Los Animales y Su Salud: Peligros de las Mascotas Exóticas
English Version


Parece que una búsqueda de lo exótico motiva a algunas personas a apartar a los perros y gatos para dirigirse a lo desconocido relacionado con las mascotas no tradicionales. Cuando su hijo pida un petauro de azúcar (pequeños roedores importados de Indonesia), cerdo enano vietnamita, rata gigante de carrillos de Gambia o ardilla voladora, considere cómo afectará esto al hogar.

"La vida salvaje exótica no crea buenas mascotas," dice Jeff B. Bender, DVM, MS, profesor asistente de salud veterinaria pública en the University of Minnesota. "No queremos animar a las personas a que deseen comprar animales exóticos, especialmente los que provienen de otros países o animales peligrosos: serpientes venenosas, felinos grandes o primates. Estos son intrínsecamente peligrosos."

Peligros para la Salud
Anticipe lo inesperado cuando se trate de mascotas exóticas. En primavera de 2003 trajo el primer reporte del país de la viruela del simio cuando las personas enfermaron a causa de perros de pradera infectados que se tenían como mascotas. La viruela del simio es similar a la viruela , sólo que más ligera. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general y agotamiento. Esto seguido por un sarpullido con protuberancias levantadas. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) sospechan que los perros de pradera contrajeron el virus mientras estuvieron viviendo con roedores importados de África. Ahora el gobierno federal prohibe la importación, venta y liberación de perros de pradera y ciertos roedores.

Un año antes de que aparecieran los casos de viruela del simio en perros de pradera, los CDC investigaron un brote de tularemia que mató a un número de perros de pradera en un distribuidor de animales de Texas. La instalación había enviado cientos de animales a puntos de venta en los Estados Unidos y al exterior. La tularemia causa fiebre, escalofríos, tos, dolor de cabeza, dolores musculares y debilidad. También los perros de pradera y los roedores podrían portar plagas.

Pero los perros de pradera no son los únicos animales exóticos que representan un riesgo para la salud personal y pública. Los monos podrían portar enfermedades y no mostrar signos de enfermedad. Pero si muerden, como sucede con frecuencia, podrían transmitir herpes B potencialmente mortal. También los monos podrían portar hepatitis A y bacterias que causan enfermedades intestinales en los humanos. El gobierno de los Estados Unidos no permite que las personas importen o tengan monos. Pero las personas continúan encontrando formas de comprar primates como mascotas.

La salmonelosis , una infección intestinal, se relaciona con las iguanas, tortugas como mascotas, petauros del azúcar, erizos y aves. Las bacterias de la salmonela causan diarrea, fiebre y dolor en el estómago. Los síntomas pueden durar una semana y podrían requerir cuidado hospitalario. Cada año aproximadamente 70,000 personas adquieren la enfermedad a causa solamente de los reptiles. La American Veterinary Medical Association estima que el 3% de los hogares estadounidenses contienen un reptil como mascota.

Animales Salvajes Versus Domésticos
Muchas mascotas exóticas son animales salvajes y como tales son imprevisibles. No están adaptados para estar cautivos. No planee domesticar uno. Aunque son lindos y tiernos cuando son cachorros, una vez que crecen, podrían llegar a ser agresivos o morder.

La American Animal Hospital Association, el Animal Protection Institute, y la Humane Society de los Estados Unidos desalientan a las personas a que mantengan animales salvajes como mascotas. Confinar criaturas salvajes aumenta sus niveles de estrés. Muchos de ellos que están destinados para el mercado de mascotas mueren en el camino.

Bender advierte a las personas a no tocar o intentar ayudar a un mapache huérfano u otro animal salvaje. Llame a las autoridades, que pueden llevar al animal a un santuario de vida salvaje.

Los animales que se venden en tiendas de mascotas podrían no domesticarse. Pregunte de dónde proviene el animal. ¿Fue importado de la vida salvaje o criado en cautiverio?

Marc Morrone, propietario de Parrots of the World Ltd., una tienda de mascotas en Rockville Centre, NY, vende chinchillas, hurones y erizos. Él los considera animales domesticados, debido a que los humanos, a través de la crianza seleccionada, controlan los genes.

Seleccionando y Alojando una Mascota
Morrone cree que "se les debe alentar a los niños a explorar cualquier interés en el mundo natural." Señaló que muchas personas no tienen tiempo para los perros. Pero otros animales pueden ser sensibles y, debido a que están enjaulados, no interferirán con un estilo de vida ocupado. "Un niño que crece cuidando y siendo compasivo con otro organismo va a ser una persona más compasiva."

Bender advierte a los propietarios potenciales de mascotas a optar por un animal que proporcione compañía, que sea bueno para interactuar con él y que no vaya a desechar en un año más o menos debido a que se haya aburrido con él. Él recomienda hámsters, gerbos, cerdos de guinea o ratas criados en los Estados Unidos si quiere una pequeña "mascota de bolsillo" o un pez si quiere un animal de baja manutención. Consulte a su veterinario local sobre una mascota apropiada para sus necesidades.

Si decide seguir adelante con una mascota exótica:
  • Evite monos, tigres, serpientes venenosas, zorrillos y otros animales salvajes.
  • Aprenda todo lo que pueda sobre el animal antes de comprarlo.
  • Revise las leyes locales y estatales con respecto al alojamiento del tipo de mascota que quiere.
  • Hable con alguien que ya tenga ese tipo de animal.
  • Adquiera animales criados en cautiverio en los Estados Unidos: no de vida salvaje exótica.
  • Encuentre un veterinario que esté familiarizado con el tipo de animal que usted está considerando.
  • Lleve al animal para el cuidado médico regular si llega a enfermarse.
  • Compre una jaula, suministros y alimentos apropiados.
  • Evite los reptiles si tiene niños pequeños o si alguien en el hogar tiene un sistema inmunológico comprometido.
  • Nunca libere un animal a la vida salvaje si está cansado de cuidarlo. Puede exponer a los animales nativos a enfermedades.
  • Lave sus manos después de manipular a la mascota o cualquier cosa que haya tenido contacto con el animal.
  • No deje que los reptiles deambulen por la casa.
  • Aleje al animal de la cocina.
  • No bese o toque con la boca a los reptiles.

"Necesitamos contener nuestra sed de animales exóticos," dice Bender. "No sabemos lo que estamos trayendo al país, cómo cuidar apropiadamente a los animales o el impacto que tendrá en nuestra vida salvaje, mascotas y personas."

Mientras tanto, los refugios animales están llenos de gatos y perros que pueden adoptar y que serían mascotas maravillosas y cariñosas. Recuerde que traer cualquier animal a su casa requiere un compromiso en el cuidado y la provisión de alimentos y cuidado médico.

*Ésta es la quinta parte de una serie de cinco artículos sobre animales y su salud.





Fuentes Adicionales:
Animal Protection Institute

Centers for Disease Control and Prevention

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Public Health Agency of Canada

Referencias:
Ostrowski SR, Leslie MJ, Parrott T, et al. B-virus from pet macaque monkeys: an emerging threat in the United States? Emerg Infect Diseases . 1998;4(1).

Pets aren't wild. The Humane Society of the United States website. Disponible en: http://www.hsus.org/ . Accedido marzo 16, 2008.

Wild animals as pets position statement. American Animal Hospital Association website. Disponible en: http://www.aahanet.org/.Accessed Accedido marzo 16, 2008.

Woodward DL, Khakhria R, Johnson WM. Human salmonellosis associated with exotic pets. J Clin Microbiol . 1997;35(11):2786-2790.

Last Reviewed REVIEW IN PROGRESS



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.