Hatha Yoga
  • Panorama General
  • ¿Cómo Se Usa el Hatha Yoga Actualmente?
  • ¿Cuáles Son las Evidencias Científicas del Hatha Yoga?
  • ¿Cuáles Son las Expectativas de una Clase de Hatha Yoga?
  • Cuestiones de Seguridad
  • Referencias
English Version

Panorama General
El hatha yoga, o, como se le llama comúnmente en los Estados Unidos, simplemente "yoga," es un sistema de ejercicios que se deriva de las tradiciones antiguas de la India. Existen muchas escuelas y variedades del hatha yoga, pero todas ellas involucran "asanas," o posturas. Muchas asanas funcionan como ejercicios suaves de estiramiento, aumentando la flexibilidad. Otras fomentan el desarrollo de la fuerza y el equilibrio.

Sin embargo, la práctica de hatha yoga va más allá del ejercicio. Casi siempre forman parte del proceso técnicas especiales de respiración. Además, el hatha yoga se originó en la práctica espiritual Hinduísta tradicional y por lo tanto puede involucrar meditación, cantar coros y consideración de puntos de vista filosóficos y religiosos. (Nota: Hay muchas versiones completamente seculares de hatha yoga.)

Los profesionales creen que el hatha yoga proporciona beneficios por encima y más allá del ejercicio simple. Por ejemplo, se dice que ciertas asanas se dirigen a problemas específicos de salud. Sin embargo, sólo existen evidencias científicas mínimas de que la práctica de hatha yoga en realidad proporciona algunos beneficios médicos bien definidos.

¿Cómo Se Usa el Hatha Yoga Actualmente?
Existen numerosas escuelas específicas de hatha yoga, incluyendo Iyengar yoga, Ashtanga yoga, Kriya yoga, Vini yoga y Bikram yoga, así como hatha yoga "genérica." El yoga se aprende de manera ordinaria por medio de clases grupales baratas, pero es necesaria la práctica regular en casa para progresar en habilidad (y para obtener los beneficios potenciales de salud). Comúnmente las clases están disponibles en centros de bienestar hospitalario, clubes de salud, departamentos de recreación de la ciudad y estudios privados de yoga. También existe una abundancia de cintas de video y libros de yoga para que lo haga usted solo, pero la mayoría de los profesionales serios de yoga advierten contra el aprendizaje de la técnica sin la presencia de un instructor.

¿Cuáles Son las Evidencias Científicas del Hatha Yoga?
Aunque existen algunas evidencias de que el yoga puede ofrecer beneficios médicos, en general estas evidencias no son contundentes. Existen varias razones para esto (incluyendo obstáculos de financiamiento), pero una es fundamental: Incluso con las mejores intenciones, resulta difícil establecer adecuadamente la eficacia de una terapia de ejercicios como el yoga.

Sólo una forma de estudio puede demostrar realmente que un tratamiento es eficaz: El ensayo clínico doble ciego controlado por placebo. Sin embargo, no es posible ajustar al yoga en un diseño de estudio de este tipo. ¡Aunque podría ser posible diseñar una forma de placebo del yoga, sería bastante difícil ocultar la verdad a los participantes y a los investigadores con respecto a quién está practicando el yoga verdadero y quién está practicando el yoga falso!

Por lo tanto, es inevitable cierto compromiso con el estándar más alto de investigación. Desafortunadamente, el compromiso usado en la mayoría de los estudios es menos que óptimo. En estos ensayos clínicos, no se ha comparado al yoga con algún otro tratamiento. El problema con dichos estudios es que un tratamiento - cualquier tratamiento - con frecuencia parece mejor que cualquier otro, debido a una gran cantidad de factores. (Consulte ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? para obtener más información.) Sería mejor comparar el yoga con las formas genéricas de ejercicio, tales como caminar diario, pero hasta aquí este método no ha visto mucho uso.

Dadas estas advertencias, a continuación se presenta un resumen de lo que la ciencia ha averiguado sobre los posibles beneficios médicos del yoga.

Posibles Beneficios del Hatha Yoga
El yoga, al igual que el Tai Chi , ha sido defendido como un medio para aumentar la fuerza, el equilibrio y la función física en los ancianos. Sin embargo, todavía existen pocas pruebas científicas de que el yoga ofrezca dichos beneficios o que sea superior a los ejercicios genéricos como el caminar. 1 También se dice que el hatha yoga alivia la tensión y el estrés . Aunque esto no se ha cuantificado de manera científica, la mayoría de las personas se sienten relajadas después de una sesión de yoga. Existen pocas dudas de que el yoga, como cualquier forma de estiramiento, aumenta la flexibilidad si se practica de manera consistente y por un período prolongado de tiempo.

Evidencias poco convincentes sugieren que el hatha yoga puede ofrecer beneficios modestos para las personas con asma . 2, 3 Por ejemplo, en un estudio controlado, 59 personas con asma leve fueron designadas aleatoriamente para practicar yoga y asistir a una clase general o simplemente asistir a la clase general. 3 Los resultados mostraron mejoras ligeras en el asma en el grupo tratado en comparación con el grupo no tratado. Sin embargo, incluso estos beneficios modestos no duraron; una evaluación 2 meses después no mostró diferencias entre los grupos. Además, como se observó anteriormente, los estudios en los cuales los participantes en el grupo de control no recibieron tratamiento con placebo no son confiables de manera inherente.

En otro estudio, 42 personas con síndrome del túnel carpiano fueron designadas aleatoriamente para recibir ya fuera yoga o una férula para la muñeca por un período de 8 semanas. 10 Los resultados indicaron que el uso del yoga fue más eficaz que la férula para la muñeca. Sin embargo, a los participantes en el grupo de control simplemente se les ofreció la férula para la muñeca y se les dio a elegir entre usarla o no; habría sido preferible para ellos haber recibido la opción con más "glamur," tales como la acupuntura láser falsa o, aún mejor, las posturas falsas de yoga.

Asimismo, se han reportado evidencias poco convincentes con respecto a la posible utilidad del yoga para la depresión4 y la osteoartritis . 6

También se ha promocionado al hatha yoga como tratamiento para la epilepsia (trastorno de ataques), pero una revisión de todos los ensayos clínicos científicos publicados concluyó que todavía no existen evidencias significativas de que sea eficaz. 7

Algunas evidencias sugieren que el hatha yoga no es útil para la dependencia química8 o la presión arterial alta . 9

¿Cuáles Son las Expectativas de una Clase de Hatha Yoga?
Típicamente las clases de yoga duran aproximadamente de 1 a 2 horas. La mayor parte de ese tiempo se pasa practicando diferentes asanas; sin embargo, también puede haber otras actividades como ejercicios de respiración. Generalmente el hatha yoga es una forma suave y anaeróbica de ejercicio. Sin embargo, algunos tipos de yoga, como Iyengar yoga, son físicamente más vigorosos.

Al final de la clase de yoga, muchas personas reportan sentirse relajadas y cómodas y consideran un beneficio significativo por sí solo, Sin embargo, sin la práctica regular en casa, es improbable que la práctica de yoga proporcione algún beneficio a largo plazo. Por esta razón, generalmente los instructores exhortan a practicarlo diariamente, yendo de unos minutos a una hora o más.

Cuestiones de Seguridad
Generalmente el hatha yoga es al menos tan seguro como cualquier otro programa de ejercicios basado en el estiramiento. Sin embargo, existen algunas posiciones de hatha yoga, como pararse de cabeza, que pueden causar lesiones cuando las realiza una persona que todavía no está lo suficientemente avanzada en el yoga o que tiene ciertos problemas de salud como desprendimiento de retina. Un instructor adecuadamente calificado puede ayudarle a evitar lesiones, tomando en cuenta su propio estado de salud individual.




Referencias Luskin FM, Newell KA, Griffith M, et al. A review of mind/body therapies in the treatment of musculoskeletal disorders with implications for the elderly. Altern Ther Health Med. 2000;6:46 - 56. Lewith GT, Watkins AD. Unconventional therapies in asthma: an overview. Allergy. 1996;51:761 - 769. Manocha R, Marks GB, Kenchington P, et al. Sahaja yoga in the management of moderate to severe asthma: a randomised controlled trial. Thorax. 2002;57:110 - 115. Janakiramaiah N, Gangadhar BN, Naga Venkatesh Murthy PJ, et al. Antidepressant efficacy of Sudarshan Kriya Yoga (SKY) in melancholia: a randomized comparison with electroconvulsive therapy (ECT) and imipramine. J Affect Disord. 2000;57:255 - 259. Garfinkel MS, Singhal A, Katz WA, et al. Yoga-based intervention for carpal tunnel syndrome: a randomized trial. JAMA. 1998;280:1601 - 1603. Garfinkel MS, Schumacher HR Jr, Husain A, et al. Evaluation of a yoga based regimen for treatment of osteoarthritis of the hands. J. Rheumatol. 1994;21:2341 - 2343. Ramaratnam S, Sridharan K. Yoga for epilepsy. Cochrane Database Syst Rev. 2000;(3):CD001524. Shaffer HJ, LaSalvia TA, Stein JP. Comparing Hatha yoga with dynamic group psychotherapy for enhancing methadone maintenance treatment: a randomized clinical trial. Altern Ther Health Med. 1997;3:57 - 66. van Montfrans GA, Karemaker JM, Wieling W, et al. Relaxation therapy and continuous ambulatory blood pressure in mild hypertension: a controlled study. BMJ. 1990;300:1368 - 1372. Garfinkel MS, Singhal A, Katz WA, et al. Yoga-based intervention for carpal tunnel syndrome: a randomized trial. JAMA. 1998;280:1601 - 1603.
Last Reviewed agosto 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.