El verano llegó... Y cocinar a la parrilla es fácil
English Version


Es verano y eso solo significa una cosa: ¡temporada de parrilladas! Nada sabe más delicioso que los choclos recién asados en su propia chala, una jugosa hamburguesa asada a la llama o un pollo a las brasas para chuparse los dedos o... Usted entiende de qué estamos hablando. La comida asada es buena comida. Y si bien este tipo de comida tiene tan buen sabor, también puede ser saludable. Pero recuerde: la seguridad siempre es prioritaria cuando se trata de hacer una parrillada.Cocción a la parrilla y elecciones saludables
Cuando piensa en unas costillas asadas, lo saludable no es lo primero que se le viene a la mente. Pero es posible hacer que la cocción a la parrilla sea buena para usted si hace elecciones saludables. Solo requiere un leve esfuerzo. Sin que ello implique sacrificar el sabor. A continuación se presentan algunos consejos para ayudarlo:

  • Elija las carnes más magras para asar: ase pollo, pero sáquele la piel antes de marinarlo o cocinarlo. Si no va a asar pollo, opte por los cortes más magros de carne de res. Cuando haga las compras, busque la palabra “magro” en la etiqueta. Evite las carnes muy grasosas, como los bistecs, las costillas o las salchichas.
  • Ase un jardín de vegetales: cualquier verdura puede asarse, desde cebollas, ajíes, hongos, papas, tomates, berenjenas y zucchinis hasta choclos o zapallo. Solo aplique una delgada capa de aceite de oliva, aceto balsámico o cualquier tipo de marinada. Rocíe con sal y pimienta para saborizar. Acomódelos directamente sobre la parrilla, coloque rebanadas de vegetales en una brocheta o envuélvalos en papel de aluminio.
  • Retire la grasa de la carne antes de asarla: quite el exceso de grasa de los costados de la carne antes de cocinarla y corte la grasa del interior que se puede separar antes de comer.
  • Consuma pequeñas porciones de carne roja: corte la carne en bocados y combínelos con vegetales en una brocheta. Consuma la carne como una guarnición y no como el plato principal.
  • Ase algunas frutas para tomar de postre: ananás, mangos, manzanas, duraznos o bananas. Cualquier fruta se puede asar a la parrilla. Rebane la fruta en grandes trozos o córtela en forma de cubos y acomódelos en una brocheta. Normalmente, la cocción lleva entre seis y ocho minutos; no olvide dar vuelta la fruta de tanto en tanto.

La cocción a la parrilla es una forma segura de comer.
Hacer una parrillada al aire libre es, definitivamente, más relajado y menos formal. Pero siempre debe estar atento a la seguridad alimenticia. A continuación, le damos algunos consejos para evitar las bacterias y divertirse más.

  • Limpie la parrilla cada vez que haga una parrillada: las bacterias pueden proliferar en las partículas de los alimentos que quedan en la parrilla. Mientras la parrilla está aún caliente, con un cepillo de alambre retire las partículas de alimentos que hayan quedado sobre aquella.
  • Nunca use el mismo plato para la carne cruda y cocida: pase la comida a un plato limpio una vez cocida usando un utensilio limpio.
  • Los alimentos para la parrillada no deben quedar afuera, especialmente las carnes: mantenga la comida fría en el refrigerador o en una hielera hasta el momento de asarla.
  • Use una tabla y un cuchillo distintos para las carnes y los vegetales: con el correr de los años, los expertos tuvieron sus idas y vueltas en cuanto a si son mejores las tablas de plástico o de madera. Independientemente del tipo que elija, es buena idea tener dos: una para la carne cruda y una para los vegetales. También es importante lavarlas bien después de usarlas.
  • Lávese las manos antes y después de manipular alimentos: así ayudará a evitar la contaminación cruzada.
  • Deseche o hierva las marinadas: cuando prepare una marinada, separe una parte para usar cuando la carne esté cocida. Si marina carne cruda, hierva la marinada durante un minuto, como mínimo, antes de usarla para untar la carne en la parrilla.
  • Ase la carne hasta que esté cocida, pero no carbonizada: algunos estudios sugieren que es posible que ciertos compuestos cancerígenos (llamados aminas aromáticas heterocíclicas) se forman cuando la carne se carboniza. Raspe las zonas carbonizadas antes de comer la carne asada.
  • Cocine bien la carne: para asegurarse de que la carne esté libre de bacterias; cocínela hasta alcanzar la temperatura interna correcta. Utilice un termómetro de carnes o de “lectura instantánea” para garantizar la exactitud. Aquí consignamos algunas temperaturas correctas:
    • Productos elaborados con carne picada: 160 ºF (grados Fahrenheit)/71 ºC (grados Celsius) o hasta que el interior no esté de color rosado y los jugos sean transparentes.
    • Pescado: 145 ºF (63 ºC)
    • Muslos, pechugas o alas de aves: 165 ºF (74 ºC) o hasta que los jugos sean transparentes.
    • Bistec (término medio a bien cocido): de 145 °F a 170 °F (de 63 °C a 77 °C).
Recuerde que debe dejar reposar la carne durante tres minutos, como mínimo, después de retirarla de la parrilla.

Seguridad para cocinar a la parrilla y manipular el fuego
Si bien asar a la parrilla al aire libre es divertido, puede ser peligroso. Si se olvida de la seguridad cuando hace una parrillada, puede sufrir quemaduras o provocar un incendio. Siga estos importantes consejos de seguridad para asar a la parrilla de manera segura:

  • Antes de utilizar la parrilla por primera vez cada temporada, revísela minuciosamente para cerciorarse de que todas las mangueras estén bien ajustadas y que no haya fugas ni obstrucciones.
  • Nunca utilice agua para controlar las llamas repentinas provocadas por grasa en parrillas de gas.
  • Si tiene un cilindro de propano:
    • Antes de llenar el cilindro de propano, revise si tiene abolladuras, agujeros u otros signos de deterioro.
    • No sobrecargue el cilindro de propano.
    • Siempre controle la fecha de vencimiento. La fecha de vencimiento debe constar en la base del tanque. Si el cilindro es viejo y tiene dudas, hágalo inspeccionar por un proveedor de propano antes de usarlo.
    • Nunca guarde los cilindros de propano bajo techo ni cerca de una parrilla, una fuente de calor o la llama viva.
  • Siempre instale su parrilla en un área abierta al menos a 10 ft (3 m) de distancia de la casa, cobertizo, cerca, árbol u otro material combustible, como hojas o maleza. Tenga en cuenta que el viento sopla las brasas calientes.
  • Es conveniente tener a mano un extintor de incendios.
  • Para prevenir quemaduras, utilice utensilios para parrillada con mango largo o guantes retardadores de fuego.
  • No utilice ropa holgada y tenga cuidado con los cordones que cuelgan de los delantales y las partes inferiores de las camisas.



RESOURCES:
American Academy of Nutrition and Dietetics


CANADIAN RESOURCES:
Dietitians of Canada

Health Canada Food and Nutrition

References
A backyard chef's guide to healthier grilling. American Cancer Society website. Available at: http://www.cancer.org/cancer/news/features/a-backyard-chefs-guide-to-healthy-grilling. Updated May 20, 2013. Accessed October 18, 2013.

Barbecue and food safety. US Department of Agriculture website. Available at: http://www.fsis.usda.gov/wps/wcm/connect/d468f3d9-fb6c-4109-88d7-2931f7132098/Barbecue_Food_Safety.pdf?MOD=AJPERES. Updated May 2011. Accessed October 18, 2013.

Internal cooking temperature chart. What's Cooking America website. Available at: http://whatscookingamerica.net/Information/MeatTemperatureChart.htm. Accessed October 18, 2013.

Tips for safe barbecuing. Hearth, Patio, & Barbeque Association website. Available at: http://static.hpba.org/fileadmin/factsheets/product/FS_SafeBBQ.pdf. Accessed October 18, 2013.

Last Reviewed October 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.