Alcachofa
  • ¿Para qué se Utiliza la Alcachofa Actualmente?
  • ¿Cuál es la Evidencia Científica de la Alcachofa?
  • Dosis
  • Cuestiones de seguridad
  • Referencias
English Version

La alcachofa es una de las plantas cultivadas más antiguas. 1 Primero se cosechó en Etiopía y después se extendió al sur de Europa por medio de Egipto. Su imagen se encuentra en lápidas egipcias antiguas y en altares de sacrificio. Los antiguos griegos y romanos la consideraban una ayuda valiosa para la digestión y reservaron la que entonces era una planta rara para el consumo en círculos de élite. En la Europa del siglo XVI, también se consideró a la alcachofa una verdura "noble" designada para el consumo de la realeza y los ricos.

En la medicina tradicional europea, las hojas de la alcachofa (no los capullos de las flores, que son las partes que comúnmente se cocinan y se comen como verdura) se utilizaban como diurético para estimular los riñones y como "colerético" para estimular el flujo de la bilis desde el hígado y la vesícula biliar. (La bilis es un líquido amarillento-café producido en el hígado y almacenado en la vesícula biliar; está formado por distintas substancias, incluyendo varias que juegan un papel significativo en la digestión.)

En la primera mitad del siglo veinte, los científicos franceses comenzaron la investigación moderna sobre estos usos medicinales tradicionales de la planta alcachofa. 2 Su trabajo sugirió que la planta sí estimula al riñón y la vesícula biliar. A mitad del siglo, científicos italianos aislaron un compuesto de la hoja de alcachofa llamado cinarina, que parecía duplicar muchos de los efectos de la alcachofa íntegra. Las preparaciones de cinarina sintética se utilizaron como un medicamento para estimular al hígado y la vesícula biliar y para tratar el colesterol elevado de la década de 1950 a la de 1980; desde entonces la competencia entre nuevos farmacéuticos ha eclipsado el uso de la cinarina.

¿Para qué se Utiliza la Alcachofa Actualmente?
La hoja de alcachofa (al contrario de la cinarina) sigue siendo usada en muchos países.

La Comisión E de Alemania ha autorizado su uso para "problemas dispépticos". 3Dispepsia es un término bastante impreciso que corresponde a la palabra común "indigestión", indicando una serie de problemas digestivos, incluyendo malestar estomacal, distensión, falta de apetito, náusea y diarrea moderada o estreñimiento.

En Europa, se atribuye comúnmente la dispepsia al flujo inadecuado de la bilis de la vesícula biliar, que es la razón por la que la hoja de alcachofa se utiliza como un tratamiento para esta enfermedad. La evidencia nos dice que la hoja de alcachofa en verdad estimula la vesícula biliar. 4,5,6 Sin embargo, existe poca prueba real de que la disfunción de la vesícula biliar sea de hecho la causa de la dispepsia y los individuos a los que se les ha extraído la vesícula biliar no son particularmente propensos a sufrir de malestar digestivo. No hay evidencia sólida de que el tomar la hoja de alcachofa por sí misma mejore la dispepsia. La única evidencia que sí tenemos proviene de estudios abiertos y una prueba de una combinación de tratamiento herbal que contiene hoja de alcachofa. 7

Una evidencia un tanto mejor sugiere que la hoja de alcachofa podría ayudar a reducir el colesterol . 8

Un número de estudios en animales sugieren que la alcachofa protege al hígado del daño causado por toxinas químicas. 9 Sin embargo, los efectos protectores de la alcachofa al hígado nunca han sido demostrados en pruebas clínicas controladas.

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Alcachofa?
Colesterol Alto
De acuerdo a un estudio doble ciego controlado por placebo , de 143 personas con colesterol alto , el extracto de hoja de alcachofa mejoró de manera significativa las lecturas de los niveles de colesterol. 10 El colesterol total cayó un 18.5% en comparación con un 8.6% en el grupo con placebo; el colesterol LDL al 23% contra el 6%; y el LDL para la proporción de HDL disminuyó al 20% contra el 7%.

Un estudio anterior doble ciego controlado con placebo de 44 personas sanas fracasó al tratar de encontrar alguna mejora en los niveles de colesterol que se atribuyen a la hoja de alcachofa. 11 Sin embargo, los investigadores observaron que los participantes del estudio, en promedio, comenzaron la prueba con niveles de colesterol más bajos de lo normal (debido a un accidente estadístico); por lo tanto, ¡no podía esperarse una mejora!

La hoja de alcachofa podría funcionar al interferir con la síntesis de colesterol. 12 Además de la cinarina, un compuesto de la alcachofa llamado luteolina podría jugar un papel al reducir el colesterol. 13

Dosis
Comisión E de Alemania recomienda tomar 6 g de la hierba seca o su equivalente al día, dividida normalmente en 3 dosis.

Advertencia : Las personas con enfermedad de la vesícula biliar deben usar la alcachofa sólo bajo supervisión médica (vea Cuestiones de Seguridad más adelante)

Cuestiones de seguridad
No se ha asociado a la hoja de alcachofa con efectos secundarios significativos en estudios a la fecha, pero no se ha completado una prueba completa de seguridad. Por esta razón, no debe ser utilizada por mujeres embarazadas o que amamantan. No se ha establecido la seguridad para niños pequeños o para personas con enfermedad hepática o renal grave.

Además, debido a que se cree que la hoja de alcachofa estimula la contracción de la vesícula biliar, las personas con cálculos biliares u otras formas de enfermedad de la vesícula biliar podrían ser puestos en riesgo al usar esta hierba. Dichos individuos sólo deben utilizar la hoja de alcachofa bajo la supervisión médica. Es probable que el aumento de la contracción de la vesícula biliar pueda provocar la obstrucción de los ductos o incluso la ruptura de la vesícula biliar.

Finalmente, los individuos con alergias conocidas a la alcachofa o plantas relacionadas en la familia Asteraceae, tales como el árnica o el crisantemo, deben evitar utilizar la alcachofa o las preparaciones de cinarina.




Referencias Brand N. Cynara scolamus L - the artichoke [translated fromGerman]. Z Phytother . 1990;11:169 - 175. Brand N. Cynara scolamus L - the artichoke [translated fromGerman]. Z Phytother . 1990;11:169 - 175. Blumenthal M, ed. The Complete German Commission E Monographs, Therapeutic Guide to Herbal Medicines. Boston, Mass: Integrative Medicine Communications;1998:84. Kirchhoff R, Beckers CH, Kirchhoff GM, et al. Increase in choleresis by means of artichoke extract. Phytomedicine . 1994;1:107 - 115. Kupke D, von Sanden H, Trinczek-Gartner H, et al. An evaluation of the choleretic activity of a plant-based cholagogue [translated from German]. Z Allgemeinmed . 1991;67:1046 - 1058. Matuschowski P.Testing of Cynara scolymus in the isolated perfused rat liver. 43rd Ann Congr Soc Med Plant Res. Halle; Sept 1996:3 - 7. Kupke D, von Sanden H, Trinczek-Gartner H, et al. An evaluation of the choleretic activity of a plant-based cholagogue [translated from German]. Z Allgemeinmed . 1991;67:1046 - 1058. Englisch W, Beckers C, Unkauf M, et al. Efficacy of Artichoke dry extract in patients with hyperlipoproteinemia. Arzneimittelforschung . 2000;50:260 - 265. Kraft K. Artichoke leaf extract - recent findings reflecting effects on lipid metabolism, liver and gastrointestinal tracts. Phytomedicine. 1997;4:369 - 378. Englisch W, Beckers C, Unkauf M, et al. Efficacy of Artichoke dry extract in patients with hyperlipoproteinemia. Arzneimittelforschung . 2000;50:260 - 265. Petrowicz O, Gebhardt R, Donner M, et al. Effects of artichoke leaf extract (ALE) on lipoprotein metabolism in vitro and in vivo [abstract]. Atherosclerosis. 1997;129:147. Petrowicz O, Gebhardt R, Donner M, et al. Effects of artichoke leaf extract (ALE) on lipoprotein metabolism in vitro and in vivo [abstract]. Atherosclerosis. 1997;129:147. Kraft K. Artichoke leaf extract - recent findings reflecting effects on lipid metabolism, liver and gastrointestinal tracts. Phytomedicine. 1997;4:369 - 378.
Last Reviewed agosto 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.