Otros Tratamientos para Apoplejía
English Version

El tratamiento para el episodio agudo de una apoplejía es médico o quirúrgico, pero las terapias médicas son mucho más comunes. Una vez que termina el episodio agudo y su condición se ha estabilizado, comienza el proceso de rehabilitación.

Para Controlar el Déficit en el Lenguaje
Su capacidad de hablar o entender la palabra hablada podría verse afectada por su apoplejía. La terapia de lenguaje le ayudará a recuperar esta importante capacidad. Puede tomar considerable tiempo y esfuerzo.

Para Controlar la Alteración del Modo de Andar u Otros Déficits en Habilidades Motrices Gruesas
Usted podría tener dificultad con el caminar, e incluso tal vez sólo el incorporarse podría requerir reentrenamiento extenso de los principales grupos de músculos y coordinación. Podría necesitar usar auxiliares para caminar, como un bastón o refuerzos, para compensar a los músculos debilitados. La terapia física será una parte muy importante para maximizar su recuperación. Durante sesiones regulares de terapia, un terapeuta físico le puede enseñar a desplazarse después que una apoplejía ha causado debilidad de las piernas o el cuerpo.

Investigadores revisaron cuidadosamente nueve estudios publicados, que involucraron 1,258 pacientes que recientemente habían sufrido una apoplejía, para determinar si la terapia ocupacional enfocada hacia las actividades personales de la vida diaria fue benéfica. Ellos encontraron que la terapia ocupacional mejoró significativamente las actividades personales de la vida diaria (p.e., alimentarse, vestirse, bañarse, ir al baño, y "desplazarse" en entornos sociales) y redujo el riesgo de malos resultados de salud (p.e., muerte, deterioro, o dependencia en actividades personales de la vida diaria). *

Para Controlar Déficits en Habilidades Motrices Finas
Las manos y brazos también podrían sufrir una apoplejía. Usted podría tener que volver a aprender a hacer cosas que una vez sintió que eran simples, como escribir o alimentarse usted mismo, todo una vez más. Los terapeutas ocupacionales tienen numerosos aparatos de ayuda para mejorar estas funciones cuando son dañadas por una apoplejía.

Para Controlar la Dependencia
Por primera vez en su vida adulta, usted podría tener que depender de otras personas para alimentarlo, desplazarlo, vestirlo, llevarlo al baño, incluso sólo a permanecer vivo. Éste es el aspecto más difícil de la apoplejía para la mayoría de personas.

Además de la familia y amigos, hay muchos cuidadores profesionales con las habilidades para ayudarlo con sus actividades de la vida diaria. Su médico y otros miembros de su equipo de cuidado de la salud lo conectarán con la ayuda que necesitará.

La recuperación podría suceder en un lapso de días o podría durar meses. Junto con su equipo de tratamiento, establezca objetivos razonables y determine hacer su mayor esfuerzo para alcanzarlos.

Consideraciones Especiales
Su mejoría podría continuar durante muchos meses. Mientras lo hace, sus necesidades cambiarán. Desempeñe una función activa al decidir qué es mejor para usted en cada etapa. Sea parte del equipo de tratamiento.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud
Desde el momento en el que llega a la sala de emergencias, estará en contacto constante con los profesionales en el cuidado de la salud mientras duren sus síntomas. Su equipo le dará una lista de eventos que requieren que los contacte y una indicación de qué tan urgente es cada evento. En la parte superior de la lista estará cualquier síntoma neurológico nuevo o recurrente. Una vez que haya tenido una apoplejía, su probabilidad de tener otra es mucho mayor. Mientras usted mejora, asegúrese que su médico sepa su progreso para que el tratamiento pueda ser modificado como corresponda.




Referencias:
American Occupational Therapy Association website. Disponible en: http://www.aota.org/ .

American Physical Therapy Association website. Disponible en: http://www.apta.org//AM/Template.cfm?Section=Home .

American Speech-Language-Hearing Association website. Disponible en: http://www.asha.org/default.htm .

Kasper DL, Braunwald E, Fauci A, Hauser S, Longo D, Jameson JL. Harrison's Principles of Internal Medicine. 16th ed. New York: McGraw-Hill; 2004.

National Stroke Association website. Disponible en: http://www.stroke.org/ .

Updated For Managing Gait Disturbance or Other Gross Motor Deficits section on 10/22/2007 according to the following study, as cited by http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php : Legg L, Drummond A, Leonardi-Bee J, et al. Occupational therapy for patients with problems in personal activities of daily living after stroke: systematic review of randomised trials. BMJ. 2007 Sep 27. [Epub ahead of print]

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.