Diagnóstico y Pronóstico de Cáncer de Vejiga
English Version

Revisión de Historial Médico
Su médico le preguntará acerca de su historial de tabaquismo, los tipos de empleos que ha tenido que pudieran haberlo expuesto a agentes causantes de cáncer, y la información acerca de su historial médico (medicamentos usados, historial de otros tipos de cáncer, tratamientos anteriores con radioterapia ). Estas áreas de su historial podrían ayudar a proporcionar pistas con respecto a su riesgo personal de desarrollar cáncer de vejiga.

Su médico también le preguntará acerca de sus síntomas actuales:
  • ¿Ha notado sangre en su orina?
  • ¿Tiene algún síntoma urinario (deseo incrementado de orinar, orinar con más frecuencia, dolor o ardor cuando orina)?
  • ¿Tiene algún dolor abdominal (del vientre) o de espalda?
  • ¿Tiene algún otro síntoma inusual, como fatiga incrementada, energía reducida, apetito disminuido, pérdida de peso, fiebre, pies y/o piernas inflamados, o dolor de huesos?

Examen Físico
Su médico le realizará un examen físico completo. Se pondrá especial atención en el examen abdominal, revisando para ver si se puede sentir alguna masa y verificar cualquier área de sensibilidad o dolor. Dependiendo de sus síntomas, su médico también podría hacer un examen vaginal, pélvico, o rectal, el cual implica la examinación manual en su abdomen, pelvis, y área rectal para determinar si hay masas que se puedan sentir. Estas examinaciones pueden ser un poco incómodas, pero no deberían ser dolorosas.

Examen de Diagnóstico y Citología
Se llevarán a cabo exámenes de orina para revisar la presencia de sangre, infección, u otras células anormales. También se evaluará la citología de las células de orina.

Citología es el estudio de las células. La citología de las células cancerosas difiere considerablemente de las células normales, y los médicos usan las características celulares únicas vistas en las muestras de biopsia para determinar el diagnóstico y valorar el pronóstico de un cáncer. La examinación de citología de la orina buscará la presencia de células cancerosas y también ayuda a determinar si la orina contiene células anormales del riñón o vejiga, lo cual podría indicar cáncer.

Estudios de Imagen
Su médico podría ordenar una variedad de estudios de imagen para verificar la presencia de un tumor en su vejiga y para ver si el tumor está causando alguna obstrucción de los riñones. Los estudios de imagen que se pueden usar incluyen:
  • Tomografía Computarizada - Este tipo de rayos X usa una computadora para producir imágenes transversales del interior del cuerpo.
  • Imagen de Resonancia Magnética - Esta prueba usa ondas magnéticas para producir imágenes del interior del cuerpo. Usando un imán grande, ondas de radio, y una computadora, una imagen de resonancia magnética produce imágenes bidimensionales y tridimensionales.
  • Pielografía intravenosa - Durante esta prueba, se inyecta un medio de contraste dentro de sus venas y se toma una serie de rayos X. El medio de contraste toma su rumbo a través del sistema urinario, permitiendo que los rayos X sean más claros y detallados.
  • Escáner óseo - Un escáner óseo se realiza mediante la inyección de un material radioactivo dentro de la sangre el cual se concentrará en áreas de hueso afectadas por el cáncer. Entonces, tres horas después, usted se recuesta sobre una mesa. Se mueven cámaras especiales lentamente por encima y debajo de la mesa tomando imágenes. Esto permite que el médico vea áreas del hueso que podrían contener células cancerosas. Si están presentes tales áreas, significa que el cáncer se ha propagado más allá de la vejiga.

Biopsia
El médico puede retirar una pequeña muestra de tejido, llamada una biopsia , de su vejiga para examinar células cancerosas. Se insertará un cistoscopio a través de la uretra y dentro de su vejiga. Un cistoscopio es un instrumento muy pequeño con un tubo largo, flexible, y delgado a través del cual el médico puede observar; este tubo tiene una pequeña luz en el extremo para iluminar el interior de la vejiga para su inspección. Durante este procedimiento, se puede examinar y fotografiar el interior de su vejiga.

Además, se pueden pasar instrumentos a través del cistoscopio dentro de la vejiga para retirar pequeñas muestras de tejido (biopsias). Estas biopsias se enviarán al laboratorio para revisar la presencia de cáncer. Los estudios de biopsia (particularmente los que involucran el espécimen completo del tumor extirpado) determinan si el tumor se está confinado a una pequeña cantidad de tejido en un tallo (papilar), o si ha invadido la pared de la vejiga (no papilar). Tipos más invasivos de cáncer de vejiga tienen un índice más alto de metástasis, lo cual significa que es más probable que se propaguen a cualquier otra parte en el cuerpo.

Si su médico encuentra un tumor sospechoso fuera de la vejiga que implica un nódulo linfático, por ejemplo, se puede ordenar una biopsia con aguja. Durante esta prueba, se inserta una aguja pequeña guiada mediante una técnica de rayos X u otra técnica de imagen, dentro del nódulo linfático. Se retira una muestra de tejido y se examina bajo un microscopio para detectar la presencia de células cancerosas.

Extirpación y Examinación del Cáncer
En muchos casos, es importante extirpar quirúrgicamente el cáncer de la vejiga. Esto puede implicar la extirpación total o parcial de la vejiga, incluyendo la pared, o podría implicar la extirpación sólo del cáncer por sí solo del interior de la vejiga, por el contrario dejando la vejiga intacta. En tal situación, el cistoscopio se usa para realizar una resección transuretral del tumor. "Transuretral" significa que no se realiza con una incisión abdominal abierta; en lugar de eso, se pasan instrumentos a la uretra y dentro de la vejiga, y se retira (extirpa) el tumor a través de la uretra.

Los resultados de este procedimiento ayudarán al patólogo a determinar si su tumor es localizado o si ha comenzado a invadir la pared de la vejiga. Aunque la información de la extirpación de su tumor de la vejiga es crucial para determinar un plan adecuado de tratamiento, también es importante intervenir en su tratamiento. Si la resección transuretral indica que el tumor ha invadido la pared de la vejiga, se puede planear un tratamiento más extenso, algunas veces incluyendo cirugía adicional.

Clasificación en Etapas
La clasificación en etapas es el proceso mediante el cual los médicos determinan la extensión de la enfermedad o qué tan lejos se ha propagado el cáncer anatómicamente. Esta información y otros factores, como la edad y el tipo de células cancerosas, determinan el pronóstico. La clasificación en etapas es esencial para tomar decisiones de tratamiento (p.e., cirugía vs. quimioterapia ). Se usan varias características del cáncer para llegar a una clasificación en etapas, las más comunes son el tamaño del tumor original, la extensión de invasión local, y la propagación a los nódulos linfáticos locales y sitios distantes (metástasis). Las clasificaciones en etapa baja (1-2) implican un pronóstico favorable, mientras que las clasificaciones en etapa alta (3-4) implican un pronóstico desfavorable.

Exámenes de Clasificación en Etapas y Clasificación en Grados del Tumor
La clasificación en etapas de cáncer de vejiga implica una variedad de técnicas radiológicas de diagnóstico, como tomografía computarizada e imagen de resonancia magnética. Por otra parte, la clasificación en grados es una descripción microscópica de las células cancerosas, la manera en la que se ven bajo el microscopio y el porcentaje de células que parecen dividirse. Clasificar en grados las células del tumor es un factor importante para el pronóstico particularmente de ciertos tipos de tumores, como los tumores cerebrales. A las células de crecimiento más rápido, más invasivas, y más desorganizadas se les asigna un grado más alto y más grave del tumor.

Biopsia
Los estudios de biopsia determinarán si el tumor está confinado a una pequeña cantidad de tejido en un tallo (papilar), o si ha invadido la pared de la vejiga (no papilar). Tipos más invasivos de cáncer de vejiga tienen un índice más alto de metástasis, lo cual significa que son más propensos a propagarse a cualquier otra parte en el cuerpo.

Exámenes de Revisión
Se puede llevar a cabo (o repetir) una variedad de otros estudios, dependiendo si su tumor está identificado como superficial (confinado al revestimiento interior de la vejiga) o invasivo (se ha propagado dentro de tejidos más profundos de la vejiga, incluyendo la pared). Si usted tiene cáncer de vejiga, es importante determinar si su cáncer de vejiga se ha propagado a otras partes de su cuerpo.

Examinaciones que podrían ayudar a revelar la propagación del cáncer dentro de tejidos y órganos cerca de su vejiga o en cualquier otra parte en su cuerpo incluyen tomografía computarizada, imagen de resonancia magnética, pielografía intravenosa, y exámenes de ultrasonido.

Escáner Óseo
Un escáner óseo se puede llevar a cabo para veri si el cáncer está en sus huesos. Para un escáner óseo, usted recibirá una inyección de un compuesto radioactivo llamado tecnecio, le cual se concentrará en áreas de hueso afectadas por el cáncer. Entonces, tres horas después, usted se recostará sobre una mesa. Se mueven lentamente cámaras especiales por encima y debajo de la mesa tomando imágenes; estas cámaras detectan pequeñas cantidades de radioactividad en el tecnecio inyectado. Esto permite que el médico vea áreas del hueso que podrían contener células cancerosas. Si están presentes tales áreas, significa que el cáncer se ha propagado más allá de la vejiga y se debe tratar ya sea localmente (en el área que se encontró) o sistémicamente (a través de todo el cuerpo). El tratamiento sistémico en el cáncer es importante debido a que puede existir metástasis (tumor que se ha propagado fuera de la vejiga) durante algún tiempo antes que se pueda detectar por escáneres y pruebas.

Sistema de Clasificación en Etapas para Cáncer de Vejiga
Un sencillo sistema de clasificación en etapas para cáncer de vejiga es de la siguiente manera:
  • Etapa 0 : Sólo se identifican células cancerosas en el revestimiento interior de la vejiga. Se considera que es cáncer superficial de la vejiga (algunas veces llamado carcinoma in situ).
  • Etapa I : Se identifican células cancerosas en los tejidos más profundos de la vejiga, pero no en la capa muscular de la vejiga.
  • Etapa II : Se pueden encontrar células cancerosas en los músculos de la vejiga.
  • Etapa III : Las células cancerosas se han propagado a la capa exterior de la vejiga, y podrían haber invadido la próstata (en hombres) o el cérvix, útero, o vagina (en mujeres).
  • Etapa IV : Las células cancerosas se han propagado al tejido que contorna la pared del abdomen y/o pelvis. Pueden haber células cancerosas identificadas dentro de los nódulos linfáticos y/o ubicaciones distantes, como el hígado, pulmones, o huesos.

Etapas de Cáncer de Vejiga

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Pronóstico
El pronóstico es una previsión del curso y/o resultado probables de una enfermedad o condición. El pronóstico se expresa con más frecuencia como el porcentaje de pacientes que se espera que sobrevivan más de cinco o diez años. El pronóstico de cáncer es un proceso notablemente inexacto. Esto es porque las predicciones están basadas en la experiencia de grandes grupos de pacientes que padecen cánceres en varias etapas. Usar esta información para predecir el futuro de un paciente individual siempre es imperfecto y con frecuencia defectuoso, pero es el único método disponible.

Cuando el cáncer de vejiga se diagnostica y trata en sus primeras etapas (etapas 0, I, II), el índice de supervivencia a cinco años es bastante alto; aproximadamente del 94%. Después que el cáncer se ha propagado dentro de la pelvis (etapa III), el índice de supervivencia a cinco años es sólo del 49%, descendiendo al 6% una vez que el cáncer se ha propagado a sitios distantes dentro del cuerpo (etapa IV). Es vital la detección y tratamiento tempranos.




Referencias:
Campell's Urology. 8th ed. New York, NY: Elsevier Science; 2002: 2732-2765.

Cecil Textbook of Medicine. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2002: 633-634.

Conn's Current Therapy. 54th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2002: 720-721.

What you need to know about bladder cancer. National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.cancer.gov/cancerinfo/wyntk/bladder. Accedido diciembre 2002.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.