Consejos de Seguridad para las Niñeras: Manteniendo Seguras las Áreas de Juego en el Interior
English Version




Si usted se dedica a cuidar niños pequeños (de 2 a 3 años de edad), ¡no hará mucho estando sentada! Estará jugando con ellos y supervisando sus actividades. Su trabajo será mantenerlos en áreas seguras de juego, de preferencia al alcance de su vista. Mientras estén en el hogar, tendrá que alejarlos de áreas potencialmente peligrosas tales como cocina, baño, taller y áreas de almacenaje. Ellos se mueven rápido, ¡así que tendrá que ser capaz de moverse todavía más rápido!

A continuación se presentan algunos consejos para mantener seguras las áreas de juego de los bebés y niños pequeños:

El Corral
El corral mantiene encerrados a los niños, así que ¿son seguros, verdad? Bueno, generalmente. Pero, existen unas cuantas cosas de las que hay que tomar precauciones.
  • Retire cuerdas de los juguetes que pasen por encima o costados del corral. Pueden causar estrangulación.
  • Si el corral tiene lados a desnivel, siempre deben estar en posición levantada y cerrada con seguridad cuando un niño se encuentre en el corral.

Sillas Altas
Cuando un niño está en una silla alta requiere atención casi constante. Los bebés pueden salirse de una silla alta en un instante si no se les sujeta apropiadamente. Una silla alta inestable puede caerse ¡con el bebé dentro!
  • Asegúrese de que cualquier cinturón de seguridad o correas de la silla alta estén sujetos correctamente.
  • Asegúrese de que la cubierta esté asegurada apropiadamente.
  • No permita que el niño se levante mientras esté en la silla y evite que otros niños se suban en ella.
  • Aleje la silla de las áreas de la casa donde exista mucho tráfico, tales como los pasillos.
  • Aleje la silla de las estufas.
  • Deje la silla lo suficientemente lejos de los muros con el fin de que el niño no pueda impulsarse sobre ellos.

La Cuna
Asegúrese de que la cuna sea tan segura como sea posible hacerla. A continuación se presentan algunos consejos para lograrlo:
  • Verifique cuánto espacio hay entre el colchón y el costado de la cuna. Si el espacio es mayor de dos dedos, la cabeza de un bebé podría quedar atrapada entre ellos y el bebé podría sofocarse. Enrolle un par de toallas y colóquelas en el espacio.
  • Revise las tablillas que se encuentran en el costado de la cuna. Si están separadas por más de 2-3/8 pulgadas, el cuerpo del bebé puede deslizarse entre las tablillas y puede sofocarse.
  • Si el niño tiene la suficiente edad para pararse, los padres deben colocar el colchón en su posición más baja, y la barandilla en el costado en su posición más alta.
  • Revise el soporte del colchón frecuentemente pasa asegurarse de que no se haya descolgado de los paneles extremos.
  • No deje juguetes en la cuna que el niño podría utilizar para escalarla. Sólo deje pequeños juguetes en la cuna.
  • No use juguetes de cuna que podrían tener cuerdas o elásticos adheridos a ellos; pueden estrangular y asfixiar a un bebé.
  • Tenga cuidado con las cunas con perillas decorativas en los postes de las esquinas ya que pueden llevar a la estrangulación. La ropa, cuerdas o collares de los niños pueden quedar atrapados en ellas, especialmente si el niño trata de salirse de la cuna.
  • Los gimnasios de cuna se deben retirar de la cuna cuando el bebé tenga cinco meses de edad o pueda empujarlos con las manos y rodillas. De lo contrario, el bebé puede poner su mentón entre ellos o su ropa puede quedar atrapada en ellos llevando a la estrangulación.

Existen muchas cosas de las que hay que tener cuidado cuando se trata de cuidad niños. Pero lo absolutamente más importante que puede hacer es vigilar a los niños todo el tiempo. Esto le ayudará a prevenir muchas calamidades que se enlistaron en este artículo.




Fuentes Adicionales:
National Safe Kids Campaign

US Consumer Product Safety Commission

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Referencias:
National Safe Kids Campaign. Disponible en: http://www.safekids.org/ .

US Consumer Product Safety Commission. Disponible en: http://www.cpsc.gov/ .

Last Reviewed June 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.