absorbe el hierro de fuentes animales (como las carnes) mejor que el hierro de fuentes vegetales. El ácido ascórbico de la vitamina C también ayuda al intestino a absorber el hierro con mayor eficacia. Sirva alimentos con alto contenido de hierro acompañados por bebidas o alimentos con alto contenido de vitamina C. Algunos ejemplos incluyen: jugo de naranja, frutas cítricas, brócoli, frutillas y melón.

¿Debo hacerle una prueba de anemia a mi hijo ?
La anemia puede detectarse fácilmente con un análisis de sangre sencillo. Distintas organizaciones tienen diferentes recomendaciones con respecto a las revisiones de rutina para la anemia. Con frecuencia, se controla a los niños por primera vez alrededor del año de edad, pero si su hijo tiene mayor riesgo, se puede controlar antes. Informe al médico si le preocupa que su hijo tenga anemia o corra riesgo de tener anemia.

¿Cuánto hierro necesita mi hijo?
La cantidad exacta de hierro que se necesita en las dietas de los niños varía según de la edad y el sexo. Por ejemplo, como las adolescentes pierden hierro en la sangre que menstrúan, necesitan más hierro que los chicos adolescentes. Aquí se presentan algunos datos básicos sobre cuánto hierro necesitan los niños en distintas etapas:

Edad

Niñas

Niños

6 a 12 meses11 mg11 mg1 a 3 años7 mg7 mg4 a 8 años10 mg10 mg9 a 13 años8 mg8 mg14 a 18 años15 mg11 mg
¿Qué debo hacer si mi hijo es anémico?
Si su hijo tiene anemia, hable con el médico para asegurarse de proporcionarle una dieta bien equilibrada con alto contenido de alimentos con hierro.

Si el médico cree que su hijo debe tomar suplementos de hierro, pregúntele qué forma de hierro debe utilizar. Existen muchos tipos de preparaciones de hierro en el mercado y probablemente necesite probar varias antes de encontrar una que su hijo pueda tolerar. El médico podría sugerirle que le dé un alimento o bebida que contenga vitamina C junto con el suplemento de hierro, para mejorar su absorción. Si su hijo tiene algún malestar estomacal debido al suplemento, es posible que deba darle dosis más pequeñas varias veces al día.

Si le está administrando suplementos de hierro a su hijo, siga cuidadosamente las instrucciones del médico. El hierro en dosis mayores que las enumeradas en la tabla puede causar síntomas graves en los niños. Nunca supere la cantidad recetada, aunque accidentalmente haya omitido una dosis.

¿Cómo puedo guardar de manera segura los suplementos de hierro de mi hijo?
Los suplementos de hierro son la causa principal de muertes por envenenamiento en niños pequeños. Aunque nuestros cuerpos necesitan cierta cantidad de hierro, el exceso de hierro puede matar, especialmente cuando los niños pequeños tragan suplementos de hierro para adultos. Estos suplementos tienen colores brillantes y parecen caramelos. Para evitar riesgos, coloque los suplementos en el estante más alto del gabinete, preferentemente en una alacena con traba. El suplemento también debe estar en un recipiente marcado, con una tapa de seguridad.

Si cree que su hijo puede haber ingerido una sobredosis de suplementos de hierro u otras multivitaminas que contienen hierro, contacte inmediatamente al Poison Control Center (1-800-222-1222), al médico o al departamento de emergencias del hospital más cercano.




RESOURCES:
American Academy of Pediatrics

United States Department of Agriculture

CANADIAN RESOURCES:


References:
Anemia. Mayo Clinic website. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/anemia/DS00321/DSECTION=risk-factors . Updated June 2009. Accessed March 11, 2010.

Anemia—risk factors. University of Maryland Medical Center website. Available at: http://www.umm.edu/patiented/articles/how_serious_anemia_000057_3.htm . Updated February 2009. Accessed March 11, 2010.

Chantry CJ, Howard CR, Auinger P. Full breastfeeding duration and risk for iron deficiency in U.S. infants. Breastfeed . 2007;2(2):63-73.

Facts about dietary supplements. Office of Dietary Supplements, National Institutes of Health website. Available at: http://www.cc.nih.gov/ccc/supplements/iron.html#rda . Accessed October 8, 2003.

Feeding your infant: ages 5-8 months. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81 . Updated March 2010. Accessed March 11, 2010.

Human nutrition: iron. Ohio State University website. Available at: http://ohioline.osu.edu/hyg-fact/5000/5559.html . Accessed October 8, 2003.

Iron. EBSCO Health Library website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81 . Updated August 2008. Accessed March 11, 2010.

Iron. EBSCO Natural and Alternative Treatments website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=114 . Updated February 2010. Accessed March 11, 2010.

Iron deficiency anemia in infants and children: how to prevent it. Family Doctor website. Available at: http://familydoctor.org/online/famdocen/home/children/parents/kidshealthy/nutrition/751.html . Updated February 2010. Accessed March 11, 2010.

Iron needs of babies and children. Caring for Kids website. Available at: http://www.cps.ca/caringforkids/pregnancybabies/ironreq.htm . Updated April 2007. Accessed March 11, 2010.

Nelson Textbook of Pediatrics . 16th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2000: 149-166.

Recommendations to prevent and control iron deficiency in the United States. Centers for Disease Control and Prevention website. Available at: http://www.cdc.gov/epo/mmwr . Accessed October 8, 2003.

10/12/2010 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php : Baker R, Greer F, the Committee on Nutrition. Clinical report—diagnosis and prevention of iron deficiency and iron-deficiency anemia in infants and young children (0-3 years of age). American Academy of Pediatrics website. Available at: http://pediatrics.aappublications.org/cgi/reprint/peds.2010-2576v1 . Published October 5, 2010. Accessed October 12, 2010.

Last Reviewed REVIEW IN PROGRESS



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.