Artritis Reumatoide
  • Principales Tratamientos Naturales Propuestos
  • Otros Tratamientos Naturales Propuestos
  • Hierbas y Suplementos que Puede Usar Sólo con Precaución
  • Referencias
English Version

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune en la familia general del lupus . Por razones que no se comprenden, en la artritis reumatoide el sistema inmunológico se degenera y comienza a atacar tejidos inocentes, especialmente el cartílago de las articulaciones. Diferentes tejidos se ponen rojos, calientes e hinchados con el embate. Generalmente el patrón de inflamación es simétrico, manifestándose en ambos lados del cuerpo. Otros síntomas incluyen inflamación de los ojos, nódulos o bultos bajo la piel y una sensación general de malestar.

La artritis reumatoide es más común en las mujeres que en los hombres y típicamente se inicia entre las edades de los 35 y los 60 años. El diagnóstico se realiza al relacionar el patrón de los síntomas con ciertos resultados característicos de laboratorio.

El tratamiento médico principalmente consiste en dos categorías de medicamentos: Los medicamentos antiinflamatorios en la familia del ibuprofeno (medicamentos antiinflamatorios no esteroides o NSAID, por sus siglas en inglés) y los medicamentos que pueden ser capaces de poner a la artritis reumatoide en remisión total o parcial, los llamados medicamentos antirreumáticos modificadores de enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés).

Los medicamentos antiinflamatorios alivian los síntomas de la artritis reumatoide pero no cambian la progresión general de la enfermedad, mientras que los DMARD parecen afectar a la enfermedad en sí. Una analogía apropiada podría ser las diferentes opciones disponibles para "tratar" una casa "que padece" de una plaga severa de termitas. Podría quitar los muebles pesados, andar de puntillas en lugar de celebrar bailes públicos y colocar vigas grandes sobre las viguetas. Sin embargo, ninguno de estos métodos haría algo para detener la destrucción gradual de su casa. Estos métodos son como los NSAID y otras técnicas de apoyo en cuanto a que sólo tratan los síntomas.

Un procedimiento más definitivo sería contratar un exterminador para que aniquile a todas las termitas. En términos médicos, esto se describiría como una enfermedad que modifica el tratamiento. Debido a que rara vez los tratamientos médicos para las enfermedades crónicas son tan completamente efectivos como este ejemplo, una analogía más apropiada podría ser el rociar un químico que desacelera la proliferación de las termitas pero que no las detiene.

En la artritis reumatoide, los medicamentos que se cree alteran el curso de la enfermedad (para desacelerarla o detenerla) incluyen compuestos de oro, penicilamina D, antipalúdicos, sulfasalizina, inhibidores TNF y metotrexato. No están relacionados entre sí pero en la práctica funcionan de una manera un tanto similar.

Desafortunadamente, la mayoría de los medicamentos en esta categoría pueden causar efectos secundarios severos. Debido a esta toxicidad, se realizó un procedimiento llamado piramidal en personas con artritis reumatoide. Los médicos iniciaron con NSAID para aliviar el dolor y la inflamación y progresaron con medicamentos sucesivamente más fuertes y más tóxicos sólo cuando los tratamientos básicos fracasaban. Los tratamientos naturales como aquellos descritos aquí también podrían ser útiles en las etapas tempranas.

Sin embargo, en los últimos años, investigaciones han encontrado que el daño articular severo ocurre muy temprano en la artritis reumatoide. Esta evidencia ha provocado que muchas autoridades sugieran un tratamiento temprano y agresivo con medicamentos que modifican la enfermedad para prevenir el daño articular. No obstante, este procedimiento no se ha adoptado en todo en mundo y algunos médicos aún prescriben NSAID para las etapas tempranas de la artritis reumatoide. Los tratamientos descritos aquí pueden ser opciones alternativas razonables.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos
La artritis reumatoide es una enfermedad complicada y ningún procedimiento alternativo la resuelve fácilmente. Incluso si elige usar métodos alternativos, debe mantener visitas regulares con un reumatólogo para vigilar las complicaciones serias. Finalmente, tenga en mente que el tratamiento médico puede ser capaz de disminuir el progreso de la artritis reumatoide. Es improbable que alguna de las opciones alternativas tenga el mismo efecto.

Aceite de Pescado
El aceite de pescado es el único tratamiento natural para la artritis reumatoide con literatura significativa. Según los resultados de por lo menos 13 estudios de doble ciego controlados por placebo que incluyen un total de más de 500 participantes, la complementación con ácidos grasos omega-3 puede reducir de manera significativa los síntomas de artritis reumatoide. 1, 2 Sin embargo, a diferencia de algunos tratamientos estándar, no se ha mostrado que el aceite de pescado disminuya el progreso de la artritis reumatoide. Una dieta vegetariana puede aumentar la efectividad del aceite de pescado para la AR. 67 Consumir mucho pescado también puede ser útil. 9

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre aceite de pescado .

El aceite de linaza se ha ofrecido como un substituto más apetecible que el aceite de pescado, pero parece que no funciona. 8

Otros Tratamientos Propuestos para la Artritis Reumatoide
Boswellia
Boswellia serrata es un árbol parecido a un arbusto que crece en las colinas secas del subcontinente de la India. Es la fuente de una resina llamada salai guggal, que se ha utilizado por miles de años en la medicina de Ayurveda, la medicina tradicional de la región. Es muy parecida a una resina de un árbol relacionado, Boswellia carteri, que también se conoce como frankincense. Históricamente ambas substancias han sido usadas para la artritis.

Investigaciones recientes han identificado los ácidos boswélicos como los probables ingredientes activos en la boswellia. En estudios animales, los ácidos boswélicos han mostrado efectos antiinflamatorios, pero parece que su mecanismo de acción es bastante diferente de aquel de los medicamentos antiinflamatorios. 10 - 13

Un ejemplar de Fitomedicina que fue dedicado a la boswellia repasó brevemente estudios no publicados con anterioridad sobre la hierba. 14 Un par de ensayos clínicos controlados por placebo que incluyen un total de 81 personas con artritis reumatoide encontró reducciones significativas en la hinchazón y el dolor en el transcurso de 3 meses. Además, un estudio comparativo de 60 participantes durante 6 meses encontró que el extracto de boswellia aliviaba los síntomas casi tan bien como la terapia del oro. Sin embargo, tenga en mente que aunque las inyecciones de oro pueden inducir la remisión en la artritis reumatoide, no tenemos evidencia de que la boswellia pueda hacer lo mismo.

Otro estudio de doble ciego no encontró diferencia entre la boswellia y el placebo. 15 La conclusión es que necesitamos realizar más investigaciones para saber a ciencia cierta si la boswellia es un tratamiento efectivo para la artritis reumatoide.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre boswellia .

Uña del Diablo
La hierba de uña de diablo puede ser benéfica en la artritis reumatoide. Un estudio de doble ciego analizó a 89 personas con artritis reumatoide durante 2 meses. El grupo al que se le administró la uña del diablo mostró una disminución significativa en la intensidad del dolor y una mejoría en la movilidad. 16

Otro estudio de doble ciego en 50 personas con diferentes tipos de artritis mostró que 10 días de tratamiento con uña de diablo proporcionaban un alivio significativo del dolor. 17

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo de la uña de diablo .

Otras Hierbas y Suplementos
Evidencia preliminar, incluyendo ensayos clínicos pequeños, apoya el uso de las siguientes hierbas y suplementos para el tratamiento de artritis reumatoide: ácido gamma-linolénico (AGL, que se encuentra en el aceite de onagra y en el aceite de borraja), 30 - 33uña de gato ( Uncaria tomentosa ) 68 y la hierba chinaTripterygium wilfordii (ya sea aplicada de manera tópica o consumida oralmente). 25, 56, 69

Nota:La Tripterygium wilfordii se cree que es insegura para las mujeres embarazadas o nodrizas. 26, 27

Evidencia sumamente preliminar sugiere beneficios potenciales con las siguientes hierbas y suplementos: Mejillón de labios verdes, 62 - 66curcumina , 20, 21metil sulfonil metano (MSM) , 40yuca , 28 y una mezcla de álamo, fresno y vara de oro . 29

Vitamina E tal vez puede reducir el dolor en la artritis reumatoide, pero parece que no reduce la inflamación. 37, 54, 55 Cierta evidencia sugiere que añadir vitamina E, o vitamina E mas otros antioxidantes, a la terapia estándar de la artritis reumatoide podría mejorar los resultados. 39

Los individuos que consumen el medicamento metotrexato para el tratamiento de la artritis reumatoide pueden beneficiarse al consumir suplementos de folato . Parece que el folato reduce los efectos secundarios del metotrexato, incluyendo llagas en la boca, náuseas e inflamación hepática. 57 - 59 Además, los suplementos de folato pueden ayudar a revertir un efecto secundario más sutil del metotrexato: Un aumento en los niveles sanguíneos de la homocisteina . 60, 61 Se cree que los niveles elevados de homocisteina aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Algunas veces los siguientes tratamientos también se proponen como efectivos para la artritis reumatoide, pero todavía hay poca o ninguna evidencia científica para cambiar a: betacaroteno , hidrocloruro de betaína , boro , bardana , pimiento , manzanilla , cobre , matricaria , folato , jengibre , L-histidina , cola de caballo , magnesio , manganeso , molibdeno, ácido pantoténico , D-fenilalanina , pregnenolona , enzimas proteolíticas , pepino de mar, vitamina C y sauce blanco . Los Suplementos de

Zinc han sido evaluados como un tratamiento para la artritis reumatoide, pero en general los resultados del estudio no han sido alentadores. 34, 35, 49 - 53 Otros tratamientos que generalmente han fracasado en demostrar ser efectivos en los ensayos clínicos de doble ciego incluyen colágeno, 46selenio , 47 - 50 y una Mezcla de hierbas ayurvédicas que contiene extractos de ashwagandha , boswelia , jengibre y cúrcuma . 45

Otras Terapias Alternativas
Adoptar una dieta vegetariana podría ayudar a disminuir la artritis reumatoide. 41, 42 Identificar y evitar alergénicos alimenticios también ha sido probado, 43 pero un ensayo clínico controlado no encontró evidencia contundente de beneficios con una dieta baja en grasas saturadas e hipoalergénica. 44

Magnetoterapia ha mostrado cierto tipo de promesa para la artritis reumatoide. 70

Un estudio de doble ciego controlado por placebo examinó el efecto del tratamiento sobre un punto sencillo de acupuntura en 56 personas con artritis reumatoide, pero no logró encontrar beneficios. 71 Sin embargo, usar un punto sencillo de acupuntura para tratar una enfermedad compleja como la artritis reumatoide debe considerarse sumamente cuestionable; el tratamiento normal de acupuntura incluiría muchos puntos.

Para una discusión de los procedimientos homeopáticos para la artritis reumatoide, consulte la base de datos de homeopatía .

Hierbas y Suplementos que Puede Usar Sólo con Precaución
Diferentes hierbas y suplementos pueden interactuar de manara opuesta con los medicamentos para tratar la artritis reumatoide. Para obtener más información sobre este riesgo potencial, consulte el artículo de medicamentos individuales en la sección de Interacciones con Medicamentos de esta base de datos.




Referencias James MJ, Cleland LG. Dietary n-3 fatty acids and therapy for rheumatoid arthritis. Semin Arthritis Rheum . 1997;27:85 - 97. Volker D, Fitzgerald P, Major G, et al. Efficacy of fish oil concentrate in the treatment of rheumatoid arthritis. J Rheumatol . 2000;27:2343 - 2346. Nordstrom DC, Honkanen VE, Nasu Y, et al. Alpha-linolenic acid in the treatment of rheumatoid arthritis. A double-blind placebo-controlled and randomized study: flaxseed vs. safflower seed. Rheumatol Int . 1995;14:231 - 234. Shapiro JA, Koepsell TD, Voight LF, et al. Diet and rheumatoid arthritis in women: a possible protective effect of fish consumption. Epidemiology. 1996;7:256 - 263. Singh GB, Atal CK. Pharmacology of an extract of salai guggal ex- Boswellia serrata , a new non-steroidal anti-inflammatory agent. Agents Actions . 1986;18:407 - 412. Wildfeuer A, Neu IS, Safayhi H, et al. Effects of boswellic acids extracted from an herbal medicine on the biosynethsis of leukotrienes and the course of experimental autoimmune encephalomyelitis. Arzneimittelforschung . 1998;48:668 - 674. Safayhi H, Sailer ER, Ammon HPT. 5-lipoxygenase inhibition by acetyl-11-keto--boswellic acid (AKBA) by a novel mechanism. Phytomedicine . 1996;3:71 - 72. Safayhi H, Boden SE, Schweizer S, et al. Concentration-dependent potentiating and inhibitory effects of Boswellia extracts on 5-lipoxygenase product formation in stimulated PMNL. Planta Med. 2000;66:110 - 113. Etzel R. Special extract of Boswellia serrata (H 15) in the treatment of rheumatoid arthritis. Phytomedicine . 1996;3:91 - 94. Sander O, Herborn G, Rau R. Is H15 (resin extract of Boswellia serrata , "incense") a useful supplement to established drug therapy of chronic polyarthritis? Results of a double-blind pilot study [in German; English abstract]. Z Rheumatol . 1998;57:11 - 16. European Scientific Cooperative on Phytotherapy Harpagophyti radix (devil's claw). Exeter, UK: ESCOP, 1997:5. Monographs on the Medicinal Uses of Plant Drugs, Fascicule 2. European Scientific Cooperative on Phytotherapy Harpagophyti radix (devil's claw). Exeter, UK: ESCOP, 1997:4. Monographs on the Medicinal Uses of Plant Drugs, Fascicule 2. Satoskar RR, Shah SJ, Shenoy SG. Evaluation of anti-inflammatory property of cucurmin (diferuloyl methane) in patients with postoperative inflammation . Int J Clin Pharmacol Ther 1986;24:651 - 654. Deodhar SD, Sethi R, Srimal RC. Preliminary study on antirheumatic activity of curcumin (diferuloyl methane). Indian J Med Res . 1980;71:632 - 634. Tao X, Lipsky PE. The Chinese anti-inflammatory and immunosuppressive herbal remedy Tripterygium wilfordii Hook F. Rheum Dis Clin North Am. 2000;26:29 - 50. Chan WY, Ng TB. Adverse effect of Tripterygium wilfordii extract on mouse embryonic development. Contraception . 1995;51:65 - 71. Takei A, Nagashima G, Suzuki R, et al. Meningoencephalocele associated with Tripterygium wilfordii treatment. Pediatr Neurosurg . 1997;27:45 - 48. Bingham R, Bellew BA, Bellew JG. Yucca plant saponin in the management of arthritis. J Appl Nutr . 1975;27:45 - 50. Huber B. Therapy of degenerative rheumatic diseases. Need for additional analgesic medication with Phytodolor N [translated fromGerman]. Fortschr Med . 1991;109:248 - 250. Zurier RB, Rossetti RG, Jacobson EW, et al. gamma-Linolenic acid treatment of rheumatoid arthritis. A randomized, placebo-controlled trial. Arthritis Rheum . 1996;39:1808 - 1817. Leventhal LJ, Boyce EG, Zurier RB. Treatment of rheumatoid arthritis with blackcurrant seed oil. Br J Rheumatol . 1994;33:847 - 852. Leventhal LJ, Boyce EG, Zurier RB. Treatment of rheumatoid arthritis with gammalinolenic acid. Ann Intern Med . 1993;119:867 - 873. Rothman D, DeLuca P, Zurier RB. Botanical lipids: Effects on inflammation, immune responses and rheumatoid arthritis. Semin Arthritis Rheum . 1995;25:87 - 96. Peretz A, Neve J, Jeghers O, et al. Zinc distribution in blood components, inflammatory status, and clinical indexes of disease activity during zinc supplementation in inflammatory rheumatic diseases. Am J Clin Nutr . 1993;57:690 - 694. Rasker JJ, Kardaun SH. Lack of beneficial effect of zinc sulphate in rheumatoid arthritis. Scand J Rheumatol . 1982;11:168 - 170. Simkin PA. Treatment of rheumatoid arthritis with oral zinc sulfate. Agents Actions Suppl . 1981;8:587 - 596. Edmonds SE, Winyard PG, Guo R, et al. Putative analgesic activity of repeated oral doses of vitamin E in the treatment of rheumatoid arthritis. Results of a prospective placebo controlled double blind trial. Ann Rheum Dis. 1997;56:649 - 655. Knekt P, Heliovaara M, Aho K, et al. Serum selenium, serum alpha-tocopherol, and the risk of rheumatoid arthritis. Epidemiology. 2000;11:402 - 405. Helmy M, Shohayeb M, Helmy MH, et al. Antioxidants as adjuvant therapy in rheumatoid disease. Arzneimittelforschung . 2001;51:293 - 298. Murav'ev IuV, Venikova MS, Pleskovskaia GN, et al. Effect of dimethyl sulfoxide and dimethyl sulfone on a destructive process in the joints of mice with spontaneous arthritis [in Russian]. Patol Fiziol Eksp Ter. 1991;2:37 - 39. Kjeldsen-Kragh J, Haugen M, Borchgrevink CF, et al. Controlled trial of fasting and one-year vegetarian diet in rheumatoid arthritis. Lancet . 1991;338:899 - 902. Nenonen M, Helve T, Hanninen O. Effects of uncooked vegan food "living food" on rheumatoid arthritis, a three-month controlled and randomised study [abstract]. Am J Clin Nutr . 1992;56:762. Darlington LG, Ramsey NW. Review of dietary therapy for rheumatoid arthritis. Br J Rheumatol . 1993;32:507 - 514. Sarzi-Puttini P, Comi D, Boccassini L, et al. Diet therapy for rheumatoid arthritis. A controlled double-blind study of two different dietary regimens. Scand J Rheumatol . 2000;29:302-307. Chopra A, Lavin P, Patwardhan B, et al. Randomized double blind trial of an ayurvedic plant derived formulation for treatment of rheumatoid arthritis. J Rheumatol. 2000;27:1365 - 1372. Cazzola M, Antivalle M, Sarzi-Puttini P, et al. Oral type II collagen in the treatment of rheumatoid arthritis. A six-month double blind placebo-controlled study. Clin Exp Rheumatol . 2000;18:571 - 577. Tarp U. Selenium in rheumatoid arthritis. A review. Analyst . 1995;120:877 - 881. Peretz A, Siderova V, Neve J. Selenium supplementation in rheumatoid arthritis investigated in a double blind, placebo-controlled trial. Scand J Rheumatol. 2001;30:208 - 212. Pandey SP, Bhattacharya SK, Sundar S. Zinc in rheumatoid arthritis. Indian J Med Res. 1985;81:618 - 620. Mattingly PC, Mowat AG. Zinc sulphate in rheumatoid arthritis. Ann Rheum Dis. 1982;41:456 - 457. Dixon JS, Bird HA, Martin MF, et al. Biochemical and clinical changes occurring during the treatment of rheumatoid arthritis with novel antirheumatoid drugs. Int J Clin Pharmacol Res. 1985;5:25 - 33. Job C, Menkes CJ, Delbarre F. Zinc sulphate in the treatment of rheumatoid arthritis. Arthritis Rheum. 1980;23:1408 - 1409. Simkin PA. Oral zinc sulphate in rheumatoid arthritis. Lancet . 1976;2:539 - 542. Kolarz G, Scherak O, El Shohoumi M, Blankenhorn G. High-dose vitamin E for chronic arthritis. Akt Rheumatol. 1990;15:233 - 237. Scherak O, Kolarz G. Vitamin E and rheumatoid arthritis. Arthrit Rheum. 1991;34:1205 - 1206. Tao X, Younger J, Fan FZ, et al. Benefit of an extract of Tripterygium wilfordii Hook F in patients with rheumatoid arthritis: A double-blind, placebo-controlled study. Arthritis Rheum. 2002;46:1735-1743. van Ede AE, Laan RF, Rood MJ, et al. Effect of folic or folinic acid supplementation on the toxicity and efficacy of methotrexate in rheumatoid arthritis: a forty-eight week, multicenter, randomized, double-blind, placebo-controlled study. Arthritis Rheum. 2001;44:1515 - 1524. Griffith SM, Fisher J, Clarke S, et al. Do patients with rheumatoid arthritis established on methotrexate and folic acid 5 mg daily need to continue folic acid supplements long term? Rheumatology (Oxford). 2000;39:1102 - 1109. Ortiz Z, Shea B, Suarez-Almazor ME, et al. The efficacy of folic acid and folinic acid in reducing methotrexate gastrointestinal toxicity in rheumatoid arthritis. A metaanalysis of randomized controlled trials. J Rheumatol. 1998;25:36-43. Van Ede AE, Laan RF, Blom HJ, et al. Homocysteine and folate status in methotrexate-treated patients with rheumatoid arthritis. Rheumatology (Oxford) . 2002;41(6):658-665. Morgan SL, Baggott JE, Lee JY, Alarcon GS. Folic acid supplementation prevents deficient blood folate levels and hyperhomocysteinemia during longterm, low dose methotrexate therapy for rheumatoid arthritis: implications for cardiovascular disease prevention. J Rheumatol. 1998;25:441-446. Huskisson EC, Scott J, Bryans R. Seatone is ineffective in rheumatoid arthritis. BMJ. 1981;282:1358 - 1359. Caughey DE, Grigor RR, Caughey EB, et al. Perna canaliculus in the treatment of rheumatoid arthritis. Eur J Rheumatol Inflamm. 1983;6:197 - 200. Larkin JG, Capell HA, Sturrock RD. Seatone in rheumatoid arthritis: a six-month placebo controlled study. Ann Rheum Dis. 1985;44:199 - 201. Highton TC, McArthur A. W. Pilot study on the effect of New Zealand green mussel on rheumatoid arthritis. N Z Med J. 1975;81:261 - 262. Gibson SLM, Gibson RG. The treatment of arthritis with a lipid extract of Perna canaliculus: a randomized trial. Comp Ther Med. 1998;6:122 - 126. Adam O, Beringer C, Kless T, et al. Anti-inflammatory effects of a low arachidonic acid diet and fish oil in patients with rheumatoid arthritis. Rheumatol Int . 2003;23:27 - 36. Mur E, Hartig F, Eibl G, et al. Randomized double blind trial of an extract from the pentacyclic alkaloid-chemotype of uncaria tomentosa for the treatment of rheumatoid arthritis. J Rheumatol . 2002;29:678 - 81. Cibere J, Deng Z, Lin Y, et al. A randomized double blind, placebo controlled trial of topical Tripterygium wilfordii in rheumatoid arthritis: Reanalysis using logistic regression analysis. J Rheumatol . 2003;30:465 - 467. Segal NA, Toda Y, Huston J, et al. Two configurations of static magnetic fields for treating rheumatoid arthritis of the knee: double-blind clinical trial. Arch Phys Med Rehabil . 2001;82:1453 - 1460. David J, Townsend S, Sathanathan R, et al. The effect of acupuncture on patients with rheumatoid arthritis: a randomized, placebo-controlled cross-over study. Rheumatology (Oxford). 1999;38:864 - 869.
Last Reviewed agosto 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.