El yodo
English Version


Su cuerpo necesita yodo, un mineral, para funcionar adecuadamente. La tiroides, por ejemplo, utiliza el yodo para elaborar la hormona tiroidea tiroxina. La mayor parte del yodo se encuentra en forma de yoduro. Estos términos suelen utilizarse indistintamente.

Funciones
El yodo ayuda a:

  • Regular el índice metabólico
  • Regular el crecimiento y el desarrollo
  • Promover la síntesis de huesos y proteínas
Ingesta recomendada
Grupo etario Consumo dietético recomendado [RDA] o ingesta adecuada (microgramos/día) Límites máximos [LM] (microgramos/día) de 0 a 6 meses110No se puede determinarde 7 a 12 meses130No se puede determinarde 1 a 3 años90200de 4 a 8 años90300de 9 a 13 años120600de 14 a 18 años150900a partir de los 19 años1501,100Embarazo (hasta los 18 años)220900Embarazo (de 19 a 50 años)2201,100Lactancia (hasta los 18 años)290900Lactancia (de 19 a 50 años)2901,100
Falta de yodo
La deficiencia de yodo puede causar una serie de problemas, que incluyen retraso mental, hipotiroidismo, bocio y otros problemas del crecimiento y el desarrollo. El agrandamiento de la tiroides (bocio) es uno de los primeros signos de deficiencia de yodo. La falta de yodo es particularmente perjudicial para el desarrollo del cerebro, por ejemplo durante el embarazo y en los lactantes. Por esta razón, la Asociación Americana de la Tiroides (ATA) recomienda que las mujeres embarazadas y en período de lactancia tomen un complemento diario que contenga yodo durante el prenatal.

El bocio no es tan común como lo fue alguna vez en los EE.UU. a causa de la sal yodada; sin embargo, la deficiencia de yodo es un problema importante de salud pública en muchas regiones del mundo.

Algunos alimentos, como los nabos y los colinabos crudos, tienen sustancias químicas que pueden causar bocio e inhiben las funciones de la tiroides si se consumen en grandes cantidades. Estas sustancias químicas, llamadas bociógenas, se destruyen cuando se cocinan los alimentos, de modo que los problemas no son frecuentes.

Exceso de yodo
La tiroides también se puede agrandar si se consume demasiado yodo en la dieta, si bien esto no es frecuente en los EE.UU. El bocio tóxico es causado por concentraciones elevadas de la hormona estimulante de la tiroides (TSH). Esto se suele observar en personas que comen muchas algas marinas, lo que agrega una cantidad importante de yoduros a la dieta. Los niveles de yodo de hasta 1 miligramo (más de seis veces el consumo dietético recomendado [RDA]) parecen ser seguros.

Implicancias para la salud
Cuando la tiroides libera menos hormonas que las que necesita el cuerpo, el resultado es hipotiroidismo . Algunos de los síntomas incluyen:

  • Fatiga
  • Cabello grueso y quebradizo; pérdida de cabello
  • Hinchazón facial
  • Piel seca
  • Manos o pies inflamados
  • Intolerancia al frío
  • Aumento de peso
  • Dolor en todo el cuerpo
  • Depresión e irritabilidad
  • Anomalías menstruales o infertili
Cuando se liberan más hormonas que las necesarias, el resultado es hipertiroidismo . Algunos síntomas incluyen:

  • Intolerancia al calor
  • Temblor
  • Agrandamiento de la tiroides (bocio)
  • Palpitaciones del corazón
  • Incremento de sudor
  • Nerviosismo, irritabilidad
  • Enrojecimiento, inflamación y protuberancia de los ojos
  • Falta de aire
  • Aumento de la cantidad de evacuaciones
  • Período menstrual irregular o inexistente
El bajo consumo de yodo puede afectar especialmente a los niños y provocar una condición llamada cretinismo . Si no se trata, esta condición puede conducir a discapacidad intelectual y crecimiento anormal. Los complementos de yodo pueden ayudar a revertir algunos de los efectos. Las personas que consumen poco yodo pueden tener riesgo de contraer cáncer de tiroides , si bien no se sabe exactamente qué causa la enfermedad.

Principales fuentes alimenticias
El yodo se encuentra en forma natural en los alimentos que crecen en el mar o cerca de la costa marina. Los mariscos tienen naturalmente un alto contenido de yodo, al igual que las plantas que crecen cerca del mar. La melaza y la sal yodada también son buenas fuentes de yodo. La mayoría de las personas obtiene abundante cantidad de yodo de la sal yodada que consumen en la dieta, ya que solo ½ cucharadita proporciona suficiente yodo para alcanzar el RDA diario para un adulto. La sal marina que se encuentra en las tiendas de alimentos saludables no es generalmente una buena fuente porque el yodo se pierde durante el procesamiento.

AlimentoTamaño de la porción Contenido de yodo (microgramos) Sal de mesa, yodada1 gramo77Bacalao, cocido85 g99Papa, cocida y pelada1 mediana60Frijoles de lima, cocidos½ taza8Plátanos1 mediana3
Consejos para aumentar el consumo de yodo
En general, hay poca necesidad de aumentar el consumo de yodo. La mayoría de las personas en los Estados Unidos obtienen mucho yodo de la dieta, en buena medida por la sal yodada. Pero si usted usa sal marina (u otro tipo de sal) que no tiene yodo, puede obtenerlo de los mariscos u otras fuentes. Esto también se aplica si su dieta tiene bajo contenido de sodio. Consulte con el médico si desea saber la cantidad de yodo que está consumiendo.




RESOURCES:
EatRight.org - American Academy of Nutrition and Dietetics

Thyroid.org - American Thyroid Association

CANADIAN RESOURCES:
Dietitians of Canada

Thyroid.ca - The Thyroid Foundation of Canada

References
Duyff RL. The American Dietetic Association’s Complete Food and Nutrition Guide. Minneapolis, MN: Chronimed Publishing; 1998.

Garrison R, Somer E. The Nutrition Desk Reference. New Canaan, CT: Keats Publishing; 1995.

Hypothyroidism in children. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated January 22, 2014. Accessed June 10, 2014.

Institute of Medicine. Dietary reference intakes: elements. Institute of Medicine website. Available at: http://www.iom.edu/~/media/Files/Activity%20Files/Nutrition/DRIs/DRI_Elements.ashx. Accessed June 10, 2014.

Iodine. EBSCO Natural and Alternative Treatments website. Available at: http://www.ebscohost.com/biomedical-libraries/natural-alternative-treatments. Updated August 22, 2013. Accessed June 10, 2014.

Iodine. Oregon State University Linus Pauling Institute website. Available at: http://lpi.oregonstate.edu/infocenter/minerals/iodine. Updated March 2010. Accessed June 10, 2014.

Iodine deficiency. American Thyroid Association website. Available at: http://www.thyroid.org/iodine-deficiency. Accessed June 10, 2014.

Iodine fact sheet for health professionals. Office of Dietary Supplements website. Available at: http://ods.od.nih.gov/factsheets/Iodine-HealthProfessional. Updated June 24, 2011. Accessed June 10, 2014.

Papillary thyroid cancer. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated June 2, 2014. Accessed June 10, 2014.

Pennington JAT. Bowes & Church’s Food Values of Portions Commonly Used. Philadelphia, PA: Lippincott-Raven Publishers; 1998

Last Reviewed June 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.