Su Corazón Envejece: ¿Qué Está Pasando?
English Version


¿Alguna vez se ha preguntado por qué algunas personas de la tercera edad pueden correr maratones, mientras otras tienen dificultades para levantarse de una silla? Gran parte de esta contradicción tiene que ver con la forma en que envejece el corazón. Actualmente investigadores están estudiando cambios en el corazón relacionados con la edad, tratando de averiguar cómo retrasar (o incluso revertir) algunos de estos cambios. Lo que están encontrando es que muchos de los cambios que ocurren comúnmente dentro del corazón tienen tanto que ver con el estilo de vida como con la edad. Esto significa que al alimentarse más saludablemente y hacer más ejercicio, usted puede ayudar a mantener saludable su corazón a medida que envejece.

Cambios en el Corazón
A medida que envejecemos, es inevitable que se presenten ciertos cambios en el corazón. Incluso en la ausencia de la enfermedad, las paredes del corazón se vuelven más gruesas, el ritmo cardiaco se alenta, la frecuencia cardiaca máxima disminuye y el corazón no bombea tan eficientemente como solía hacerlo. Algunos científicos especulan que algunos de estos cambios ocurren debido a que el corazón se está ajustando (no necesariamente disminuyendo) a medida que pasan los años.

Con cada década que pasa, nuestros corazones se relajan con más lentitud que cuando se es joven, causando que el corazón se llene de sangre con más lentitud, bombee más despacio en reposo y no mantenga el ritmo tan bien como se demanda cuando se hace ejercicio. Estos ajustes hacen que el corazón tenga la dificultad de bombear tan eficientemente como solía hacerlo.

Cambios en las Arterias
A medida que las personas envejecen, sus arterias (que llevan sangre fuera del corazón) se vuelven más rígidas, las paredes se hacen más gruesas y los diámetros se agrandan más. Este proceso, parte de la aterosclerosis (la acumulación de los depósitos grasosos en el interior de las arterias) aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedad cardiaca y apoplejía. Las causas principales de la aterosclerosis incluyen presión arterial alta, nivel de colesterol alto, obesidad y consumo de cigarro.

Cambios de Estilo de Vida: Ejercicio y Dieta
Investigación ha demostrado que el acondicionamiento físico disminuye del 5% al 10% por década: pero no tiene que ser así. Estudios en personas que son de edad mediana y mayores muestran que atletas serios tienen dos veces el acondicionamiento físico de sus coetáneos sedentarios. Los corazones de los atletas mayores funcionan en gran parte como los corazones de sus homólogos más jóvenes. El ejercicio regular causa que el corazón bombee con más eficiencia, incluso cuando se comienza a hacer ejercicio posteriormente en la vida.

El ejercicio aeróbico regular puede disminuir la rigidez de las arterias relacionada con la edad. Las personas que están en mejor forma física sufren menos rigidez en las arterias y más distensibilidad en ellas.

Se ha demostrado que las dietas altas en grasas saturadas y grasas trans aumentan los niveles de colesterol LDL. El nivel alto de colesterol LDL se relaciona con la aterosclerosis, que aumenta el riesgo de padecer apoplejía y enfermedad cardiaca. Al reemplazar las grasas saturadas y grasas trans como la carne roja y la margarina con grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas como el pescado y el aceite de oliva (los cuales aumentan el nivel de colesterol HDL saludable), usted puede disminuir considerablemente la probabilidad de tener depósitos grasosos en sus arterias.

Lo Que Depara el Futuro
Puesto que los investigadores están descubriendo que esto podría no ser por la edad, sino por los cambios relacionados con la edad, que ponen a las personas de la tercera edad en mayor riesgo de padecer insuficiencia cardiaca, más investigación está en curso. Nuevos estudios están tratando de determinar lo que debemos comer y qué tanto ejercicio debemos hacer para prevenir algunos de estos cambios relacionados con la edad. Mayor investigación está examinando cómo los medicamentos y las terapias genéticas pueden prevenir la disminución de la salud del corazón con la edad.

Aunque se está llevando a cabo esta investigación, es importante recordar que hacer ciertos cambios de estilo de vida es una de las formas más seguras y más efectivas para estimular la salud del corazón. Para ayudar a mantener saludable a su corazón a medida que envejece, adopte los siguientes cambios de estilo de vida:

A medida que usted envejece, es importante visitar a su médico regularmente. Al tener controlados los factores de riesgo cardiovasculares, tales como la presión arterial y los niveles de colesterol, puede hacer cambios de estilo de vida y tener acceso a medicamentos antes de que usted padezca enfermedad cardiaca o sufra una apoplejía.




Fuentes Adicionales:
American Heart Association

National Heart, Lung, and Blood Institute

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:
Canadian Cardiovascular Society

Heart and Stroke Foundation of Canada

Referencias:
American Heart Association website. Disponible en: http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=9203 . Accedido julio 7, 2003.

Harvard School of Public Health website. Disponible en: http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/fats.html . Accedido julio 7, 2003.

National Institute on Aging website. Disponible en: http://www.nia.nih.gov/health/pubs/hearts-arteries/p2.htm.Accessed Accedido junio 26, 2003.

Last Reviewed April 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.