Síntomas del Trastorno de Ansiedad Social
English Version

Si usted tiene trastorno de ansiedad social, podría tener los siguiente síntomas durante interacciones sociales:
  • Sonrojarse
  • Sudoración excesiva
  • Temblores
  • Garganta y boca resecas
  • Tirones musculares
  • Ansiedad intensa
  • Mareos
  • Latidos cardiacos acelerados

Estos síntomas visibles pueden aumentar el miedo a la desaprobación y los síntomas por sí mismos pueden volverse un foco adicional de miedo. El miedo a los síntomas puede crear un círculo vicioso: usted quizás se preocupe por tener estos síntomas, lo cual lo vuelve más propenso a experimentarlos en realidad.

Cualquier situación pública, familiar o no, formal o informal, puede ocasionar los síntomas del trastorno de ansiedad social. Ejemplos comunes incluyen:
  • Ser molestado o criticado
  • Ser el centro de atención
  • Conocer gente nueva
  • Interactuar con figuras de autoridad
  • Interactuar con miembros del sexo opuesto
  • Comer, escribir o hablar en público
  • Utilizar baños públicos

El trastorno de ansiedad social puede separarse en dos categorías. El tipo específico o de desempeño está limitado a sólo un tipo de situación, como el miedo a hablar en situaciones formales o informales, o comer o beber en frente de otros. Con la forma más severa, (el tipo generalizado de trastorno de ansiedad social), usted quizás experimente síntomas casi en cualquier momento en que se encuentre rodeado por otras personas.




Referencias:
National Institute of Mental Health website. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/

Anxiety Disorders Association of America website. Disponible en: http://www.adaa.org/

Schneier FR. Clinical practice. Social anxiety disorder. N Engl J Med. 2006;355:1029-1036.

Last Reviewed septiembre 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.