Parálisis de Bell
  • Panorama General
  • Tratamientos Naturales Propuestos para la Parálisis de Bell
  • Referencias
English Version

Panorama General
La parálisis de Bell es el nombre común para una enfermedad en la que la parálisis ataca al séptimo nervio craneal, el cual controla la mayor parte del rostro. Sólo un lado de la cara se ve afectado. Normalmente los síntomas llegan repentinamente y sin causar dolor, y en principio son notados como una caída en el extremo de la boca y una incapacidad para sonreír adecuadamente. Otros síntomas podrían incluir babear, incapacidad para cerrar un ojo del mismo lado, lagrimeo, sentido del gusto afectado y ocasionalmente dolor. Mientras que cualquier persona puede desarrollar la parálisis de Bell, ocurre con mayor frecuencia en mujeres embarazadas y en personas con diabetes, hipertensión o con una infección respiratoria.

El tratamiento convencional para la parálisis de Bell actualmente involucra medicamentos corticosteroides (como la prednisona) y algunas veces el medicamento antiviral acyclovir. Sin embargo, de acuerdo a una revisión publicada en el 2002, no hay evidencia confiable de que cualquiera de los dos medicamentos proporcione beneficio alguno. 1, 2 Un estudio publicado después de la revisión, mostró un ligero beneficio con el tratamiento temprano de corticosteroides de dosis alta. 3

Las medidas de apoyo útiles para la parálisis de Bell incluye el colocar un parche en el ojo afectado durante la noche y usar lágrimas artificiales. La cirugía o estimulación eléctrica del nervio son usados muy rara vez.

Nota: Es esencial la evaluación médica, ya que, en raros casos, la parálisis de Bell podría ser provocada por un padecimiento subyacente que requiere tratamiento específico, como un tumor.

Tratamientos Naturales Propuestas para la Parálisis de Bell
La terapia con oxígeno hiperbárico involucra el respirar oxígeno al 100% a una presión mayor. Es usada tanto por los médicos convencionales como por los alternativos. Un estudio controlado por placebo descubrió que el oxígeno hiperbárico es más efectivo que la prednisona. 4 En este ensayo, un total de 79 personas con parálisis de Bell fueron designadas de manera aleatoria para recibir ya fuera oxígeno hiperbárico (1 hora, dos veces al día, 5 días a la semana, durante 30 sesiones o hasta la recuperación completa) o prednisona. Las pastillas anticonceptivas se dieron junto con terapia hiperbárica y, se dió terapia hiperbárica falsa junto con prednisona. Los resultados mostraron una velocidad significativamente mayor de recuperación, así como un porcentaje más alto de recuperación completa en el grupo de terapia hiperbárica, en comparación con el grupo de prednisona.

Muchos médicos alternativos recomiendan el uso de vitamina B 12 inyectada para tratar la parálisis de Bell. Sin embargo, la única evidencia científica para este enfoque viene de un estudio que no fue doble ciego. 5 (Para información sobre la importancia de un diseño doble ciego, consulte ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? )

Algunas veces se recomiendan otros tratamientos para la parálisis de Bell, aunque sin evidencia de respaldo adecuada, incluyendo acupuntura y biorretroalimentación .




Referencias Salinas RA, Alvarez G, Alvarez MI, et al. Corticosteroids for Bell's palsy (idiopathic facial paralysis). Cochrane Database Syst Rev. 2002;(1):CD001942. Sipe J, Dunn L. Aciclovir for Bell's palsy (idiopathic facial paralysis). Cochrane Database Syst Rev. 2001;(4):CD001869. Lagalla G, Logullo F, Di Bella P, et al. Influence of early high-dose steroid treatments on Bell's palsy evolution. Neurol Sci. 2002;23:107 - 112. Racic G, Denoble PJ, Sprem N, et al. Hyperbaric oxygen as a therapy of Bell's palsy. Undersea Hyperb Med. 1997;24:35 - 38. Jalaludin MA. Methylcobalamin treatment of Bell's palsy. Methods Find Exp Clin Pharmacol. 1995;17:539 - 544.
Last Reviewed septiembre 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.