Factores de Riesgo para Sinusitis
English Version

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar sinusitis con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar sinusitis. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Factores de riesgo para sinusitis incluyen los siguientes:

Fumar
Fumar cigarros o puros y la exposición regular a humo de segunda mano incrementa su riesgo de desarrollar sinusitis.

Ciertas Condiciones Médicas
Las siguientes condiciones médicas incrementan sus probabilidades de contraer sinusitis:
  • Un reciente resfriado
  • Medicamentos, como el uso prolongado de aerosoles descongestionantes
  • Obstrucción nasal a causa de:
  • Alergias
  • Algunas enfermedades crónicas, incluyendo:
  • Lesión en la cabeza o una condición médica que requiera la inserción de un tubo en la nariz

Edad
En general, las personas de la tercera edad y las personas jóvenes tienen un riesgo más alto de desarrollar infecciones del tracto respiratorio, incluyendo sinusitis.

Sexo
Las mujeres tienen una probabilidad más grande de desarrollar sinusitis que los hombres.

Origen Étnico
Las personas de raza blanca y negra tienen un riesgo más alto de desarrollar sinusitis que los hispanos.

Factores Ambientales
  • Viajar a altitudes elevadas
  • Contaminación del aire
  • Vivir en la región nor-central o del sur de los Estados Unidos
Actividades
Volar en avión y nadar incrementan su probabilidad de contraer sinusitis.




Referencias:
Conn's Current Therapy. 54th ed. W.B. Saunders Company; 2002.

National Institute of Allergy and Infectious Diseaseswebsite. Disponible en: http://www3.niaid.nih.gov/ .

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.