Prehipertensión en adultos
English Version

Niveles altos de presión arterial

Puede creer que tiene presión arterial baja o normal y, sin embargo, estar equivocado. Podría tener prehipertensión. Hay prehipertensión cuando la presión arterial ha aumentado, pero no lo suficiente como para recibir tratamiento médico. Cuando se eleva la presión arterial, el riesgo de sufrir hipertensión aumenta considerablemente.

Se diagnostica hipertensión o presión arterial alta cuando se mide un valor de 140/90 mmHg (milímetros de mercurio) o más. Para dar un diagnóstico definitivo, el aumento debe observarse, por lo menos, en dos mediciones. El valor máximo corresponde a la presión sistólica, cuando el corazón se contrae. El valor mínimo corresponde a la presión diastólica, cuando el corazón se relaja.

La prehipertensión es la señal para entrar en acción. Es importante actuar de inmediato para bajar la presión arterial antes de que se requiera tratamiento médico.

Riesgo de prehipertensión
Como se mencionó antes, las personas con prehipertensión son más propensas a tener hipertensión propiamente dicha. También son más propensas a manifestar problemas de salud asociados. Las cardiopatías, el accidente cerebrovascular, las nefropatías y la disminución visual son todas afecciones asociadas a la hipertensión.

Los estudios indican que el riesgo cardiovascular aumenta cuando la presión arterial supera los 115/75 mmHg. De hecho, el riesgo se duplica por cada 20 mmHg que aumente la presión sistólica o por cada 10 mmHg que aumente la presión diastólica.

¿Quién debe hacerse un control?
De acuerdo con la United States Preventive Services Task Force, toda persona a partir de los 18 años debe hacerse controles por hipertensión. Si tiene la presión arterial por encima de lo normal (es decir, por encima de 120/80 mmHg), es probable que el médico le recomiende controlarse más seguido. Las personas con mayor riesgo de hipertensión también deben hacerse controles más seguido. Los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de la enfermedad, ascendencia afroamericana, sobrepeso o tener más de cincuenta años.

Si le resulta difícil ir al médico para medirse la presión arterial periódicamente, piense en comprar un tensiómetro para el hogar. Se consiguen casi en cualquier farmacia.

Tratamiento contra la prehipertensión
A diferencia de la hipertensión, el tratamiento de la prehipertensión, por lo general, no implica tomar medicamentos. La base del tratamiento de la prehipertensión es hacer cambios en el estilo de vida. Estos cambios pueden demorar o prevenir el avance hacia la hipertensión. El Programa Nacional de Educación sobre Hipertensión recomienda:

  • Pierda el exceso de peso.
  • Intensifique la actividad física por lo menos a treinta minutos la mayor parte de los días. Primero, consulte a su médico para saber si está en condiciones de hacer actividad física con regularidad.
  • Lleve una dieta saludable. Incorpore alimentos con bajo contenido de grasas y colesterol, y ricos en granos enteros, frutas y verduras.
  • Reduzca la ingesta de sal diaria.
  • Limite el consumo de alcohol. Esto equivale a no más de dos vasos por día para los hombres y un vaso por día para las mujeres.



RESOURCES:
American Heart Association

National Heart, Lung, and Blood Institute

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Cardiovascular Society

Heart and Stroke Foundation of Canada

References:
Categories for blood pressure levels in adults. National Heart, Lung, and Blood Institute website. Available at: http://www.nhlbi.nih.gov/hbp/detect/categ.htm. Accessed January 14, 2014.

Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, et al. The seventh report of the Joint National Committee on prevention, detection, evaluation, and treatment of high blood pressure. JAMA. 2003;289:2560-2572.

Effect of high blood pressure on your body. National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). National Institutes of Health website. Available at: http://www.nhlbi.nih.gov/hbp/hbp/effect/effect.htm. Accessed January 14, 2014.

Hypertension. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated January 6, 2014. Accessed January 14, 2014.

James PA, Oparil S, et al. 2014 Evidence-Based Guideline for the Management of High Blood Pressure in Adults: Report From the Panel Members Appointed to the Eighth Joint National Committee (JNC 8). JAMA. 2013. [Epub ahead of print.]

Mean systolic blood pressure (SBP). World Health Organization website. Available at: http://www.who.int/gho/ncd/risk_factors/blood_pressure_mean_text/en/index.html. Accessed January 14, 2014.

Prospective Studies Collaboration. Age-specific relevance of usual blood pressure to vascular mortality: a meta-analysis of individual data for one million adults in 61 prospective studies. Lancet. 2002;360:1903-1913.

Last Reviewed January 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.