Dispepsia
  • Tratamientos Naturales Propuestos
  • Hierbas y Suplementos Para Usarse Sólo con Precaución
  • Referencias
English Version

La dispepsia es un término para todo lo que incluye una variedad de problemas digestivos como malestar estomacal, gases, distensión, eructos, pérdida del apetito y náusea. A pesar de que varias enfermedades serias pueden causar dolor digestivo, el término "dispepsia" se usa más a menudo cuando no se puede detectar una causa médica identificable. De esta forma, la dispepsia es como una versión estomacal de los síntomas en los intestinos llamada síndrome del intestino irritable .

El enfoque médico estándar para la dispepsia es empezar por buscar una enfermedad identificable como los cálculos biliares , úlceras o el reflujo esofágico . Si ninguno de estos se encuentra, a menudo se indican varios tratamientos sobre una base de ensayo y error, incluyendo medicamentos que reducen el ácido estomacal así como aquellos que reducen los espasmos del tracto digestivo. Los medicamentos cisaprida (Propulsid) y la metoclopramida (Reglan) aumentan el vacío en el estómago, y también han sido probados para la dispepsia. Sin embargo, la cisaprida se ha retirado del mercado, y la metoclopramida causa muchos efectos secundarios.

Se cree que el estrés juega un papel importante en la dispepsia, así como lo hace con el síndrome del intestino irritable. De manera interesante, un estudio de 30 personas con dispepsia descubrió que después de un tratamiento de 8 semanas con placebo, el 80% reportaba que sus síntomas habían mejorado. 1 Esto es excepcionalmente alto para una respuesta al placebo y enfatiza el aspecto emocional de esta enfermedad.

Tratamientos Naturales Propuestos
En Europa, la dispepsia se atribuye comúnmente a un flujo inadecuado de la bilis de la vesícula biliar. Aunque existe pocas pruebas reales de que un trastorno de la vesícula biliar sea verdaderamente la causa de la dispepsia, muchos remedios naturistas que estimulan la función de la vesícula biliar tienen una larga historia de uso para la dispepsia y algunos pueden ser efectivos.

La pimienta de cayena también ha mostrado ser muy prometedora como un tratamiento para la dispepsia. Los aceites esenciales de varias hierbas también pueden ser útiles.

Turmérico
La especia turmérico contiene una substancia, la curcumina, que estimula la contracción de la vesícula biliar. 2,3 Existe alguna evidencia de que la curcumina podría ser efectiva para la dispepsia.

Un estudio doble ciego controlado por placebo que incluyó a 106 personas comparó los efectos de 500 mg de curcumina 4 veces al día contra un placebo (así como, en contra de los tratamientos que venden sin receta médica más populares de la localidad). Después de 7 días, el 87% por ciento del grupo de la curcumina experimentó alivio total o parcial de los síntomas de la dispepsia comparado con el 53% del grupo del placebo. 4

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo cúrcuma .

Combinación de Tratamientos Herbales
Se cree que otras hierbas, aparte de la cúrcuma, estimulan la vesícula biliar, incluyendo la hoja de alcachofa , boldo y la celandina. Se cree que una combinación de estas hierbas, así como de otras hierbas ayudan a la digestión de varias formas, son frecuentemente usadas en Alemania para el tratamiento de la dispepsia.

Una prueba doble ciego de 60 personas a las que les dieron ya sea una combinación de hoja de alcachofa/boldo/celandina o un placebo descubrió mejorías en los síntomas de la indigestión después de 14 días de tratamiento. 7 Efectos positivos similares fueron observados en una prueba doble ciego de 76 individuos a los que se les dio un tratamiento combinado que contenía turmérico y celandina. 8

Además, un estudio doble ciego, controlado por placebo de 60 personas, de 4 semanas, reportó beneficios con un extracto herbal que contenía ibérica amarga. flor de manzanilla , hojas de menta , fruta de alcaravea, raíz de licorice , hojas de toronjil , raíz de angélica, hierbas de celandina y cardo lechoso . 22

Nota: Los reportes han planteado la preocupación de que la celandina puede dañar el hígado. 9 - 11 Además, el uso del boldo es peligroso para las mujeres embarazadas, o personas con enfermedades hepáticas o renales.

Aceites Esenciales de Hierbas Carminativas
Las hierbas que se cree que ayudan al paso del gas son llamadas tradicionalmente "carminativas." Las carminativas clásicas incluyen la alcaravea, manzanilla , eneldo, hinojo, menta , menta verde y cúrcuma . Aceites esenciales hechos de algunas de estas hierbas se han estudiado para el tratamiento de la dispepsia.

Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado por placebo que abarcó 39 individuos encontró que la combinación de aceite de menta verde-alcaravea con capa entérica tomada 3 veces al día durante 4 semanas, redujo de manera significativa el dolor de la dispepsia en comparación con el placebo. 12 Del grupo de tratamiento, al 63.2% se le quitó el dolor después de 4 semanas, en comparación con el 25% del grupo del placebo.

Los resultados de un estudio doble ciego comparativo que abarcaron 118 personas, indica que la combinación de aceite de menta verda y alcaravea es efectivo de manera comparable con el medicamento estándar cisaprida que ya no está disponible. 13 Después de 4 semanas, la combinación herbal redujo el dolor de la dispepsia en un 69.7%, mientras que el tratamiento convencional lo redujo en un 70.2%.

Un preparado de aceites de menta verde, alcaravea, hinojo y ajenjo fue comparado con la metoclopramida en otro estudio doble ciego que abarcó a 60 individuos. 14 Después de 7 días, al 43.3% del grupo del tratamiento se le quitó el dolor en comparación con el 13.3% del grupo de la metoclopramida.

Nota: Los aceites esenciales de las hierbas pueden representar riesgos para la salud. En particular, el ajenjo (la hierba es ajenjo) es peligrosa cuando se toma por un largo período. Se recomienda fuertemente la supervisión de un médico. Para más información, consulte el artículo de aceites esenciales .

Pimienta de Cayena
Una evidencia preliminar indica que el uso oral de la hierba de la pimienta de Cayena puede reducir el dolor de la dispepsia. Esto puede parecer un uso curioso de la hierba; de manera intuitiva, parece que los chiles deben ser duros con el estómago. Sin embargo, y contrariamente a la creencia popular, en realidad los chiles no inflaman los tejidos con los que hacen contacto; de hecho, ¡los chiles ni siquiera son dañinos para la úlceras! 20 Más bien, estos simplemente producen una sensación similar a aquella causada por el daño actual.

He aquí cómo funciona: Todos los chiles contienen una substancia llamada capsaicina. Cuando se aplica a los tejidos, la capsaicina provoca una descarga de químicos llamados "susbtancia P." La substancia P se descarga de forma ordinaria cuando los tejidos están dañados; es una parte del sistema que el cuerpo usa para detectar la lesión. Cuando los chiles descargan artificialmente la substancia P, engañan al sistema nervioso para que crea que se ha producido una lesión. El resultado; una sensación de dolor ardiente.

Cuando la capsaicina se aplica con regularidad a una parte del cuerpo, la substancia P se reduce en ese lugar. Esta es la razón por la que los individuos que consumen muchos chiles desarrollan una tolerancia de forma gradual.

Esta es también la base para varios usos médicos de la capsaicina. Cuando los niveles de substancia P se reducen en el área, todo el dolor de la misma se reduce un tanto. Debido a este efecto, la crema de capsaicina se usa ampliamente para los tratamientos de enfermedades dolorosas como herpes, artritis o neuropatías diabéticas.

El uso oral de la capsaicina también parece reducir la molestia en el estómago. En un estudio doble ciego, a 30 individuos con dispepsia se les dieron ya sea 2.5 gramos diarios de polvo de chile rojo (dividido y tomado antes de cada alimento) o un placebo durante 5 semanas. 21 Para la tercera semana de tratamiento, los individuos que tomaban el chile rojo estaban experimentando significativas mejorías en el dolor, la distensión y náusea en comparación con el placebo, y estas mejorías relativas duraron hasta el final del estudio.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo de la pimienta de cayena .

Otras Hierbas y Suplementos
Un estudio controlado (pero no ciego) de 46 personas indica que el polvo de plátano, un tradicional alimento indio, puede ayudar a tratar la dispepsia. Después de 8 semanas de tratamiento, el 75% de las personas que tomaban el polvo de plátano reportaron un alivio completo o parcial de los síntomas en comparación con el 20% de aquellos que no recibieron tratamiento. 15

Las hierbas con una reputación de relajar un estómago nervioso, tales como la manzanilla , la valeriana y el toronjil a veces también son recomendadas para la dispepsia. Muchas otras hierbas recomendadas para la dispepsia incluyen la raíz de angélica, semillas de anís, cáscara de naranja amarga, cardo santo, cardamomo, centauro, achicoria, raíz de diente de león , canela , clavos, cilantro, uña del diablo , eneldo, genciana , jengibre , marrubio, enebro , cardo lechoso , rábano, romero, salvia, hierba de San Juan , anís de estrella y milenrama .

Un te hecho con los "frutos" o semillas del perejil es un remedio tradicional para los cólicos, la indigestión y los gases intestinales. 18,19

Los niveles reducidos de enzimas digestivas pueden jugar un papel en la dispepsia. Un estudio doble ciego encontró que el uso de complementos con enzima pancreática mejoraban los síntomas después de consumir una comida rica en grasas. 23 Sin embargo, otro estudio controlado por placebo fallo en encontrar a las enzimas pancreáticas útiles para los síntomas de la dispepsia en general. 16

Hidrocloruro de betaína aumenta la acidez del estómago y con este fundamento se propuso como una ayuda digestiva para las personas con acidez estomacal inadecuada. Sin embargo, no hay evidencia de que los niveles de ácidos estomacales reducidos causen los síntomas de la indigestión.

Hierbas y Suplementos Para Usarse Sólo con Precaución
Varias hierbas y suplementos pueden interactuar de manera adversa con los medicamentos utilizados para tratar la dispepsia. Para mayor información sobre este riesgo potencial, consulte el artículo individual del medicamento en la sección de Interacciones con Otros Medicamentos de ésta base de datos.




Referencias Mearin F, Balboa A, Zarate N, et al. Placebo in functional dyspepsia: symptomatic, gastrointestinal motor, and gastric sensorial responses. Am J Gastroenterol . 1999;94:116 - 125. Rasyid A, Lelo A. The effect of curcumin and placebo on human gall-bladder function: an ultrasound study. Aliment Pharmacol Ther . 1999;13:245 - 249. Ammon HP, Wahl MA. Pharmacology of Curcuma longa. Planta Med . 1991;57:1 - 7. Thamlikitkul V, Bunyapraphatsara N, Dechatiwongse T, et al. Randomized double blind study of Curcuma domestica Val . for dyspepsia. J Med Assoc Thai . 1989;72:613 - 620. Kupke D, von Sanden H, Trinczek-Gartner H, et al. An evaluation of the choleretic activity of a plant-based cholagogue [translated from German]. Z Allgemeinmed . 1991;67:1046 - 1058. Niederau C, Gopfert E. The effect of chelidonium- and turmeric root extract on upper abdominal pain due to functional disorders of the biliary system. Results from a placebo-controlled double-blind study [translated from German]. Med Klin . 1999;94:425 - 430. Greving I, Meister V, Monnerjahn C, et al. Chelidonium majus: a rare reason for severe hepatotoxic reaction. Pharmacoepidemiol Drug Safety . 1998;7:S66 - S69. Benninger J, Schneider HT, Schuppan, et al. Acute hepatitis induced by greater celandine (Chelidonium majus). Gastroenterology . 1999;117:1234 - 1237. Strahl S, Ehret V, Dahm H, et al. Necrotizing hepatitis after taking herbal remedies [translated from German]. Dtsch Med Wochenschr . 1998;123:1410 - 1414. May B, Kuntz H-D, Kieser M, et al. Efficacy of a fixed peppermint oil/caraway oil combination in non-ulcer dyspepsia. Arzneimittelforschung . 1996;46:1149 - 1153. Madisch A, Heydenreich CJ, Wieland V, et al. Treatment of functional dyspepsia with a fixed peppermint oil and caraway oil combination preparation as compared to cisapride. A multicenter, reference-controlled double-blind equivalence study. Arzneimittelforschung . 1999;49:925 - 932. Westphal J, Horning M, Leonhardt K. Phytotherapy in functional upper abdominal complaints. Results of a clinical study with a preparation of several plants. Phytomedicine . 1996;2:285 - 291. Arora A, Sharma MP. Use of banana in non-ulcer dyspepsia. Lancet . 1990;335:612 - 613. Kleveland PM, Johannessen T, Kristensen P, et al. Effect of pancreatic enzymes in non-ulcer dyspepsia. A pilot study. Scand J Gastroenterol . 1990;25:298 - 301. Rodriguez-Stanley S, Collings KL, Robinson M, et al. The effects of capsaicin on reflux, gastric emptying and dyspepsia. Aliment Pharmocol Ther . 2000;14:129 - 134. Review of Natural Products . St. Louis, Mo: Facts and Comparisons; 1991: Parsley monograph. Gruenwald J. PDR for Herbal Medicines . Montvale, NJ: Medical Economics; 1998:1023 - 1024. Graham DY, Smith JL, Opekun AR. Spicy food and the stomach. Evaluation by videoendoscopy. JAMA . 1988;260:3473 - 3475. Bortolotti M, Coccia G, Grossi G, et al. The treatment of functional dyspepsia with red pepper. Aliment Pharmacol Ther. 2002;16:1075-1082. Madisch A, Melderis H, Mayr G, et al. A plant extract and its modified preparation in functional dyspepsia. Results of a double-blind placebo controlled comparative study. Z Gastroenterol . 2001;39:511 - 517. Suarez F, Levitt MD, Adshead J, et al. Pancreatic supplements reduce symptomatic response of healthy subjects to a high fat meal. Dig Dis Sci . 1999;44:1317 - 1321.
Last Reviewed agosto 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.