Cardiología preventiva: aspirina
English Version


Medicamento (nombre): aspirina
Nombres de marcas y de productos genéricos comúnmente utilizados:
Nombre genérico: ácido acetilsalicílico

Nombres de marcas comunes: Bayer, Bufferin y muchos otros

Categoría general: anticoagulante, antiinflamatorio no esteroideo (AINE), salicilato

Usos actuales
La aspirina se usa para tratar y prevenir varias afecciones. Se puede tomar este medicamento para:
  • Aliviar el dolor
  • Disminuir la fiebre
  • Reducir el riesgo de muerte cuando se sufre un ataque cardíaco, o infarto de miocardio
  • Prevenir un infarto o accidente cerebrovascular

Tomar una aspirina por día también se asocia a una disminución en el riesgo de muertes por cáncer.

Recomendaciones
Para prevenir enfermedades cardiovasculares, el Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés) recomienda el uso diario de aspirina en:
  • Hombres de entre 45 y 79 años de edad
  • Mujeres de entre 55 y 79 años de edad
Se recomienda la aspirina para estos grupos etarios siempre que los beneficios de tomar el medicamento superen los riesgos, como una hemorragia gastrointestinal. Si desea comenzar a tomar una aspirina por día, consulte primero a su médico para asegurarse de que no existen riesgos para usted.

La Asociación Americana del Corazón recomienda la aspirina para pacientes que han sufrido un infarto de miocardio, una apoplejía isquémica (provocada por coagulación sanguínea) o accidentes isquémicos transitorios (AIT), si no existen contraindicaciones. Esta recomendación se basa en evidencia firme de ensayos clínicos que demuestran que la aspirina ayuda a prevenir la repetición de sucesos, como infartos y accidentes cerebrovasculares.

Tome solo la cantidad de aspirina indicada por su médico. Si toma aspirina periódicamente y necesita un medicamento para aliviar el dolor, la fiebre o la artritis, es posible que su médico prefiera que no incremente la dosis de aspirina. Se recomienda consultar con su médico, y así usted sabrá con anticipación qué medicamentos puede tomar.

No deje de tomar este medicamento por ninguna razón sin consultar primero al médico que le indicó tomarla.

Mecanismos para saber cómo funciona
  • Analgésico/antiinflamatorio no esteroideo: inhibe la producción por parte del cuerpo de una sustancia tipo hormona, la prostaglandina, que es una sustancia química que causa dolor al estimular las contracciones de los músculos y la dilatación de los vasos sanguíneos. La aspirina también puede combatir la inflamación en una placa causada por la aterosclerosis.
  • Antitrombótico (anticoagulante)/antiagregante plaquetario: esto evita que las plaquetas liberen la prostaglandina tromboxano, que hace que las plaquetas se amontonen en un coágulo sanguíneo. Esto ayuda a prevenir la formación potencialmente mortal de nuevos coágulos sanguíneos en vasos sanguíneos enfermos.
Efectos secundarios
Interacciones medicamentosas
La aspirina puede interactuar con muchos tipos de medicamentos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Anticoagulantes
  • Medicamentos orales para tratar la diabetes
  • Anticonvulsivos
  • Betabloqueantes
  • Corticoesteroides
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
  • Diuréticos
Asegúrese de hablar con su médico sobre los medicamentos específicos que toma.

Interacciones entre nutrientes y suplementos
Existen muchos tipos de hierbas y suplementos que pueden interactuar con la aspirina. Los ejemplos incluyen:

Para evitar cualquier interacción, es importante que hable con su médico sobre cualquier hierba y suplemento que esté tomando antes de comenzar la terapia con aspirina.

Otras preocupaciones potenciales
Si padece alguna de las siguientes enfermedades, quizás no sea adecuado para usted tomar aspirina debido al riesgo mayor de complicaciones:
  • Enfermedades hepáticas o renales
  • Úlcera péptica u otro trastorno de hemorragia gastrointestinal, o aquellos que estén en riesgo de padecer estos trastornos
  • Alergia o intolerancia a la aspirina o a otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
  • Hemofilia u otros problemas de hemorragia, ya que podría incrementarse la posibilidad de hemorragia
  • Gota; los salicilatos pueden empeorar esta condición y también pueden reducir los efectos de algunos medicamentos usados para tratar la gota
  • Síndrome de asma, rinitis y pólipos nasales
  • Niños y adolescentes con alguna infección viral
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia

La aspirina en bajas dosis aumenta el riesgo de hemorragia gastrointestinal y de accidente cerebrovascular hemorrágico. No usarla sin el consejo del médico si usted tiene un riesgo mayor de padecer estas enfermedades.

A qué estar atento
Algunos ejemplos de efectos secundarios comunes son:
  • Irritación estomacal
  • Náusea/vómito
  • Aumento de hemorragia

Los efectos secundarios graves a tener en cuenta incluyen:
  • signos de hemorragia intestinal, como vomitar sangre o sangre en la materia fecal
  • reacción alérgica a la aspirina




RESOURCES:
American Heart Association

US Food and Drug Administration

CANADIAN RESOURCES:
American Academy of Family Physicians


References:
DynaMed Editorial Team. Aspirin. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Updated December 10, 2010. Accessed December 16, 2010.

Komaroff AL. Harvard Medical School Family Health Guide . New York, NY: Simon & Schuster; 1999.

Lexi-PALS. Aspirin. EBSCO Health Library, Lexi-PALS website. Available at: http://www.ebscohost.com/thisTopic.php?marketID=15topicID=81. Updated March 22, 2010. Accessed December 16, 2010.

Mayo Clinic. Daily aspirin therapy: understand the benefits and risks. Mayo Clinic website. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/daily-aspirin-therapy/HB00073. Updated June 17, 2010. Accessed December 16, 2010.

Salicylates (Systemic). US Pharmacopeia (USP-DI). Available at: http://www.usp.org . Accessed on December 9, 2002

Last Reviewed December 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.