Cáncer en la infancia: efectos del tratamiento a largo plazo
English Version


Todos los tratamientos médicos implican tanto beneficios como daños potenciales. Esto es cierto respecto de cualquier tratamiento, pero lo es aún más respecto de los tratamientos contra el cáncer. Algunos de estos tratamientos tienen efectos secundarios que se manifiestan incluso después de la curación. Esto se aplica especialmente a los casos pediátricos de tumores cerebrales y leucemia . Gracias a que hoy los niños que sobreviven al cáncer viven más tiempo, los investigadores han comenzando a saber más acerca de los posibles efectos secundarios tardíos de los tratamientos instituidos en la infancia.

El médico hará todo lo posible por elegir un tratamiento que minimice los riesgos futuros y les explicará a usted y su hijo qué esperar. Este artículo lo pondrá al tanto de algunos de los temas que pueden surgir en esa charla. Es importante considerar los posibles efectos secundarios a largo plazo sin perder la perspectiva.

Efectos secundarios a largo plazo de la quimioterapia y la radiación
Muchos tumores malignos se tratan con radiación (rayos de alta energía que matan o reducen el tamaño de las células cancerosas) o quimioterapia (fármacos concebidos para matar las células cancerosas y causar el menor daño posible a los tejidos normales). Dos de los efectos secundarios más preocupantes de la radiación y la quimioterapia son el riesgo de tener un cáncer secundario más adelante y el riesgo potencial de que afecte la fertilidad futura del niño.

Tumores malignos secundarios
Los niños tratados con éxito por un cáncer en la infancia tienen un riesgo bajo aunque mayor que otros niños de padecer en su vida otro tipo de cáncer completamente diferente. Los científicos aún no entienden cabalmente estos tumores malignos secundarios y por ahora no pueden predecir quiénes son propensos y quiénes no. Es probable que este riesgo disminuya en el futuro cuando los médicos utilicen nuevos tratamientos especialmente concebidos para minimizar la aparición de un cáncer secundario.

Cuestiones relacionadas con la fertilidadPara los sobrevivientes:
Si bien la mayoría de los pacientes que sobreviven al cáncer en la infancia pueden tener hijos, los tratamientos contra el cáncer siguen provocando problemas de fertilidad. La radiación y la quimioterapia afectan los porcentajes de embarazo más que otros tratamientos. Pueden reducir la cantidad de esperma en los varones y de óvulos en las niñas. Los varones son más propensos a tener problemas de fertilidad. La edad a la que el niño recibe el tratamiento también puede influir. Por ejemplo, los varones que no han alcanzado la pubertad son menos proclives a tener problemas de fertilidad que los varones que ya son púberes.

Si su hijo está en la pubertad y será sometido a un tratamiento contra el cáncer, hay formas de preservar la fertilidad de antemano. En los varones, esto puede implicar almacenar semen, es decir, recoger y congelar muestras de semen para el futuro, y el uso de escudos protectores sobre los órganos durante la aplicación de la radiación. En las niñas, puede consistir en el congelamiento de óvulos, tratamientos hormonales, intervenciones quirúrgicas conservadoras de los órganos y uso de escudos protectores. Los tratamientos contra el cáncer pueden retrasar la pubertad tanto en los varones como en las niñas.

El médico de su hijo le informará si hay muchas probabilidades de que el tratamiento afecte la fertilidad del niño. Sin embargo, si se daña material genético del tejido testicular u ovárico, el riesgo de que sufra anomalías puede ser más alto.

Para la descendencia de los sobrevivientes
En general, los hijos de los pacientes que han sobrevivido al cáncer en la infancia no son afectados por el tratamiento recibido por su progenitor.

Es importante analizar las opciones antes de que su hijo inicie el tratamiento.

Efectos secundarios asociados con el tumor cerebral
La disminución de las complicaciones del tratamiento de los tumores cerebrales, que suele implicar la extirpación quirúrgica de un tumor seguida de radioterapia administrada en la cabeza o la columna vertebral, sigue siendo un tema delicado para los pacientes, sus padres y los médicos. Si bien se esperan nuevos avances terapéuticos, las complicaciones posteriores a los actuales tratamientos para los tumores cerebrales son más frecuentes y más problemáticas que en muchos otros tipos de cáncer. Cerciórese de que el médico le explique qué tipos de complicaciones pueden preverse después del tratamiento del tumor y los esfuerzos que se harán para minimizarlas. Algunos de los efectos secundarios que aparecen después del tratamiento de los tumores cerebrales son:

  • Cambios en la conducta y el rendimiento escolar
  • Cambios en el ritmo de crecimiento y la madurez sexual
  • Problemas endocrinos, que pueden provocar desequilibrios hormonales
Efectos neurocognitivos
Como ya se dijo, los pacientes que sobreviven a un tumor cerebral suelen tener problemas con el rendimiento escolar. Los niños sometidos a un tratamiento de quimioterapia por leucemia también pueden tener problemas neurocognitivos. Puede observar que a su hijo le cuesta aprender, prestar atención o seguir el ritmo de sus compañeros.

Gracias a que los médicos tienen más conocimientos sobre la posibilidad de que aparezcan problemas neurocognitivos, están tomando medidas para identificar a aquellos niños que pueden manifestarlos a fin de garantizar que reciban apoyo educativo adecuado. La identificación y el apoyo inmediatos pueden ayudarlo a enfrentar y superar estos retos.

Asimismo, algunos centros especializados están desarrollando técnicas de aplicación de la radioterapia dirigidas a minimizar e incluso eliminar los efectos secundarios a largo plazo en niños con tumores cerebrales, sin comprometer la eficacia del tratamiento.

Efectos emocionales del cáncer y del tratamiento contra el cáncer
En los actuales centros pediátricos de atención del cáncer, los médicos y los enfermeros se esfuerzan por reducir el dolor y el miedo relacionados con la enfermedad. A pesar de estos esfuerzos, el cáncer es una enfermedad que infunde miedo y su tratamiento casi siempre acarrea malestares. A pesar de haber recibido la mejor atención médica y de enfermería, a algunos sobrevivientes les reaparecen una y otra vez los recuerdos y la ansiedad asociados con el cáncer, incluso años después de haber terminado el tratamiento. Cuando los miedos y los recuerdos vuelven recurrentemente y con mucha intensidad, los psicólogos pueden diagnosticar un trastorno por estrés postraumático (TEPT). Este trastorno aparece en algunos niños ya curados.

En pos de ayudar a su hijo a no ser víctima del TEPT, es probable que el equipo de oncología hable con él acerca de lo que siente. Muchos centros usan terapias de juego para que los más pequeños puedan expresar sus sentimientos de miedo o ansiedad. Si nota que su hijo sigue preocupado por la enfermedad o tiene recuerdos o sueños perturbadores sobre el proceso de tratamiento, hable con el médico para pedir ayuda psicológica y prevenir así que con el tiempo aparezca el TEPT.

El cáncer y la esperanza
Hoy, la cura es una meta realista para muchos niños con cáncer. Cuanto más informados estén usted y su hijo sobre los efectos tardíos del tratamiento, mejor preparados estarán para manejarlos si aparecen. Si bien es comprensible estar preocupado por las futuras complicaciones, dicha preocupación no debe tener primacía sobre las decisiones terapéuticas potencialmente curativas. No obstante, no deje de hacer preguntas sobre los riesgos a largo plazo y cómo minimizarlos. Lleve un registro minucioso de qué tratamientos recibió su hijo y cuándo. Y busque un médico con el que su hijo pueda entablar una relación de confianza duradera. Su hijo necesitará contar con otra persona además de usted para enfrentar los desafíos que le esperan.




RESOURCES:
American Cancer Society

National Cancer Institute

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Cancer Society

Cancer Care Ontario

References:
Childhood cancers (treatment). National Cancer Institute website. Available at: http://www.cancer.gov/cancertopics/types/childhoodcancers. Accessed February 4, 2014.

Children diagnosed with cancer: late effects of cancer treatment. American Cancer Society website. Available at: http://www.cancer.org/Treatment/ChildrenandCancer/WhenYourChildHasCancer/children-diagnosed-with-cancer-late-effects-of-cancer-treatment. Accessed February 4, 2014.

Female delayed puberty. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated July 15, 2013. Accessed February 4, 2014.

Gurney JG, et al. Endocrine and cardiovascular late effects among adult survivors of childhood brain tumors. Cancer. 2003;97:663-673.

Hobbie WL, Stuber M, et al. Symptoms of posttraumatic stress in young adult survivors of childhood cancer. J Clin Oncol. 2000;18:4060-4066.

Late effects of treatment for childhood cancer. National Cancer Institute website. Available at: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/lateeffects/Patient. Updated January 30, 2014. Accessed February 4, 2014.

Male delayed puberty. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated February 7, 2012. Accessed February 4, 2014.

Morgan ER, Murphy SB. Care of children who are dying of cancer. [Editorial]. NEJM. 2000;342:347-348.

Rourke MT, Hobbie WL, et al. Posttraumatic stress disorder (PTSD) in young adult survivors of childhood cancer. Pediatr Blood Cancer. 2007;49(2):177-182.

Last Reviewed February 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.