Reduciendo Su Riesgo de Cáncer Esofágico
English Version

Un factor de riesgo incrementa sus probabilidades de desarrollar cáncer. El modificar los siguientes factores de riesgo puede ayudar a reducir su riesgo de cáncer esofágico.

Lineamientos Generales:
  • Beba alcohol con moderación.
  • No fume.
  • Evite ingerir irritantes.
  • Evite los irritantes del medio ambiente.
  • Trate las condiciones médicas.

Beba Alcohol con Moderación
La forma más importante para reducir su riesgo de cáncer esofágico es el reducir el consumo de alcohol a no más de dos bebidas al día. El consumo de alcohol incrementa sus factores de riesgo en 10-25 veces, dependiendo de la graduación de la bebida. Al combinarlo con fumar, los riesgos se multiplican.

No Fume
El fumar de manera moderada, por sí solo, no incrementa enormemente el riesgo de esta enfermedad en particular, pero promueve muchas otras enfermedades incluyendo muchos otros tipos de cáncer. El fumar en exceso, particularmente "tabaco negro", (término de interés principalmente para los fumadores de pipa), por lo menos duplica su riesgo.

Para mayor información sobre el dejar de fumar, pulse aquí .

Evite Combinar el Alcohol y el Fumar
Se ha comprobado que el efecto combinado del consumo excesivo de alcohol y el fumar tabaco negro multiplica el riesgo de cáncer esofágico en un 100 de probabilidades. El consumo moderado de alcohol combinado con un uso moderado de tabaco (de cualquier tipo) incrementa el riesgo en 10-20 de probabilidades, aunque la indulgencia moderada por sí misma no afecta los riesgos estadísticos. Por lo tanto, beba alcohol con moderación y deje de fumar.

Evite la Ingesta de Irritantes
Algunos irritantes esofágicos han sido identificados. Evite el consumo de estas sustancias para ayudar a reducir su riesgo:
  • Bebidas muy calientes
  • Toxinas que se encuentran en los pepinillos

Evite los Irritantes Ambientales
Los dos irritantes ambientales principales son la radiación y los opiáceos fumados.

No hay mucho que usted pueda hacer acerca de la radiación que ya recibe debido al tratamiento para el cáncer o por una exposición industrial, pero entre más haya estado expuesto a esto, mayores deberán ser sus precauciones en el futuro. El daño por radiación se acumula con el paso de su vida. No fume opiáceos; si lo hace, déjelo.

Trate las Condiciones Médicas
Enfermedad por reflujo de ácido No omita con frecuencia cuidar la acidez estomacal . Esta condición ya no es benigna después de mucho tiempo y puede ser tratada efectivamente con varios medicamentos. Usted puede tomar antiácidos que no requieren receta médica, como Tums o Alka-Seltzer. Si los antiácidos sin receta no le ayudan, vea a su médico. A pesar de esto, se recomienda que alerte a su médico acerca de su condición.

Acalasia Si usted tiene acalasia , hable con su médico acerca de cómo es la mejor forma de tratarla.

Deficiencias nutricionales Estas deficiencias son bastante raras en los países desarrollados. Si su médico sospecha que usted puede tener una, él puede realizar una prueba para descartarlas. Si es así, se le puede recomendar que tome un suplementos vitamínico o mineral para resolver el problema.




Referencias:
Esophageal cancer. National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.nci.nih.gov/cancerinfo/wyntk/esophagus. Accedido el 2 de diciembre de 2002.

Harrison's Principles of Internal Medicine. 14th ed. McGraw-Hill; 1998.

Neoplasms of the esophagus. American Cancer Society website. Disponible en http://www.cancer.org/docroot/home/index.asp. Accedido el 30 de noviembre de 2002.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.