Embarazo y Sueño: ¿Una Contradicción en Cuanto a Términos?
English Version


El embarazo es un momento emocionante y físicamente exigente. Existen demasiados cambios que se presentan en su cuerpo al mismo tiempo. Pero mientas muchas madres se anticipan a las noches de insomnio que vendrán una vez que el bebé haya nacido, muchas de ellas no están preparadas para el insomnio que experimentarán durante el mismo embarazo.
La verdad es que varias condiciones únicas a las mujeres, como el ciclo menstrual, embarazo y menopausia, pueden afectar su capacidad para dormir. Una razón para que se dé esto es que los niveles cambiantes de hormonas (principalmente el estrógeno y la progesterona) pueden afectar sus patrones de sueño.

Pero los cambios hormonales durante el embarazo no son los únicos culpables. Los síntomas físicos, tales como dolores corporales, náusea, calambres en las piernas, movimientos del feto y acidez estomacal , así como también cambios emocionales, como depresión, ansiedad y preocupación pueden interferir con el sueño. De hecho, de acuerdo a una encuesta que the National Sleep Foundation llevó a cabo, el 78% de las mujeres reportaron padecer más interrupciones de sueño que en cualquier otro momento. Y desafortunadamente, estos problemas relacionados con el sueño llegarán a ser más frecuentes a medida que avanza su embarazo.

Primer Trimestre (Meses 1 a 3)
Durante el primer trimestre, su cuerpo trabaja arduamente para proteger y nutrir a su bebé en desarrollo. La placenta (el órgano que alimenta al feto hasta el nacimiento) se forma, su cuerpo produce más sangre y su corazón late más rápido. También se producen altos niveles de progesterona, aumentando sensaciones de falta de sueño. En efecto, muchas mujeres duermen más de lo usual durante su primer trimestre del embarazo. Desafortunadamente, dormir más no significa necesariamente dormir bien. Existen tres factores comunes que causan falta de sueño durante su primer trimestre:

Micción frecuente: Esto sucede debido a que su cuerpo produce del 30% al 50% más sangre mientras está embarazada y sus riñones necesitan trabajar más arduamente para filtrar el volumen adicional. También, a medida que su bebé se desarrolla, se presenta un aumento en la presión sobre su vejiga, provocando que tenga la necesidad de ir a orinar con más frecuencia.

Toma de siestas: Aunque la progesterona le causa sueño, también puede perturbarlo, dejándola con la sensación de más fatiga durante el día. Así que, satisfaga su cuerpo ocupado y tome siestecitas siempre que sienta la necesidad.

Obtención de la comodidad: ¿Siempre ha dormido boca abajo? Podría reconsiderarlo debido a que tendrá senos sensibles durante su primer trimestre. Si es posible, intente aprender a dormir sobre su costado izquierdo. Esto permite el máximo flujo de sangre al feto, mejora el flujo de los riñones, ayuda a disminuir la inflamación y disminuye la cantidad de presión en su hígado. Otro motivo para evitar dormir boca abajo es para prevenir ejercer presión sobre el feto.

Segundo Trimestre (Meses 4 a 6)
Durante su segundo trimestre, los niveles de progesterona continuarán aumentando, pero con más lentitud. Esto permitirá que duerma mejor que durante su primer trimestre. Su bebé en desarrollo se moverá por arriba de la vejiga y disminuirá la presión sobre ésta, disminuyendo de ese modo su necesidad de visitar frecuentemente el baño. Todavía podría no dormir tan bien como solía hacerlo antes de que estuviera embarazada, pero estará menos exhausta y muchas mujeres reportan tener una sensación general de bienestar durante su segundo cuatrimestre. ¡Disfrútelo!

Tercer Trimestre (Meses 7 a 9)
El tercer trimestre se presenta cuando usted sea más propensa a experimentar interrupciones de sueño. A medida que avance su embarazo, probablemente sentirá que acostarse sobre su costado izquierdo con sus rodillas flexionadas será la posición de sueño más cómoda. En efecto, muchos doctores recomiendan que empiece a aprender a dormir sobre su costado izquierdo a principios de su embarazo, de tal forma que en el momento en que se encuentre en su tercer trimestre, la posición se sienta más normal para usted. Otras causas comunes de interrupción del sueño en el tercer trimestre incluyen:

Micción frecuente: Está de regreso. Su bebé está creciendo, así como la presión sobre su vejiga, lo cual requiere que corra al baño una vez más.
  • Calambres en las piernas y dolor de espalda. Con frecuencia los dolores y los calambres en su espalda y piernas son el resultado del peso extra que usted está cargando.
  • Falta de aliento: También su bebé en desarrollo podría incrementar la presión sobre su diafragma. Esto podría causar que sienta ligeramente falta de aliento y por lo tanto incomodidad cuando trate de dormir.
  • Acidez estomacal: Muchas mujeres experimentan acidez estomacal durante el embarazo.
  • Sueños: Muchas mujeres experimentan sueños muy vívidos, incluso pesadillas durante su embarazo.
  • Estrés: También el estrés (por su puesto) puede interferir con el sueño. Si se siente preocupada sobre la salud de su bebé o los cambios que experimenta un bebé al traerlo a la vida, recuerde que estos sentimientos son completamente normales.
  • Ronquidos/congestión de los senos paranasales: Muchas mujeres que nunca roncaron antes podrían comenzar a hacerlo en algún momento durante su embarazo. Esto es el resultado del incremento de la congestión/inflamación en sus conductos nasales. Si desarrolla síntomas de apnea del sueño (fuertes ronquidos y periodos en los que deja de respirar durante el sueño), debe hablar con su doctor.
  • Síndrome de las piernas inquietas (SPI) : De acuerdo con the National Sleep Foundation, tanto como el 15% de las mujeres desarrollan síndrome de las piernas inquietas (SPI) durante su tercer trimestre del embarazo. Los síntomas de SPI incluyen deslizamiento o sensaciones de movimiento en el pie, pantorrilla o parte superior de la pierna.

Consejos para Dormir
Debido a que está embarazada, no se recomienda asistencia para dormir sin receta médica, incluyendo remedios de hierbas. Sin embargo. Existen algunas medidas que puede tomar para mejorar sus probabilidades de tener una buena noche de sueño:
  • Disminuya su consumo de bebidas con cafeína.
  • Beba muchos líquidos durante el día, después redúzcalos antes de irse a dormir.
  • Intente evitar consumir una comida de gran volumen justo antes de irse a dormir.
  • Evite alimentos que causen acidez estomacal. Esto depende de cada persona, pero podría incluir frutas cítricas y jugos, alimentos fritos, productos lácteos y alimentos picantes.
  • Si le causa problemas la acidez estomacal, eleve la cabecera de su cama.
  • Utilice su cama sólo para dormir.
  • Intente ir a dormir y levantarse a la misma hora todos los días.
  • Haga ejercicio regularmente, pero evite el ejercicio extenuante justo antes de irse a dormir.
  • Si experimenta problemas con la náusea, intente consumir refrigerios suaves frecuentes (como las galletas saladas) durante todo el día.
  • Asegúrese de obtener suficiente calcio. Esto ayudará a evitar calambres en las piernas.
  • Aprenda técnicas de relajación.
  • Tome una siesta a medida que la necesite. Las siestas cortas regulares (30 a 60 minutos) durante el día podrían ayudar a calmar la somnolencia, sin arruinar su sueño nocturno.
  • Intente poner almohadas ya sea entre sus piernas, en la parte inferior de su espalda o en ambas.

Si todavía no puede dormir, intente leer, ver la televisión o ponerse al día con la correspondencia. Al final, se debe sentir lo suficientemente somnolienta para volver a quedarse dormida.




Fuentes Adicionales:
The American Congress of Obstetricians and Gynecologists

The National Sleep Foundation

The National Women's Health Information Center

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:
Canadain Sleep Society

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

Referencias:
Healthy pregnancy. The National Women's Health Information Center website. Disponible en: http://www.4women.gov/ . Accedido septiembre 8, 2003.

Sleeping and pregnancy. Saint Joseph's Hospital website. Disponible en: http://www.stjosephs-marshfield.org/ . Accedido septiembre 8, 2003.

Sleep during pregnancy. KidsHealth for Parents website. Disponible en: http://www.kidshealth.org/ . Accedido septiembre 8, 2003.

Women and sleep. The National Sleep Foundation website. Disponible en: http://www.sleepfoundation.org/ . Accedido el 8 de septiembre de 2003.

Last Reviewed REVIEW IN PROGRESS



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.