Salud de los Niños
English Version

Debido a que las personas jóvenes son más sensibles y delicadas que los adultos, muchos padres desean ahorrarle a sus hijos un tratamiento con medicamentos potencialmente perjudiciales, así que ellos cambian a la medicina natural. Sin embargo, este deseo se encuentra con un impulso opuesto: El hecho de que los padres estén preocupados acerca de la salud de sus hijos y estén menos dispuestos a experimentar con tratamientos que podrían o no ayudar. El efecto neto para los padres es con frecuencia un incremento en la ansiedad acerca de cuál curso tomar.

También se presentan otras complicaciones. Por ejemplo, algunos tratamientos favorecidos por la medicina natural son particularmente difíciles de tolerar por los niños (tales como las dietas restrictivas) y el uso de ellas lleva el riesgo de causar daño emocional. Además, muchos médicos alternativos creen que las inmunizaciones son perjudiciales para los niños y tienen una cruzada activa en contra de ellas, mientras que los médicos convencionales presentan a las vacunas como una cuestión de necesidad. 1

El sentido común, afortunadamente, sugiere un medio para atravesar esta confusa situación: La medicina alternativa (especialmente en sus formas más suaves y amigables para los niños) puede ser apropiada para los padecimientos relativamente leves, donde no hay mucho riesgo de daño serio. Siempre que exista un riesgo de enfermedades serias, sin embargo, el diagnóstico medico y el tratamiento son preferibles a los enfoques más especulativos de medicina alternativa.

Para una discusión sobre cuestiones específicas de medicina natural de relevancia particular en niños, vea los siguientes artículos en Terapias Complementarias :

Para información sobre tratamientos naturales de relevancia particular en niños más grandes, vea el artículo completo sobre salud del adolescente .




Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.