Cambios en el Estilo de Vida para Controlar la Enfermedad Drepanocítica
English Version

Aunque los cambios en su estilo de vida no curarán la enfermedad drepanocítica, el cuidar bien de usted mismo puede reducir la frecuencia y severidad de las crisis agudas drepanocíticas y quizás prevenga otras complicaciones.

Indicaciones Generales para Controlar la Enfermedad Drepanocítica
  • Consuma una dieta balanceada, incluyendo un complemento de ácido fólico.
  • Beba suficiente agua.
  • Evite el ejercicio excesivo.
  • Descanse lo suficiente.
  • Guarde reposo en cama durante una crisis drepanocítica.
  • Evite el estrés emocional y físico.
  • Considere unirse a un grupo de apoyo.
  • Evite los factores que puedan empeorar su condición o que causen una infección
Consuma una Dieta Balanceada, Incluyendo un Complemento de Ácido Fólico
Una buena alimentación puede mejorar su bienestar en general, estimulando su sistema inmune, mejorando la capacidad de su cuerpo para combatir una infección, y optimizar la capacidad de su cuerpo para producir más glóbulos rojos para compensar la anemia de la enfermedad drepanocítica. El ácido fólico, en particular, es importante para la producción de glóbulos rojos.

Beba Suficiente Agua
Es importante que beba al menos ocho vasos llenos de agua al día. Si usted permite que se deshidrate, se arriesga a tener más problemas con su acumulación de glóbulos rojos y con el bloqueo en sus vasos sanguíneos, conllevando a una crisis drepanocítica.

Evite el Ejercicio Excesivo
Aunque el ejercicio razonable es importante para edificar la fuerza y para mantener la energía, usted necesita hablar con su proveedor de servicios de la salud acerca de qué tipos de ejercicios son los mejores para usted. Desafortunadamente, la actividad física estenuante puede disminuir los niveles de oxígeno de su cuerpo, lo que incrementa su riesgo de tener una crisis drepanocítica.

Descanse lo Suficiente
Mantenerse bien descansado le permitirá que su cuerpo se mantenga tan saludable como le sea posible.

Guarde Reposo en Cama Durante una Crisis Drepanocítica Aguda
Es importante que permanezca en cama durante una crisis drepanocítica aguda. Esto reduce la necesidad de su cuerpo de oxígeno y quizás disminuya el potencial daño de órganos y tejidos.

Desarrolle buenas líneas de comunicación con su doctor para que sepa cuándo llamarlo debido a los síntomas. Asegúrese de buscar atención médica rápida para cualquier enfermedad asociada con una fiebre de 38.5°C o mayor.

Evite el Estrés Físico y Emocional
Se cree que tanto el estrés físico como emocional son desencadenantes de una crisis drepanocítica aguda. Aprender a evitar estos tipos de estrés y el enseñarse cómo relajarse pueden ser claves para mejorar la salud.

Considere el Unirse a un Grupo de Apoyo
El conocer y hablar con otras personas que estén lidiando con la enfermedad drepanocítica puede ser muy útil. Lidiar con una enfermedad crónica es extremadamente estresante y provoca ansiedad. El compartir estrategias para lidiar con el problema con otras personas que entienden los retos que usted está enfrentando puede ayudar a aliviar algo de su estrés.

Evite los Factores que Puedan Empeorar Su Condición o Causar una Infección
Evite el tabaco, la cocaína, las metanfetaminas y el alcohol puesto que éstos han mostrado causar dolorosas crisis.

No posea tortugas, serpientes o lagartijas como mascotas, pues estos animales pueden transmitir la bacteria de la salmonela la cual es particularmente peligrosa para las personas con la enfermedad drepanocítica. Cocine cuidadosamente el pollo y los huevos antes de comerlos: estos alimentos son posibles fuentes de salmonela.




Referencias:
Cecil Textbook of Medicine . 22nd ed. W.B. Saunders Company; 2003.

National Heart, Lung, and Blood Institute website. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/ .

Sickle Cell Disease Association of America website. Disponible en: http://www.sicklecelldisease.org/ .

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.